.

.

.

.

Google+ Badge

.

EL ARTE OSCURO

↑ Grab this Headline Animator

GOTICO

↑ Grab this Headline Animator

lunes, 19 de diciembre de 2011

Escatología (religión)



Escatología (religión)








La tradición cristiana recoge en el último libro de la Biblia las visiones de un profeta sobre el fin de los días. En el cuadro los cuatro jinetes del Apocalipsis.
Escatología es el tratado de las realidades últimas (muerte, el juicio final, el infierno y la gloria o cielo) y de las teorías apocalípticas religiosas (laescatología cristiana, el milenarismo y los movimientos apocalípticos).1
Escatológica: dícese de la dicotomía entre la ciencia formal y una rama de la filosofía que estudia los principios de la demostracion e inferencia valida.


Etimología y otras definiciones

El término proviene del griego éskhatos: ‘último’ y logos: ‘estudio’. Es decir, trata de los éskhata, o realidades últimas.1
Ampliando esta definición se puede decir que la escatología es también el tratado de las esperanzas últimas de una religión o sistema filosófico.
Algunas definiciones más complementarias lo conceptualizan de esta manera:
  • Es la doctrina de las cosas últimas del mundo y del hombre. Las cosas últimas son la muerte, el juicio final, el infierno y la Gloria o cielo (según el Lexicón alemán).
  • Es el estudio teológico de las realidades últimas, es decir, posteriores a la vida terrenal del hombre y a la historia humana (según el P. Cándido Pozo).
  • Es la reflexión creyente sobre el futuro de la promesa, aguardado por la esperanza cristiana (según J. R. de la Peña).

Escatología y escatología

En español, el término escatología puede estar referido a dos cosas completamente diferentes: el ‘conjunto de creencias referentes al fin de los tiempos’ (de éskhatos: ‘último’) y también el ‘estudio del excremento’ (de skatós: ‘excremento’). Para los ingleses, nuestro sonido de jota se escribe como una hache o más claramente como una 'kh', como en Akhenaton (nuestro Ajenatón), Khakasia (Jakasia), Kharkov (Járkov), Khartum (Jartum) o Khuzestan (Juzestán). Sin embargo, el idioma español trasliteró dos fonemas distintos (la cappa y la ji griegas) con la misma letra c, por lo que los dos conceptos distintos quedaron homónimos.
Al respecto, es interesante la observación que hace el R.P.Leonardo Castellani S.J.:
Esjatológico: ¿por qué "esjatológico" con jota? Porque así debe ser. Hay dos palabras morfológicamente parecidas en español: “escatológico”, que significa pornográfico —de skatós, término griego que significa ‘excremento’— y “esjatológico”, que significa ‘noticia de lo último’ —de éskhaton, 'lo último'— las cuales son confundidas hoy día, por descuido o posdescuido o ignorancia o periodismo, incluso en los diccionarios (Espasa, Julio Casares); de modo que, risueñamente, el apóstol San Juan resulta un escritor ¡pornográfico o excremental! Yo hago buen uso; si el buen uso se restaura, mejor, si no, paciencia. Poco cuidado con nuestra lengua se tiene hoy día.
Leonardo Castellani, El Apokalypsis de san Juan (pág. 313). Buenos Aires: Dictio, 1977.

Tipos de escatología

Para un estudio concreto se divide en:
  • Escatología general o anteposhistórica (que quiere decir, antes del fin de la historia): se ocupa del destino de la humanidad y del universo.
  • Escatología particular o posmortuoria: se ocupa del estado del ser humano después de su muerte.
En un sentido más estricto, implica una visión lineal histórica que inicia en un momento concreto que va hacia el fin de todo lo que existe.

Mitología y escatología

Fin del mundo (mitología)
Hay diversas referencias escatológicas en la mitología egipciagriegaromana y escandinava en las cuales se da más importancia al hombre que al universo, así como la existencia del juicio final, elcielo y el infierno.
Cada religión tiene su propia visión escatológica, así como en la mitología, según cómo se interprete el devenir de los tiempos.

Escatología mazdeísta

Dentro del contenido religioso del mazdeísmoZoroastro describió con gran detalle la llegada del juicio final con el último enfrentamiento entre Ahura Mazda (el Bien) y Angra Mainyu (el Mal), que produciría grandes catástrofes y aceleraría la llegada de un salvador, descendiente del linaje del propio Zoroastro, quien sería el encargado de llevar a la victoria a las fuerzas del Bien.
En el juicio final se decide el destino de la humanidad y la reconciliación entre una parte de ésta y Ormuz (el Bien), que conlleva el fin del Mal.

Escatología budista

En China, al introducir el culto al buda Maitreya también se introdujo en esta religión un componente escatológico, del cual en los tiempos futuros, decaerá de gran manera que propiciaría en regreso de Maitreya para iniciar una nueva época de paz y esperanza.

Escatología hindú

En el hinduismo no hay una sola escatología determinada;
Hay una escatología de los universos materiales, que se destruyen cíclicamente. Existe una destrucción parcial del universo, que sucede cada final del «día» de Brahmā (cuando este dios se duerme, al final de cada uno de sus largos «días») y existe una destrucción total de todos los universos, cuando Vishnú los «aspira» como moléculas de su respiración, al final de la vida de Brahmā (que dura exactamente 100 de sus «años»).
También hay una escatología personal, cuando el alma espiritual abandona el cuerpo material en el momento de la muerte. Recibe un juicio por parte del deva Iamarásh (el regente de la muerte), quien de acuerdo con su buen o mal karma (‘actividades’ pasadas) recibe una pena: volver a nacer en algún planeta de este universo.
Si el alma se comportó bien, irá a nacer en un planeta superior paradisíaco (el cielo o suarga), y una vez que haya «gastado» su buen karma (una vez que haya gozado lo suficiente) tiene que volver a nacer en este planeta.
Si el alma se comportó mal, irá a nacer en un planeta inferior infernal (el infierno o Patala), y una vez que haya “quemado” su mal karma (una vez que haya sufrido lo suficiente) tiene que volver a nacer en la Tierra.
En estado de sueño profundo, el alma cae a la Tierra en forma de lluvia, y si cae en tierra cultivada, entra en las plantas y queda adosada a los granos (de trigo, arroz, etc.). Si es comida por un ser humano masculino entra en sus espermatozoides y si le corresponde ser hijo o hija de ese ser humano en particular, por «azar» será el espermatozoide que fecunde al óvulo y se convertirá en un embrión.
Según las Escrituras hindúes, el alma se despierta dentro del útero materno. Los hindúes incluso creían que el útero era una parte del intestino, por lo que el feto estaba rodeado del excremento de la madre. De esta manera el alma experimenta varios meses de terribles sufrimientos, que finalmente le hacen perder la memoria y la inteligencia.
Los hindúes creen que es posible interrumpir este proceso eterno de reencarnación bajo ciertas circunstancias, como la quema del cuerpo del difunto.

Escatología islámica

En el Islam, la fe cuenta para el destino del creyente y cuando dicho creyente haya fallecido, conoce en persona a Dios y es conducido al paraíso. Sin embargo, no recibe íntegramente su recompensa hasta el Día del Juicio. Para los impíos, el destino es sufrir en su propia tumba hasta llegar el juicio final, donde se decidirá su suerte.
Como en el cristianismo y el judaísmo, existen creencias escatológicas como la recompensa de las almas (en el Islam no existe la idea de purgatorio), el Anticristo (Al-Dajjah) y el Mesías (Jesús o I'sa), El Guía (Mahdí). Al final de los tiempos, Jesús volverá para reinar en el mundo entero desde el trono de Jerusalén, aunando a todos los creyentes en el Dios Único, ya sean judíos, cristianos, musulmanes u otros, bajo un mismo paraguas: el Islam. Reinará acorde a las enseñanzas de los profetas y, en particular, las de Mahoma, el último de todos ellos.
Según los hádices del Profeta Mahoma, existen diez grandes signos que anuncian la inminente llegada de la Última Hora. Estos signos sucederán seguro. Tan pronto como tenga lugar uno de ellos, los demás le seguirán en un espacio de tiempo relativamente corto. Son, sin ordenar por orden de aparición:
1. Gog y Magog (pueblos descendientes de los godos) se extenderán por el mundo entero y destruirán a los árabes.
2. El sol saldrá por el oeste en lugar de por el este.
3. El surgimiento de una bestia (estado que se opone a los creyentes) del mundo.
4. El advenimiento de El Falso Mesías (Al Dajjal).
5. El retorno de El Mesías, Jesús hijo de su madre María.
6. Aparición del humo.
7, 8 y 9. Tres terremotos, acompañados por hundimientos de tierra: uno en el este, uno en el oeste y uno en Arabia.
10. Un fuego surgirá del Yemen, que convocará a la gente al Día del Juicio.
Además, también existen signos menores, que tendrán lugar poco antes que los mayores. Casi todos estos ya han sucedido. Entre ellos se encuentran:
- Mucha gente no se dará cuenta de que la Última Hora se estará acercando.
- La gente viajará entre las nubes y la tierra.
- La Hora llegará cuando la gente necia comience a competir entre sí en la construcción de edificios cada vez más altos.
- La mujer se incorporará al mercado laboral sin amor por este mundo.
- Un hombre partirá de su casa y sus paisanos le contarán lo que sucede en casa.
- Niebla tóxica aparecerá sobre las ciudades debido al mal que están haciendo.
- Grandes distancias serán recorridas en cortos periodos de tiempo.
- El adulterio y la fornicación se habrán impuesto ... esto no había sucedido nunca sin que la gente contrajese nuevas enfermedades.
- Episodios de muerte súbita se extenderán.
- La gente bailará hasta bien entrada la noche.
- El consumo de bebidas alcohólicas estará extendido.
- La Última Hora no llegará hasta que se cometa adulterio en los caminos.
- La Hora estará cerca cuando los cantantes se vuelvan algo común.
- Los hijos de la fornicación vendrán a ser algo común.
- La Última Hora no llegará antes de que treinta falsos profetas aparezcan, cada uno declarando ser un enviado de Dios.
- Le llegará un tiempo a mi gente (musulmanes) en el que no quedará nada del Corán excepto Su forma externa y nada del Islam sino su nombre y se llamarán por este nombre a pesar de que serán las personas más alejadas de Él.
- La hipocresía prevalecerá y nadie estará avergonzado de ella ni de sus manifestaciones.
- Cierta e indudablemente aparecerá gente entre mis seguidores (musulmanes) que beberán alcohol y lo llamarán por otro nombre y las mujeres cantarán y tocarán instrumentos de cuerda por sobre sus cabezas.
- La Última Hora no llegará hasta que la confianza no se convierta en un medio de lucro.
- La Última Hora estará cerca cuando las voces se alcen en las mezquitas.
- El tiempo pasará más rápido – de manera que un año entero pasará como un mes, un mes pasará como una semana, una semana como un día, un día como una hora y una hora como la cantidad de tiempo que lleva encender un fuego.
- La arrogancia aumentará en la Tierra.
- La gente golpeará a otros con látigos como colas de bueyes.
- Los niños estarán llenos de ira.
- Habrá intentos de hacer verdes los desiertos.
- Cuando la confianza se pierda, entonces esperad la Hora. Cuando los asuntos les estén encomendados a los indignos para ello, entonces esperad la Hora.
- Vendrán sobre la gente años engañosos, en los que el mentiroso será considerado como veraz y el veraz será considerado como mentiroso; se confiará en el traicionero y se desconfiará del digno de confianza.
- Un hombre tendrá que mantener a 50 mujeres.
- Las mujeres estarán vestidas, pero, aún así, desnudas.
- Un asesino no sabrá por qué está matando y el asesinado no sabrá por qué está siendo asesinado.

Escatología hebrea

El pueblo hebreo cree que su historia ha sido dirigida por Dios Yahvéh en cumplimiento a la promesa al caldeo Abraham. Por medio de eventos históricos como el Éxodo (la vuelta a la Tierra prometida desde el exilio en Egipto) o la Diáspora (el exilio provocado por la invasión romana).
Los acontecimientos del fin del mundo son similares en el judaísmo y el cristianismo (el cual es la continuación de aquél): la abominación del Templo de Jerusalén, la nueva creación, el juicio final y el gobierno divino, que incluye la llegada del Mesías.

Escatología cristiana general

Artículo principal: Escatología cristiana
Ofrece una escatología parecida a la del judaísmo, la cual está explicada por los Evangelios del siglo I y por los teólogos posteriores..
La teología cristiana se ha ocupado mucho —especialmente durante el medievo y la Reforma— de los "novísimos" (los últimos cuatro estados del ser humano, que son muerte, juicio, infierno y gloria).
La escatología puede ser:
  • Escatología general:
    • La Parusía: el "advenimiento glorioso" o segunda venida de Jesucristo (la primera habría ocurrido entre el 6 a. C.) y el "fin de los tiempos". Antes de ese tiempo se desarrollará la Gran Tribulación, en la cual se hará prominente el papel del Anticristo.
    • La "resurrección de la carne": Todos resucitarán en el último día con sus cuerpos reconstituidos y perfeccionados, es decir, semejantes al de Jesucristo.
  • Escatología consumada: la vida eterna, ya sea en el Cielo o en el Infierno.
  • Escatología intermedia: muerte física y muerte espiritual (el castigo eterno de Dios).
    • Purgatorio.- Donde aquellas personas que no están totalmente purificadas de sus pecados van a este lugar a purgar sus deudas (creencia solamente de la religión Católica).
Pueden ser ayudadas por los vivos, ya sea por medio de la Eucaristía, la penitencia, la limosna, una indulgencia plenaria, para salir del Purgatorio y así entrar a la vida eterna.
De una exégesis de la Biblia tomada en su sentido gramatical podemos elaborar nueve distintos apartados escatológicos extraídos básicamente desde el libro del Apocalipsis, bien que las aportaciones desde los otros libros de la Biblia son también importantes. Los apartados son:
  1. Muerte física. Afecta a todos: «Está establecido para los hombres que mueran una sola vez» (Heb 9:27). Imediatamente que la persona muere, va directamente a un juicio, (particular) para después estar ya sea gozando del Paraíso, purgando sus penas en el Purgatorio o sufriendo el desamor en el Infierno.
  2. La Segunda Venida. Es el segmento más grande, con diferencia, ya que está situada en el fin de los tiempos (Heb 9:28).
  3. El Anticristo. Aparecerá en los tiempos del fin (para el escritor de I Jn ya son los tiempos del fin), con doctrinas que nieguen a Cristo (I Jn 2:18-23).
  4. Resurrección. Cristo la enseñó con claridad y él mismo resucitó.
  5. Los juicios. El juicio particular inmediatamente después de la muerte y el juicio final, que será universal.
Según las creencias propias de la Watch Tower Bible and Tract Society, comúnmente conocidos como "Testigos de Jehová", cuando el ser humano muere, nada lo sobrevive: no hay un alma eterna. La esperanza futura se basa en la resurrección la cual sucede de formas distintas, en grupos distintos:
  • El primero de 144.000 personas escogidas desde la época de los Apóstoles resucitan en el cielo como espíritus inmortales, desde el momento del comienzo de la presencia (Parousía) de Cristo en el poder del reino en 1914.
  • El Segundo tendrá una resurrección física en la carne, después de la intervención de Cristo y la guerra de Armagedón, durante su reinado milenario, en una Tierra convertida en un paraíso.
  • En el caso de los inicuos, su destino es la muerte eterna.
Los adventistas creen que en la segunda venida de Cristo,los muertos en Cristo resucitarán primero luego los que estén vivos (los escogidos)junto con los resucitados, serán arrebatados por los ángeles que se los llevara al cielo a vivir por un periodo de mil años. Durante ese tiempo, Satanás será encadenado simbólicamente, pues no tendrá a nadie a quien engañar. En el cielo, en este período, los santos (los que fueron salvados)junto con Cristo estarán juzgando a los impíos. Al cabo de este periodo, Cristo con la santa ciudad descenderán del cielo para juzgar a los muertos impíos, ellos resucitarán y tratarán de cercar la santa ciudad pero Dios hará descender fuego del cielo que los consumirá. Y esta será la segunda resurrección que es para muerte eterna (Apoc 20:1 Tes 4:13-17).

Referencias


Reino de los Deva




Reino de los Deva







En el ámbito de la mitología budista, el Reino de los Devas es uno de los Seis Reinos de Existencia por los cuales, según el budismo, deambula la conciencia, un nacimiento tras otro, en el ciclo conocido como samsara.
La palabra deva suele traducirse como dios, sin embargo cabe señalar que los devas budistas (como los hinduistas) no son seres omniscientes ni todopoderosos, y ni siquiera son inmortales. Para los budistas, los devas son seres que habitan diferentes "cielos" donde gozan de múltiples placeres en recompensa a sus buenas acciones anteriores, ya que aún no han superado los niveleskármicos y están sujetos a nuevos renacimientos.

Cielos superiores e inferiores

Los «cielos» donde residen los devas se suelen subdividir en cielos superiores e inferiores. Los cielos superiores se remiten a los planos rupa (‘con forma [material]’) y arupa (‘sin forma [material]’).
Los cielos inferiores se encuentran, al igual que las otras cinco formas de existencia (incluidos humanos y animales) en el kama avachara. Estos seis cielos inferiores son:
  • Cielo de los Cuatro Reyes Deva
  • Trayastrimsa
  • Yama Deva
  • Tushita
  • Nirmanarati
  • Paranirmitavasavartin
Los cuatro primeros son denominados a veces colectivamente «cielos celestes» para diferenciarlos de los dos últimos o «cielos terrestres».
La esperanza de vida de un deva es de un mínimo de nueve millones de años, alcanzando los más longevos duraciones prácticamente inconcebibles desde la perspectiva humana. Para describir lapsos de tiempo tan largos los budistas recurren a una unidad de tiempo denominada kalpa.

Cosmogonía




Cosmogonía







Cosmogonía (del griego κοσμογονία [kosmogonía] o κοσμογενία [kosmogenía], éste derivado de κόσμος [kosmos] ‘mundo’ y la raíz γί(γ)νομαι [gi(g)nomai] / γέγονα [gégona], ‘nacer’) es una narración mítica que pretende dar respuesta al origen del universo y de la propia humanidad. Generalmente, en ella se nos remonta a un momento de preexistencia o de caos originario, en el cual el mundo no estaba formado, pues los elementos que habían de constituirlo se hallaban en desorden; en este sentido, el relato mítico cosmogónico presenta el agrupamiento —paulatino o repentino— de estos elementos, en un lenguaje altamente simbólico, con la participación de elementos divinos que pueden poseer o no atributos antropomorfos
La cosmogonía pretende establecer una realidad, ayudando a construir activamente la percepción del universo (espacio) y del origen de dioses, hombres y elementos naturales. A su vez, permite apreciar la necesidad del ser humano de concebir un orden físico y metafísico que permita conjurar el caos y la incertidumbre.


Descripción

Desde la antiguedad, los mitos han sido relatos compuestos por acciones simbólicas que se transmitieron por generaciones para ofrecer respuestas sobre el origen del universo y del hombre, relacionándolos con dioses y mensajeros que actuaban a nombre de éstos.
Los mitos ofrecieron a las distintas culturas una visión integradora del mundo, al facilitar su percepción de los fenómenos que le parecían extraños a una creencia colectiva que dio origen a los que los acompañaron y proporcionaron la seguridad psicológica para la construcción de una identidad para la vida en comunidad.
En los mitos, algunos investigadores han señalado que los dioses suelen representar las fuerzas elementales de la naturaleza, que pueden percibir, de los cuales se derivan los fenómenos naturales que condicionaron sus vidas. Sin embargo, este postulado simplista y etnocéntrico ha ido quedando progresivamente superado para dar cuenta del mito como un especial espacio simbólico a partir del cual el ser humano puede atribuir significados (conscientes e inconscientes) a deidades, héroes y acciones míticas en estrecha relación con la vida psíquica, intersubjetiva, social y cultural. Esto quiere decir que un determinado mito puede tener relación con el proceso de madurez interno de determinada persona, pero también puede servir para generar cohesión social en una comunidad, o para legitimar determinadas estructuras de poder; no existe una explicación unívoca.

Etimología de la palabra «mito»

La palabra «mito» deriva del griego mythos, que signfica ‘palabra’ o ‘historia’. Un mito tendrá un significado diferente para el creyente, para el antropólogo y para el filólogo. Esa es precisamente una de las funciones del mito: consagrar la ambigüedad y la contradicción. Un mito no tiene por qué transmitir un mensaje único, claro y coherente.
La mitología no es sino una alternativa de explicación frente al mundo que recurre a la metáfora como herramienta creativa. Entonces, los relatos se adaptan y se transforman de acuerdo a quien los cuenta y el contexto en el que son transmitidos. Los mitos no son dogmáticos e inmutables sino que son fluidos e interpretables.

Cosmogonías griegas

Las cosmogonías griegas narran al origen del mundo que parte del caos, para que en un acto de creación divina se imponga el orden. Esta acción marcará el principio del ser y del bien para el pensamiento griego, en donde el ser no puede ser lo informado porque el mal se acerca a la carencia de límite. Visión que el filósofo Hesíodo recoge en su Teogonía y Timoteo en su relato deldemiurgo platónico. Cabe destacar que en las cosmogonías griegas el orden se va imponiendo de una manera violenta, por las luchas entre los dioses, mientras que en la cosmogonía judeocristiana el orden surge por el poder de la Palabra de Dios

Cosmogonía judeocristiana

En la cosmogonía judeocristiana, el origen del mundo está presente en el Génesis (el primer libro de la Biblia), que relata cómo el dios Yahvé empezó a crear el mundo «en un principio». En el texto original no aparece mención explícita a un proceso de creación partiendo de la nada. La creación es un proceso que tiene lugar por separación: la tierra de los cielos, la tierra de las aguas, la luz de la oscuridad. Es decir, se procede por separación de componentes partiendo del caos primigenio.
Sólo en ocasiones se ha señalado que la creación yahvista está articulada en torno a la separación de categorías, la idea de mal estará consecuentemente asociada con lo que cruce, con lo que rompe o se opone al límite de dichas categorías. Es decir, una vez más el mal estaría asociado con la falta de forma, con desaparición del límite. El mal desde ésta óptica afecta a la unidad del cosmos.
Por eso en general, las narraciones cosmogónicas no solo representan una configuración del universo, desde el punto de vista de estudiar lo que es en tanto que es y existe como sustancia de los fenómenos (visión ontológica), sino que de ellas también se derivan ciertas necesidades éticas para la preservación en la unidad del mismo.

Cosmogonía contemporánea

Las teorías científicas proporcionan actualmente al imaginario popular los elementos para la descripción del origen del universo y lo que hay en él; orígenes que anteriormente eran explicados sólo a través de la cosmogonía presente en las diferentes religiones. Así, actualmente las ciencias describen la evolución del universo, particularmente a través de la teoría del Big Bang; y el origen y la evolución de la vida, a través de la teoría de la síntesis evolutiva moderna.
Dentro del ámbito de las ciencias naturales, Richard Dawkins (1941–), en su texto El gen egoísta (1976), narra el origen de la vida como el momento en el cual aparece sobre la tierra una molécula, formada accidentalmente, que tenía la propiedad de crear copias de sí misma. A partir de este ancestro común, Dawkins explicará el desarrollo de la vida, describiendo las diversas ramificaciones en especies en lo que él denominó «errores en la replicación». Allende las pretensiones evolucionistas del discurso dawkinsiano, la idea de una molécula que se forma por accidente en un punto impreciso y que a partir de la misma se origina la cadena vital, tiene muchas resonancias con el mito demiúrgico: material disperso que se reagrupa en una forma molecular, origen de todas las formas vitales sobre la faz de la Tierra[cita requerida].

Véase también


AQUI TRABAJAMOS..., DURMIENDO ¡ NO MOLESTAR!

¿QUIERES SALIR AQUI? , ENLAZAME

-

ClickComments