.

.

.

.

Google+ Badge

.

EL ARTE OSCURO

↑ Grab this Headline Animator

GOTICO

↑ Grab this Headline Animator

lunes, 14 de diciembre de 2009

P r o s a s L u c i f e r i n a s - PROLOGO A LA CATEDRA DE LUCIFER


L A C A T E D R A D E L U C I F E R
P r o s a s L u c i f e r i n a s
Kir Fénix
======================================
P R O L O G O
-
Este Libro ha tenido muchos Títulos: El
Pensamiento Tiuz, El Pensamiento Divino, Prosas
Luciferinas, y otros muchos, según iban siendo
las dificultades que preveía su publicación en
un mundo que sigue aferrado a sus viejos mitos.
Ese aferramiento a viejos mitos y tabúes
que los seres humanos padecemos se debe a que
la Humanidad actual no está segura de nada; y,
ni tan siquiera de que ella misma sea algo más
que simple retórica y palabrería geopolítica.
Aquí en la Tierra hubo antes una gente
llamada Pitecántropos, y otra gente llamada
Neandertales, y otra gente llamada Cromañones,
y un montón más de Semibichos y Semihombres:
¿ Es que acaso no quedan Descendientes ?
Claro que quedan: Nosotros, la gente,
somos una Mezcolanza de genes y mestizajes de
toda clase y proporción; y no sólo en forma de
razas, sino, sobre todo, de Entes individuales.
Lo que nos diferencia a unos de otros no
son tánto los cuerpos como las Almas y Mentes.
Se supone que la particular cultura en
que se nace y la educación que se recibe son
Decisivas en la forma de Sentir, de Pensar y de
Actuar, pero no es cierto: La cosa es mucho más
profunda de lo que la Ciencia actual reconoce.
Por ahora nos quedamos con el título de
La Cátedra de Lucifer porque, dentro de lo que
cabe, Lucifer es un personaje simpático y fino.
Lucifer es lo opuesto de Satanás.
Lucifer es culto y suave, aristocrático
e ingenioso, una especie de Sócrates moderno.
No debe confundírsele con Mefistófeles,
el de Fausto, porque, contrariamente a éste, no
compra Almas a cambio de juventud ni de dinero.
Lo que sí es Lucifer es Experto en Almas
y en Espíritus y en Dioses, de todos los tipos.
Tampoco es un Diablo o Demonio, como son
los Secuaces de Satán o Satanás, sino que a lo
sumo habría que clasificarlo como Daimón Griego
Antiguo de los santos y venerados en la Hélade.
Sin pasarse: Ya que Lucifer es de una
tan Fría Lucidez, que a veces resulta hiriente.
Lucifer es El Portador de la Luz.
Nos estamos refiriendo por tanto con
este personaje a los Aspectos Luminosos del
Cristianismo, y en general de la Humanidad: A
las velas encendidas en los templos, al brillo
del oro y de las piedras preciosas, a la Música
Clásica y Sagrada de las misas y motetes, a la
Elegancia de los rituales protocolarios, sacros
y profanos, y sobre todo, a la Luz de la Mente.
Lucifer es el modelo de los ricos bien
educados, y de cuantos aspiran a la Perfección.
Lógicamente, si Lucifer resulta más bien
favorecido, el que sale más bien perjudicado en
la comparación es nuestro señor don Jesucristo.
Pero ya iba siendo hora, después de dos
mil años de incesantes alabanzas a Jesucristo,
de oir las opiniones de su Supremo Adversario.
A lo mejor no están Ambos tan en el Más
Completo Desacuerdo que se dice, o a lo mejor
el Desacuerdo es aun más profundo de lo que se
supone normalmente en los medios eclesiásticos.
No adelantaremos acontecimientos, pero,
para nadie es un secreto que la posición de don
Jesucristo es enteramente Humanista y Oficial.
Por lo tanto, no nos debemos extrañar de
que la posición de Lucifer sea más radicalmente
Antihumanista y Antioficial que la de un simio.
Quienes hayan visto la película de El
Planeta de los Simios ya tienen asumido que es
posible que algún día la Humanidad sea apartada
de la hegemonía planetaria y sustituída por una
Especie biológica que sea lo suficientemente
inteligente para suplantarla y hacerse el amo.
Pero, mucho más fácil y probable sería
que la Especie biológica sucesora saliera de
dentro mismo de esta Humanidad que hay ahora, y
no de unos bichos peludos que andan encorvados.
Y eso sería incluso Indetectable. Porque
si no hay diferencias externas, las diferencias
mentales no son perceptibles para los humanos.
La gente corriente no hila tan fino.
Imaginemos que la clave está en hacer
del Cero un polo de la realidad opuesto al Uno:
Bueno y qué, se diría la gente:
Bueno y qué se vienen diciendo los monos
desde que los hombres inventaron la Previsión.
Y la Previsión es la que inventa a los
Instrumentos; y los instrumentos son el Poder
con que los humanos dominan y explotan a todos
los seres y cosas de este astro llamado Tierra.
Según Lucifer, todo sale del Cero, pero,
no llega jamás al Uno, sino que opta o por el
Dos o por el Tres. Y de ahí no pasa realmente.
Para Lucifer, los números primos son más
importantes que la Tabla Periódica de Elementos
Químicos, y, desde luego, muchísimo más útiles.
Lucifer no sólo es Filósofo, sino además
es Físico y Matemático, y muy versado en Etica.
Por eso el suyo es un Pensamiento que, a
la vez que parece muy complejo, casi siempre se
deja caer con perogrulladas fáciles de entender
para cualquiera que tenga dos dedos de frente.
Si tiene de frente tres dedos o más, o
está completamente calvo, entonces no entiende.
Y es que la gente, o se pasa, o se queda
corta, en los temas científicos y filosóficos.
Sin ir más lejos, basta con comparar el
número de personas que tienen el Premio Nobel y
el número de personas que no lo tienen: De estos
últimos hay tántos, que resulta sospechoso que
a los que tienen el Nobel haya que aplaudirlos,
cuando lo que hacen es ponernos a todos en el
más bochornoso ridículo, sin resolver a cambio
los problemas de la Humanidad definitivamente.
Los Nobel y otros Premiados se pasan en
Honores, pero se quedan cortos en Resultados. Y
eso es lo que dice Lucifer de don Jesucristo.
Lo mismo que de don Alá y de don Jeová.
Nótese, en lo respetuoso que somos, que
no queremos que nos confundan con don Lucifer,
o se piense que compartimos sus opiniones sobre
la Humanidad y demás otras cuestiones de igual
o parecida importancia, sino que nos limitamos
a exponer su Pensamiento sin quitarle una coma.
Cervantes achacó el texto de su novela
don Quijote a un tal Cide Hamete Ben Engelí que
le dejó un cartapacio lleno de notas sobre un
extraño Caballero de la Mancha, que no sería a
buen seguro tan extraño e íntimo como Lucifer.
Los personajes de ficción viven en el
Espaciotiempo Interior, que, como todo el mundo
debiera saber a estas alturas, está dentro del
subconsciente de la mente del alma de uno, pero
tales personajess tienen una vida independiente
de la de uno y unas ideas exclusivamente suyas.
Más quisiera uno ser Lucifer, pero no,
es sólo un amanuense que escribe a su dictado.
Aunque todo se pega, menos lo bonito.
Dichosa edad y siglos dichosos serían oh
Sancho, aquéllos a quienes los antiguos
pusieron nombre de Dorados, etcétera: Así no
hablaría Cervantes ni borracho, pero sí es como
lo hacía don Quijote en su extrañísima jerga
espaciotemporal interna, su lengua vernácula.
Y al cabo, ya no queda muy claro si el
que habla es su don Quijote o su don Cervantes.
Por ejemplo, esta rara manía de ponerle
Don a Nuestro Excelentísimo Señor Jesucristo se
debe a que Lucifer le trata con el gran respeto
que merece el Excelentísimo Señor Don Satanás.
Uno quisiera llamarle Cristo a secas, o
Jesús, o Jesusito, o San Señorito de Mi Vida,
pero las luciferinas influencias se lo impiden.
Viene esto a cuento de que la Mente de
Lucifer, que también tiene la suya como todo el
mundo, necesita, para pensar, moverse en las
amplitudes del Espacio infinito y del Tiempo
eterno, como es propio de los seres inmortales.
Una discusión ceñida a una época de las
innumerables que hay en la Historia no tiene
sentido ni para Lucifer ni para nadie que se
precie de ser un mediano historiador objetivo,
ya que los eventos no son como bolitas sueltas,
sino como plantas que hunden sus raíces en el
pasado y proyectan su semilla hacia el futuro.
Jesucristo es pues sólo comprensible en
un contexto que va desde Akenatón hasta el día
en que el Cristianismo sea abolido oficialmente
por la autoridad competente en estas materias.
Vivimos una época bastante troglodítica,
donde todavía no existen ciudades construídas a
base de electricidad estática, que es la cosa
más normal en cualquier mundo algo civilizado.
Hay que reconocer que vivimos en Tiempo
de Excepción, tan inhóspito, que no hay Dioses.
Ni Jeová gobierna a los judíos, ni Alá
gobierna a los moros, ni Jesucristo gobierna a
los cristianos, ni los Orientales a sus gentes.
Eso no es normal: No es normal que los
Personajes más importantes de cada Cultura no
tengan ni voz ni voto en los asuntos de sus
correspondientes ámbitos culturales, sino que
sea la ONU del Gran Yanki quien lo decida todo.
Y eso es algo que uno nota que Lucifer
le está reprochando a Jesucristo: Que a pesar
de haber habido un Siglo Trece en que tuvo el
control de la Humanidad, lo perdió tontamente.
Todos estos reinos te daré si, postrado
ante mí, me adoras. Ese fue el trato convenido.
Jesucristo dijo después que él no había
adorado a nadie: Ya ya: ¿ Y todos esos reinos
cristianos qué ?: ¿ Quién se los fue sacando de la
manga y poniéndolos a su entera disposición ?
Entre Satanás y Lucifer, naturalmente.
Satanás aportó los aspectos pecaminosos
y cochambrosos de la Cristiandad, y Lucifer fue
aportando gradualmente los Aspectos Luciferinos
de esa misma Cristiandad, tales como la Música,
la Arquitectura Catedralicia, la Imaginería y
todas las demás Artes y Ciencias Utilitarias.
De modo que vamos a dejarnos de cuentos.
En el Siglo XIII, Jesucristo tuvo bajo
su bota a toda Europa, y a todas las almas que
habitaban Europa, en su puño y bajo su férula.
Aquí ni la hoja del árbol se movía sin
la voluntad de Jesucristo y su aquiescencia.
Lo que ocurre es que le falló su gente y
lo perdió práctimante todo en unos pocos siglos
de corrupción administrativa e incompetencias.
¿ Y por qué ocurrió así ?: Porque Jesucristo
no se molestó en prever las situaciones futuras
que inexorablemte seguirían a sus postulados.
Todo esto lo sabemos por Lucifer.
Si dices que hay que perdonar a todos
los pecadores por más que pequen, lo que vas a
conseguir es llenarte el mundo de chapuceros.
Si vas de Héroe Circense más guapo que
nadie y más listo que nadie, la gente te va a
adorar como payasos, pero lo único seguro que
vas a conseguir es hacerlos depender de tí para
todos y convertirlos en gentes irresponsables.
Pues no robaron nada los obispos a sus
respectivos obispados, a la cuenta del Perdón.
Y no hizo cada cual lo que le dió la
gana sin preocuparse ni poco ni mucho de la
coherencia orgánica del común Estado Imperial.
Como Jesucristo era el Listo y Poderoso,
él arreglaría después todos los desaguisados.
Qué va a arreglar Jesucristo, por Dios.
Nada: Jesucristo va de muñeco, más que
nada crucificado, y los muñecos no funcionan de
la forma que se espera de un Máximo Gobernante.
Para hacer que la gente se porte bien
todos los días hay que estar al pie del cañón,
porque el ojo del amo engorda al caballo. Y no
se puede uno ir al cielo a descansar un rato.
Claro: Si Jesucristo haraganea, cómo no
lo van a hacer también los que de él dependen.
Ya Lucifer se lo advirtió: No se te vaya
a ocurrir morirte, porque, encuanto cierres el
ojo, esta gente se funde todos nuestros reinos.
Y así ha ocurrido. Del poderoso Imperio
Papal sólo queda ya el Vaticano y a medias con
el Ayuntamiento de Roma. Qué Imperial Bochorno.
Todos los Dioses están enojadísimos por
el sesgo que han tomado los asuntos humanos en
estos últimos siglos y especialmente a partir
de la Revolución Francesa. Hay un gran revuelo.
Uno habla como si lo viera; pero es sólo
de oírselo decir a Lucifer por activa y pasiva.
Ya nadie cree de verdad en Dios. Ese es
otro: A Dios así a secas y sin artículo se lo
inventó Platón, que decía ZEOS o ZEUS. En su
idioma y siendo Zeus un Dios tan importante es
natural y lógico que no dijera El Zeus como
quien dice El Plutón o La Juno; pero en Latín
es ya otra cosa: La Zeta de Zeus se convirtió
en la De de DEUS, Señor del Rayo y del Olimpo.
Lo que pasa es que, muy astutamente, los
cristianos hicieron como que se olvidaron de
que, aunque en Latín no existe el Artículo, al
traducir DEUS a otros idiomas hay que escribir
El Dios, y no sólamente, Dios. Esa es la trampa
semántica que utilizaron para que pareciera que
Dios hay sólo uno, y que es Nombre y es Género.
Pongamos un ejemplo: Fulanito de Tal es
Un Hombre de entre los muchos miles de millones
de Hombres que hay en la Tierra. En Latín, El
Hombre se dice HOMO, sin artículo. Pues, si se
hace lo mismo que hicieron los cristianos con
DEUS, hay que traducir HOMO por Hombre, y no
por El Hombre, que sería lo correcto. Resultan
así frases tan peregrinas como Hombre existe;
yo creo en Hombre; Hombre es misericordioso.
Y hasta: Hombre no hay más que uno.
Lo cual es evidentemente falso.
Cosas así son las que sublevan a Lucifer
y le hacen decir las atrocidades que dice en el
libro que estamos prologando con toda inocencia
y buena intención, sin quitar ni añadir nada.
Lo que han hecho los cristianos es colar
de matute Un Dios Desarticulado o Inarticulado.
En ése es en el que ya no cree la gente.
Lo cual está bien. Lo que no está nada
bien es que porque ya no creamos en DIOS haya
también que dejar de creer en LOS DIOSES: LOS.
Los Dioses es plural: Hay muchos Dioses.
Al menos, eso es lo que dice Lucifer.
Que sabe más que nadie de este asunto.
Hay muchísimos Dioses bajo las órdenes
de Uno que manda más que nadie llamado KONS, al
que todos los demás respetan y reverencian como
Jefe. Incluso Satanás, el Maligno, le obedece.
Y de él Lucifer no dice más que cosas
buenas, con el máximo decoro que esto requiere.
Pero, a Jeová, a Alá, y al llamado DIOS,
los pone, lo que vulgarmente se dice, a parir.
O a caer de un burro; o equivalente.
El Método de Lucifer consiste en hacer
responsable a cada Dios de lo que hace su gente
y de lo que de bueno y malo le pasa a su gente.
Uno opina que es un método aceptable.
Porque cuando hay una Dictadura, todas
las culpas de sus secuaces se ponen y suman en
la cuenta del Dictador como Máximo Responsable.
Como dice Lucifer, Es Lógico.
Hítler es el Responsable de todo cuanto
de Bueno y Malo hizo el Nazismo en toda Europa.
Jesucristo es el Responsable de todo
cuanto de Bueno y Malo hizo la Cristiandad en
todo el planeta a lo largo de sus dosmil años.
Lo que es Justo respecto a Hítler tiene
que ser Justo respecto a Jesucristo y respecto
a cualquiera que Domine sobre una ciudadanía.
¿ Podríamos decir acaso que el pobrecito
Hítler no se enteraba de lo que sucedía en los
campos de concentración o no podía evitarlo, o
que en Su Divina Providencia quiso permitirlo ?
Y Jesucristo qué: ¿ Acaso tampoco él se
enteraba, ni podía evitarlo, o en Su Divina
Providencia quiso permitirlo como haría Hítler ?
Si tenemos Inteligencia es para usarla.
Diría Lucifer en casos como éste.
El otro tema luciferino más conspicuo es
la Humanidad: No le gusta. Al menos la que hay.
Lucifer sueña con Otra Humanidad, que va
a salir de ésta, de dónde si no, y que será más
inteligente y sabia, y sobre todo, más decente.
No quiere llamarla Humanidad, porque ese
nombre le trae muy malos recuerdos, sino que él
prefiere llamarla Tiuzdad, que es lo mismo en
la apariencia de los cuerpos somáticos, pero,
ya con la mente revisada, corregida y mejorada.
Una especie de Segunda Edición humana.
Lo que más sorprende a quien le escucha
es la profunda religiosidad de Lucifer, lo cual
a primera vista parece increíble después de lo
mucho y perverso que se ha dicho de su Soberbia
en los dos últimos milenios cristianoparlantes.
La Soberbia de Lucifer se ha convertido
en proverbial desde que los primeros cristianos
fraguaron y fabularon una leyenda humanista.
Resulta, según ellos, que un día estaba
el Cielo repleto de ángeles, concentrados para
asistir a un espectáculo de máxima importancia:
Pusieron, siempre según los cristianos,
delante del Gran Trono una cunita con un nido
dentro. Hay dos versiones: Una dice que el niño
de la cunita era Jesucristo. La otra versión,
más amplia y abstracta, asegura que el niño de
la cunita era Adán, o, El Hombre, en general.
Entonces va el llamado DIOS y dice a los
ángeles con una complacida sonrisa de subnormal
que no había más que verle para darse cuenta de
que padecía demencia senil y estaba chocheando:
---Este es mi hijo: Adoradle.
Inmediatamente los ángeles se dividieron
en dos bandos, uno, encabezado por Satanás, y
el otro encabezado por Lucifer, que se oponían.
El profeta que inventó esta leyenda se
hizo un verdadero lío en la interpretación del
revuelo de alas angélicas que se formó entonces
y que ha traído después graves consecuencias. Y
es así que confundió a Satanás con Lucifer y se
inventó a un tercer personaje a quien llamó San
Miguel Arcángel, al que los testigos de Jeová
confunden con el mismo Jesucristo. Lo cierto y
verdad es que San Miguel Arcángel no existe, ya
que es fruto de una confusión; un malentendido.
Pero, como hay muchísimas personas que
se llaman Miguel o Micaela, que se tranquilicen
y sepan que San Miguel Arcángel no es otro sino
Lucifer, El Bueno, El Luminoso, el que luchando
contra el Dragón Satanás termina por vencerle.
Volviendo a lo nuestro, en la leyenda,
las cosas sucedieron del siguiente modo, real y
verídico: A Satán o Satanás y sus numerosísimos
partidarios la idea de adorar a Jesucristo o al
Hombre en general les pareció de perla, por lo
que inmediatamente se lanzaron desde Lo Alto
del Cielo a los Hontanares de la Tierra también
llamados Infierno, a presentarles sus respetos.
Encambio, Lucifer y sus ángeles dijeron
que Ni Hablar: Que ellos no adoran Lagartijas.
Sherlock Holmes descubriría pronto los
motivos de tan radicalmente opuestas actitudes:
En el Pensamiento Divino, Satanás es el
Vector Descendente de la Realidad: La Caída, la
Fuerza de Gravedad, el paso del estado físico
de Materia al estado físico de Energía, la
Desintegración Atómica, todas las formas de la
Degradación, y toda forma de Mal, y la Muerte.
Encambio Lucifer es el Vector Ascendente
en ese mismo Pensamiento Divino y Angélico: La
Evolución de la Materia y de la Vida y de la
Consciencia, el Esfuerzo, el Trabajo, el paso
del estado físico de Energía al estado físico
de Materia, el Orden, la Civilización, el Bien.
Lo que esta leyenda cristiana propone
perversamente es la Inversión de los Valores:
Quiere que Lo Superior esté al servicio
de Lo Inferior que se camufle con velos lindos.
Y eso es un Insulto a la Inteligencia.
Lucifer no picó. Ni Satanás tampoco,
pero a éste sí le conviene que todo se Degrade
paulatinamente, por ser él el Vector Involutivo
que tiende a que todo regrese a la Nada Origen.
Acordémonos del Cero:
Lucifer no pierde jamás de vista que
toda la Realidad ha salido de La Nada, o, Cero.
Y que todo puede regresar a Cero, a poco
que nos descuidemos; por el Vector Descendente.
Eso de que en el Universo nada se crea y
nada se destruye es una mentira como la copa de
un pino: En el Universo ocurren incesantemente
creaciones y destrucciones de todo orden, tipo
y categoría, y el mismo Universo entero puede
Implosionar y volver al sitio de donde emergió.
Saber esto es Básico.
Uno no va a enmendarle la plana al señor
Lucifer, pero, con sólo reducir la Realidad a
cargas eléctricas positivas y negativas tenemos
la posibilidad de que mutuamente se neutralicen
y todo vuelva a Cero, a La Nada o Inexistencia.
El tema favorito de Lucifer es el Futuro
del Espaciotiempo: Continuamente llama nuestra
atención hacia un sitio rarísimo que él llama
Vector del Extremo Futuro, y que es la Fuente
de toda la Realidad Presente y Pasada. A dicho
Vector le llama VIRK, y según él, constituye la
Capital de un IMPERIO que se extiende por todo
el Espacio, y en especial, por todo el Tiempo.
Como posible lo es. Pero, lo que resulta
más interesante es que Lucifer afirma que ese
IMPERIO está actuando también en nuestra época.
Algo así como que todos venimos a ser
Marionetas movidas por remotos hilos sin darnos
cuenta de que nuestras acciones son Manipuladas
por inteligencias superiores a las nuestras.
Puede ser, y por qué no. La libertad es
un sueño tan Reglamentado por tántas clases de
leyes y prohibiciones, que, una más no importa.
Si además de estar siendo gobernados por
Bruselas lo estamos siendo por VIRK, más mejor.
Termina uno tomándole cariño a este don
Lucifer que tan amablemente nos enseña y gratis
misterios que son insondables para las Ciencias
más avanzadas de nuestras épocas troglodíticas.
Ah, hay otra cosa: La Reencarnación: Eso
de que cuando nos morimos es como cuando uno se
retira de la ventana por la que se asoma, deja
de ser visto desde la calle, y reaparece detrás
de otra ventana del mismo edificio Específico.
Claro: La Reencarnación se compagina con
el Espaciotiempo Interior de las consciencias.
Estará bien dicho. Eso de que las almas
y demás seres mentales y psicológicos tienen su
propio Espaciotiempo no lo había dicho nadie
antes que Lucifer; y no puede ser más evidente.
Hay un momento en que dice: Soñamos Para
Adentro; y nos morimos Para Adentro. Es verdad.
Cuando alguien se muere es como que se
recoge en sí mismo, hundiéndose en su propia
profundidad, como bajo la superficie del mar.
Y ya sabemos que el mar es un Espacio
Interior lleno de peces y de plantas acuáticas.
Para las mentalidades más primitivas,
una isla es una cosa que flota encima del mar.
Pero eso no es cierto: Una isla es la parte
superior de una montaña más alta que el agua.
Lo mismo nos pasa a nosotros: Parecemos
islas, rodeados de aire por todas partes, menos
por las suelas de los zapatos. Pero lo cierto
es que cada uno tiene su propia Profundidad que
no se puede medir con una cinta métrica, pero,
en la cual Profundidad cada uno se siente vivo.
El cuerpo es la ventana por la que nos
asomamos al Aduera: al Espaciotiempo Exterior.
¿ Y qué ocurre cuando uno está asomado a
su ventana y le disparan un tiro ? : Que se mete
Para Adentro: Para el Espaciotiempo Interior.
Una ventana destrozada no es un buen
sitio para asomarse. Un cuerpo muy averiado no
es un buen sitio para seguir asomándose por él.
Lo natural y lógico es que uno se meta
Para Adentro y busque otra ventana y cuerpo por
los que asomarse al Espacio y Tiempo de Afuera.
Dice Lucifer: Lo que es Lógico es Real.
Y esa relación biunívoca entre Lógica y
Realidad es el más preciado tesoro que Lucifer,
o como se llame de verdad, puede entregarnos.
Ya sabíamos que Lo Real resulta siempre
ser Lógico, tras el estudio que sea pertinente.
Inversamente, y llevado este concepto a
sus últimas consecuencias, la Realidad no puede
ser más que la Plasmación de las Matemáticas.
Y para ello, la materia prima necesaria
no es la Masa, sino la Inteligencia Suficiente.
El pensamiento de Lucifer coincide pues
en parte con el de Platón y Pitágoras, y con el
del Idealismo de todas las épocas posteriores.
Pero a su vez aporta un nuevo elemento:
La Mente, a la que considera un órgano del alma
estructurado de manera particular y específica.
La Mente es el Instrumento Medial entre
el Espaciotiempo Interior donde habitan el alma
y su Yo y su consciencia personal y sus ideas,
y el Espaciotiempo Exterior de estos Universos.
Lucifer insiste no sólo en la pluralidad
de mundos, sino sobre todo en la pluralidad de
Universos, a los que considera como Diversas
Interpretaciones Generales de Una Misma Cosa.
Y en esto coincide con Kant.
A lo que Kant llama Ignotum X, Lucifer
lo llama Posible Confuso: Un Marco Vacío donde
la Mente proyecta sus propias Configuraciones.
Ir conociendo pues el Mundo Exterior es
ir conociendo nuestro propio Mundo Interior.
Pues lo Exterior no es sino el Reflejo
de nuestras Realidades Internas, inaccesibles
al control de nuestras voluntades periféricas.
Incluso cuando la Realidad no nos gusta,
esa Realidad es lo que está dentro de nosotros.
Por tanto, está clarísimo que el Lugar
donde debemos trabajar para cambiar lo que no
nos guste del Exterior es dentro de nuestras
propias almas, en sus profundidades abismales.
Allí donde están VIRK y los Dioses.
Lucifer está segurísimo de que VIRK y
los Dioses existen realmente, como entidades
totalmente objetivas y verdaderas y autónomas;
pero ¿ Dónde están ?: En el Espaciotiempo Interior.
Porque ése es el Unico Espaciotiempo que
es totalmente Objetivo y Verdadero y Autónomo.
El Espaciotiempo de Afuera es una Idea
Cambiante, Fluctuante, Aleatoria y Secuenciada.
La definición de Lucifer es muy curiosa:
Ese Universo es realmente un Sueño que
va transformándose poco a poco en un Pensamiento.
Al final de este proceso hay una Mente
Consciente frente a la Idea que tiene de Sí.
Y eso no es otra cosa que una Máquina :
El TROUM, cuyo nombre significa La Mente
Universal Que Duerme y Sueña, es a la vez el
Resultado del proceso y el origen de ese mismo
proceso. Como una Imagen que mira a un espejo.
La existencia de Máquinas Mentales no es
un disparate: Las Tablas de Logaritmos, y todas
las estructuras que acortan Tramos en el curso
del Pensamiento, son algunas Máquinas Mentales.
El TROUM es la más consguida y compleja
de tales Máquinas. Lucifer hasta lo llama DIOS.
Pero, ocurre que el TROUM es Impersonal.
El TROUM es una Máquina que sirve para
prroyectar un Holograma que llamamos Realidad.
En vez de Cuatro, ese Holograma tiene
Cinco Dimensiones : Las tres del Espacio, más el
Tiempo, más la Etica : La Dimensión de Valores.
Uno tiene que confesar que no comprende
todo lo que constituye a la Dimensión Etica. No
es cuestión de Moralina. Sino de la Dimensión
que hace posible la existencia de los Dioses y
de la Consciencia Impersonal de que se derivan.
Lucifer dice ConSciencia con S enmedio.
Que no es lo mismo que Conciencia Moral.
En conversaciones particulares, Lucifer
a veces prefiere emplear la expresión Dimensión
de Trascendencia, en lugar de Dimensión Etica.
Dice que es lo mismo.
Pero uno piensa para sus adentros que la
Dimensión de Trascendencia se está refiriendo a
la Finalidad o Destino de la cosa en el Futuro.
Como si toda la Realidad que se Elabora
en el Tiempo estuviera Condicionada por eso que
se llama el Vector del Extremo Futuro, en VIRK.
Y es posible: La Mente toma Precauciones
cada vez que quiere conseguir sus Plasmaciones.
Las Precauciones son Hechos Previos a lo
que se quiere conseguir: Quien quiera construir
una mesa tomará la Precaución de comprar madera
y clavos y todo lo que vaya a serle Necesario.
VIRK debe ser un lugar maravilloso, con
toda clase de instrumentos para gobernar tanto
al Espacio como al Tiempo y a lo que contienen.
Y construir un lugar así no se consigue
ni en un rato ni sin una Inteligencia enorme.
El bien cuidado y puntiagudo dedo de don
Lucifer señala en un amplio gesto a todos los
cerebros de los animales de todas clases, como
quien recuenta a ojo la Masa Neuronal de que
dispone para su Máquina Mental llamada TROUM.
O sea, que el TROUM está en todas las
épocas del Tiempo en que existan neuronas con
capacidad de ser Interrelacionadas en un Unico
Sistma para constituir Un Solo y Mismo Cerebro.
No es mala idea. Ya decía Jung que hay
un Inconsciente Colectivo que utiliza para su
funcionamiento a los psiquismos individuales.
Eso, pero a lo grande, es el TROUM.
A lo grande quiere decir que hay que
considerar también Integrados a los psiquismos
de los animales de todas clases, bacterias y
virus incluídos, y plantas, y todo lo viviente.
Los seres humanos tenemos -vamos todos a
incluirnos- una muy particular Percepción de la
Cosa llamada Tiempo, que seguramente no es la
misma Percpción que tienen de la Cosa llamada
Tiempo los mosquitos, las algas o las sequoias.
Pero si esto es una Democracia, hay que
contar también con la opinión de las restantes
especies vivientes poseedoras de nueronas o de
algo equivalente: Nada de venirse con racismos.
Quiere esto decir que para esos colegas
nuestros es muy posible que Julio César esté
aún vivo, o que no haya nacido todavía, o que
no tenga la menor importancia que exista o no.
Los animales y las plantas, y no digamos
nada de las montañas, tienen Otros Calendarios
muy distintos a los nuestros, y una concepción
de la Vida completamente diferente a la nuestra
y probablemente mucho más realista que ésta tan
Estereotipada que aquí poseemos como un tesoro.
A lo mejor tienen ellos razón. Son más.
Lo que es muy cierto es que nosotros los
seres humanos, y vamos a incluírnos todos, no
utilizamos a la Biomasa Orgánica para efectuar
operaciones espaciotemporales Porque No Sabemos
Cómo Se Hace Eso. Si lo supiéramos lo haríamos.
Dándole tiempo al Tiempo Eso Está Hecho.
Justo en VIRK, en el Extremo Futuro.
Que no queda nada lejos de aquí.
Ya que el Tiempo es una Relatividad que
depende de lo Efímero que sea el ser que lo
considera. Para un humano, un siglo es mucho
tiempo; pero, para una tortuga, es apenas nada.
Y, para los Dioses, el Tiempo es menos
aún: Un simple Considerando: Un Dato Variable:
Un elemento matemático más en una Gran Ecuación
de la Eternidad, el Infinito, y la Consciencia.
Y no olvidemos que la Materia Prima de
la Creación no es la Masa, sino la Inteligencia
Suficiente para extraer la Realidad de un Cero.

K. F.

P r o s a s L u c i f e r i n a s - MITO I - LA AUDACIA Y EL RETO DEL SILENCIO


L A C A T E D R A D E L U C I F E R
P r o s a s L u c i f e r i n a s
Kir Fénix
======================================
I
LA AUDACIA Y EL RETO DEL SILENCIO
-
Cuando por voluntad propia, o por
designio de los Dioses, nos encontramos en
alguna situación que no nos complace, estamos
obligados a hacer lo que el Silencio Divino
está esperando que hagamos. Su Espera se bassa
en dos sutiles potencias : Primero, el Mensaje
en signos ininteligibles con que los Dioses nos
sugieren y ordenan lo que quieren que hagamos;
y, segundo, la utilización de nuestras
facultades desconocidas, en las que no
confiamos, para resolver con éxito la cuestión.
Si entendiéramos el Lenguaje de los
Dioses, el test o prueba y sus beneficios no
tendrían mayor valor que el de la obediencia.
Lo que encambio confiere un valor
extraordinario, e incluso desmesurado, es que
hagamos lo que se nos pide sin saber de qué se
trata: Porque eso es Imposible. Y no otra cosa
sino que venzamos al Imposible es exactamente
lo que los Dioses están esperando de nosotros.
En el contexto de la Evolución
Perfectiva de la Materia, de la Vida y de la
Consciencia, todas las personas inteligentes
estamos obligados a hacernos Magos, porque la
Magia es un poso más allá de la cota en que se
hallan la Inteligencia Racional y sus logros.
La Magia sirve para actuar sobre la
Fenomenología del Espaciotiempo, cambiando sus
detalles como proceda según Criterio;
Exactamente a como lo hacen los Dioses, en
atención a sus propios intereses y a nuestras
oraciones llamadas trascendentes, o imperiales.
No sirve encambio la Magia como burdo y
soez espectáculo de feria para entretenimiento
y diversión de paletos y gente insignificante.
La Magia es más importante que la bomba
atómica y demás armas modernas, ya que su
capacidad de destrucción es incomparablemente
mayor; y es también más digna de respecto que
las técnicas más avanzadas y teóricas, ya que
sus posibilidades fácticas son mucho mayores.
Que aún no seamos magos ni sepamos cómo
se opera en la Magia en nada debe disminuir el
alto concepto en que debemos tener un Poder al
que aspiramos con el propósito de conseguirlo.
Un leve Soplo de Sabiduría nos dice que
no aceptemos jamás las limitaciones que quiere
imponernos el Imposible, puesto que ya antes
las hemos superado muchas veces, Venciéndolo.
El Imposible es un Fantasmón torpe y
desvergonzado que quiere asustarnos para que no
evolucionemos ni lleguemos a ser Dioses, que es
la próxima estación a que se está acercando el
tren de la Vida en que venimos de la eternidad.
Nada es imposible: absolutamente nada.
Cuesta esfuerzo, trabajo, inteligencia,
estudio, equivocarse muchas veces antes de
acertar: Cuesta su Precio; porque Todo tiene un
Precio, que hay que pagar con los tesoros que
alberga la mina inagotable del subconsciente,
de la mente y del alma, pero, es un precio que
nos revierte en Desarrollo de nuestro Tesoro:
Cuanto más tierra se le saca a un hoyo,
tánto mayor se hace por dentro y por fuera: en
su forma interior de Hoyo y en su forma
exterior de Montón, siendo ambos La Misma Cosa.
Como todo lo que existe en nuestro
mundo, la Magia saldrá también de nuestro
subconsciente, de nuestra mente y nuestra alma.
No aceptemos límites ajenos: Los límites
los debemos imponer nosotros contra los
intentos de invasión del Caos, no para
encerrarnos como prisioneros. Entre la
consciencia personal de Yo y la última brizna
de Espaciotiempo que haya más allá de la última
estrella no hay más distancia ni obstáculo que
los que pone nuestra ignorancia, que es el
enemigo interior que debemos expulsar del alma.
La prudente ignorancia nos exige
inhibirnos y no intervenir en terrenos que
desconocemos, pero, eso es sólo la mitad de la
Prudencia: La Prudencia Total nos ordena
aprender a intervenir en todos los terrenos.
Y está bastante claro que adonde alcanza
nuestro pensamiento puede más tarde o más
temprano alcanzar también todo lo otro nuestro.
Nosotros pensamos que es posible hacer
llover cuando no hay nubes, abrirle paso al Sol
en un nublado, hacer aparecer lo que no estaba,
y hacer desaparecer lo que estaba antes, dicho
sea como ejemplo de algunos efectos mágicos.
Recapitulando nuestra posición en el
seno del Espaciotiempo, como seres vivientes,
pensantes e inteligentes, no nos quedan más
espectativas sino perder un precioso tiempo en
esperar a que alguien se digne contactar con
nosotros tras observarnos, en el supuesto de
que tales seres existan, lo que sería ya
empezar por depender de ellos, o bien no
suponer nada y actuar como si fuéramos los
únicos habitantes pensantes e inteligentes del
Universo, tomando así Posesión Mágica de Todo.
La Posesión tiene que ser Mágica, ya que
no disponemos ni de ejércitos ni de naves para
ocupoar todo el Espacio y todo el Tiempo. Lo
único con que podemos ocuparlos es con la
Imaginación y el Pensamiento, o sea, con
nuestras facultades psicomentales. Y como lo
único que tenemos para dominar el Espaciotiempo
son la mente y sus poderes, a eso nos atenemos.
Llamamos Magia al Poder de la Mente
sobre la Fenomenología. Ello es posible debido
a que la Mente es un Resultado Material evenido
en un proceso en que intervienen Espacio y
Tiempo y Consciencia: Por lo que, como todos
los resultados materiales, posee sus propias
característica y potencialidades. La Mente que
Somos tiene pues que ser capaz de Servirnos
para conseguir lo que queremos. Esta operación
de convertirse uno en su propio instrumento es
común a todos los seres con un cierto grado de
autonomía; pero, ¿ Autonomía respecto a Qué ?
Si nos planteamos como objetivo la
posesión del Espaciotiempo y el control de su
Fenomenología, nos estamos volviendo Autónomos
respecto al Origen de tal Espaciotiempo y de
tal Fenomenología, con lo que nos estamos
volviendo Semejantes y Análogos a ese Origen.
O sea que, el Origen del Espaciotiempo y
de su Fenomenología es, como nosotros mismos,
un Acto Mental, Consciente y Personal, y con
Intencionalidad Mágica. Tal idea se llama Dios:
Avancemos con sumo cuidado: Lo menos que
podemos decir es que esa idea llamada Dios se
encuentra en nuestro mismo caso y situación:
Tener que sacar de su propio seno la Realidad
Exterior y el Poder de darle forma y dominarla.
Cada vez que dos cosas se parecen
demasiado debemos pensar que hay por medio un
espejo. La idea llamada Dios es por tanto un
Reflejo de nosotros mismos que incide en el
Origen Reflectante del Espaciotiempo y se sitúa
en la perspectiva que llamamos Pasado: Dios y
Dioses es pues como nos llamaban antes la gente
que no comprendía esto del reflejo psicomental.
De ahí esta sutil sensación de estar
siendo Vigilados: La misma que nos produce
nuestra propia imagen desde el otro lado del
espejo: Los Dioses que nos envían su Mensaje
Ininteligible somos nosotros mismos. Y ahora
sabemos por qué ese mensaje es ininteligible:
Porque nosotros no entendemos en qué consiste
la Magia que estamos deseando y necesitando.
Menos mal que sabemos que para los
Dioses nada hay que sea imposible. Y en efecto:
el Problema no puede ser más fácil y sencillo:
La solución se obtiene uniendo e
identificando el Origen Objetivo de la Realidad
con el Origen Subjetivo en el que el Yo de la
consciencia personal se erige en Creador de esa
misma Realidad Universal, mediante la Magia.
Como puede verse, en vez de la palabra
Magia, ciertas religiones prefirieron usar los
términos de Espíritu Santo y Verbo, dándose
cuenta de que el Yo Mental por sí solo no puede
crear la Realidad Fenomenológica, sino después
de previamente formar la Magia de su propia
mental sustancia como un instrumento operativo.
Esto es maravilloso: Porque nos exime de
toda obligación de que la Magia sea algo ajeno
y exterior a nuestro propio Imperial Deseo.
Lo de Imperial lo añadimos nosotros para
indicar el grado máximo y supremo de tal Deseo.
Y he aquí pues el Organigrama Ontológico
de la Entidad Creadora y de su actual Creación:
En el Principio es el Mago, que es a la
vez cualquiera que se proponga serlo y el
conjunto de los tales. El Mago Decide soberana
e Imperialmente que Su Esencia es la Magia, de
la cual proceden todas las cosas. Por tanto, en
virtud de la sola Presencia Mágica del Mago, se
forman el Espaciotiempo y sus pliegues y
despliegues materiales y energéticos, tales
como las galaxias, las estrellas, los planetas,
la Tierra, los vegetales, los animales, y todo
lo demás que eviene según la Lógica Establecida
en ese Principio; Lógica que, al cerrarse sobre
sí misma, termina produciendo al Mago Creador.
Matemáticamente considerado, lo que hace
el Mago es deducir y crear una circunferencia a
partir de un punto geométrico llamado Dios,
siendo el Mago mismo el punto que inicia y
culmina la circunferencia. El punto geométrico
no es más, ni menos, que una idea sin extensión
ni materialidad, pero con Realidad Relativa. El
Mago es pues real en relación a la idea de Dios
y en relación también a su propio Universo
circunferencial, esferoidal, espaciotemporal y
fenomenológico, que es la Realidad circundante.
Empezamos pues a estar en condiciones de
vislumbrar qué cosa es la Magia y cómo funciona
a partir de la mente: Magia es la Astrofísica,
la Astronomía, la Física, la Química, la
Geología, la Biología, la Psicología, y todo lo
que la mente puede pensar, idear e imaginar.
Entre las muy diversas cosas que crea la
mente ha creado también a la gente que no
piensa. La gente que no piensa supone que la
Realidad está terminada, y que lo que hay es lo
que debe haber, y que no es posible que sea ni
funcione de otras maneras que las científicas:
Craso error: Todo eviene y sucede según
el Modo de la Lógica que se aplique a su
Principio. Si el Modo se cambia, todo cambia.
El fallo de la gente que no piensa, y de
sus ciencias, es situar el Origen o Principio
fuera de ellos mismo: Por lo que les sale una
Realidad Excéntrica: Deforme y Monstruosa.
Nada pues de extraño tiene que en una
tal realidad existan aberraciones tales como la
muerte y demás cosas malas, dañinas y molestas.
Los Magos son Concéntricos: El Yo, o Ka,
es el Centro en torno al cual giran el Mundo y
el Universo y la Onticidad, y, en un campo más
próximo, giran asimismo en torno al Yo la
Fenomenología circundante y la que adpta la
forma del cuerpo instrumental en que reside.
Tenga siempre el Mago muy en cuenta que
la Realidad no es Algo en sí mismo, sino una
confusa y caótica base estructural de la que la
mente selecciona formas arbitrarias según el
criterio que elige o le viene impuesto. Un
mismo terreno campestre, por ejemplo, ofrece
realidades muy diferentes al animal herbívoro,
al carnívoro, al topógrafo, al poeta, al
agricultor, etcétera, pues cada cual le aplica
un criterio diferente. La pretensión de la
Ciencia de llegar a una Realidad que sea válida
para todos los criterios lo único que produce
es un criterio más que añadir a los restantes.
El único Módulo Común, aplicable a todas
las formas de Realidad, está en la mente,
cuando ésta considera que toda Realidad es una
Proyección Consecuente de su propia e íntima
estructura mental. Si uno está viendo un árbol,
de lo único que debe estar seguro es de que
algo en su mente le está obligando a verlo:
Tal esquema nos revela que la mente no
es ni mucho menos sólo una convicción
psicológica encerrada en un cerebro, sino que
es una estructura que se extiende por todo el
Espaciotiempo y sus plegamientos materiales y
sus despliegues energéticos. El árbol que uno
está percibiendo exteriormente por medio de la
visión ocular de que la mente se dota, lo está
también percibiendo interiormente a través del
devenir cosmológico que es la mente misma, uno
de cuyos caminos desemboca en forma del árbol.
Lo que demuestra que la mente y la
consciencia son cosas muy distintas: La mente
es un instrumento estructural, como el cuerpo,
que la consciencia utiliza en un grado ínfimo
de su rendimiento total. Algo así como usar un
potente telescopio para mirar sólo unas cuantas
estrellas, cuando el telescopio las está viendo
a todas. El Mago debe saber que, aunque su
consciencia elige un campo de observación muy
reducido, su mente personal está actuadno en
todas partes con la vigencia del Espaciotiempo.
Aceptar y asumir esa Omnipotencia que la
mente de uno tiene es lo que le convierte en
Dios instantáneamente, y lo que poco a poco le
va permitiendo ejercer de Mago conforme va
aprendiendo a encargar a su mente la ejecución
de tareas particulares en la Fenomenología.
Por Imperiales razones precautorias, no
existe paso directo entre el área de los deseos
y el puente de mando del área fenomenológico:
pues no son ni la Vida ni el Universo cosas de
juego ni aptos para equivocarse gravemente: En
cuyo caso volveríamos inmediatamente al Caos.
No obstante, el Mago puede y debe
intentar encontrar caminos en su alma capaces
de llevar a sus deseos selectos y honorables al
citado puente de mando, para proyectarse en la
Fenomenología y plasmarse objetiva y realmente.
Lo dicho nos plantea la Cuestión Etica:
La Omnipotencia está al servicio
exclusivo del IMPERIO, o sea, del Mundo de los
Dioses, cuyo Sentido Esencial es la Evolución
Perfectiva de la Vida y la Consciencia. Puede
por tanto usarse el Poder Mágico en todo lo que
beneficie a esa Divina Finalidad, y contra todo
lo que la perjudique. Bajo esa suprema
directiva, lo único que puede oponerse a la
mágica realización de nuestros deseos son las
imprevisibles consecuencias negativas que acaso
resultarían en la Linealidad espaciotemporal
que abrimos con cada deseo imperialmente
emitido: Ya que, al no desear tales negativas
consecuencias, el deseo originario es anulado.
Esta cláusula de garantía nos impide
arrojar piedras sobre nuestro propio tejado,
entendiendo como tal al IMPERIO y a sus Planes
de Futuro, pero no nos estorba para nada en
todo lo demás. La Etica no es un conjunto de
normas, sino una Filosofía del Bien en la
perspectiva de la Evolución Perfectiva Eterna:
El Bien o el Mal de los actos no reside
en ellos mismos, sino en sus consecuencias,
inmediatas y mediatas: El gesto de matar a
alguien es un acto, pero si no le sigue como
consecuencia la muerte de ese alguien no es
malo. Lo que ocurre es que todo acto comienza
por ser un gesto, siquiera sea de la voluntad,
o de la imaginación, o del automatismo, y a
todo gesto, cualesquieras que sean su forma y
naturaleza, le sigue un tren de consecuencias.
Un gesto arrastra una Idealidad completa
que tiende a cargarse de Realidad. En el Teatro
vemos gestos que se supone que no producen
efecto alguno, pero no es así: El gesto teatral
es una realidad en su espaciotiempo psíquico,
que estará todo lo lejos que se quiera del
llamado mundo real, pero, ambos pertenecen a un
mismo Continuo y se comunican por algún camino.
En cierto modo la Magia es una ciencia
de gestos: No desde luego tan ingenuos como los
de los cuentos para niños. El Gesto Mágico se
establece sobre la comprensión de la Realidad
Interiorizada, que convierte al Exterior en un
Reflejo Inerte, manipulable, pero, con cuidado.
Hay que poner sumo cuidado en todo lo
mágico porque al menor descuido uno mismo pueda
quedar desagradablemente afectado por alguna
imprevisible consecuencia de lo que realiza.
Los malos magos se eliminan ellos solos.
Encambio, el Mago sabio y prudente tiene
un método que no falla: Consiste en una especie
de examen de conciencia, de autoanálisis, en
el que revisa los Deseos que habitan en su
alma; y no ya sólo en las áreas nobles y
distinguidas, que suelen mostrarse a las
visitas; sino que también pasa revista a los
monstruos que pueblan sus cavernas subterráneas
subconscientes, que no son tan lindos de ver.
El Mago aprende así que no por
aherrojados son menos poderosos y efectivos sus
monstruos psíquicos o demonios: Porque todo lo
que el Mago dispone y decide en su puente de
mando pasa inmediatamente luego por donde
habitan esos monstruos, que son en definitiva
quienes lo realizan en la práctica objetivada.
El Mago tiene pues que conseguir
civilizar a sus demonios, convirtiéndoles, de
enemigos brutales y caprichosos, primero en
aliados, y después en subordinados oficiales.
La gente ha oído campanas sin saber
dónde, y es por eso que en los ambientes pro
mágicos Exteriores, ajenos al IMPERIO, se habla
de ciertos pactos que los magos establecen con
el demonio o los demonios, como si de éstos se
tratara como de potencias exteriores: Jamás.
Jamás un verdadero Mago establece
relación ni pacto alguno personal tácito o
explícito con alguien exterior al IMPERIO:
Sería Traición.
Los demonios o monstruos a los que se
refiere la Magia los tenemos dentro, y son
súbditos más o menos díscolos e indómitos del
Yo de la consciencia personal, que es, de entre
todos los impulsos instintivos y pulsiones que
coexisten en uno, el Yo que reina normalmente y
cada día desde el trono interior de la persona.
A ese Yo que reina es a quien se le
conoce y denomina con el nombre asignado al
individuo. Mientras ese Yo está reinando desde
su trono, las demás personas le reconocen de un
día para otro y a través de los años. Pero a
veces, en el caso de mucha gente, el Yo es
destronado y sustituído en el trono por un
demonio usurpador; o lo que es más frecuente a
lo largo de la vida: por una sucesión de
demonios usurpadores que se van destronando
unos a otros, hasta que alguno algo más fuerte
o más inteligente logra sostenerse en el trono.
Casi toda la gente vulgar está Usurpada.
Cuando alguna persona de un círculo de
conocidos sufre una tal Usurpación, se vuelve
un Extraño: un ser que ya no es el mismo que
antes; que tiene otra idiosincracia diferente.
Rara vez pero a veces, el relevo
ocurrido en el trono personal es positivo, ya
que quien destrona al usurpador y asciende al
trono es el Yo Noble, el Yo Real, el verdadero
Señor del complejo reino que es una persona; un
Yo que estaba dormido, o que había sido
destronado por un cúmulo negativo de adversas
circunstancias exteriores que le habían
sustituído, como en un país vencido, por un rey
títere: un demonio débil y ridículo, un demonio
democrático, puesto por los enemigos para que
obedezca las consignas venidas del Exterior.
La Política Imperial exige que toda
persona esté regida y gobernada por el Yo Más
Noble que habite en ella. Cuando esto no es
así, la tal persona es una democracia gobernada
por demonios con el mandato de satisfacer sus
más bajos instintos; sus apetitos más groseros.
Sólo el Yo Más Noble de cada persona es
Imperial, pues es el único que en tal persona
ama y acata al IMPERIO, y por tanto, sólo el Yo
Más Noble es Regio y pertenece a la Estirpe de
la Sangre Lunimosa de la Realeza Teocrática.
Quién es el Yo Más Noble de una persona
sólo puede decirlo su Intima Conciencia Moral.
Visto y considerado desde El IMPERIO, el
Yo Más Noble de una persona es el más Heroico,
Sabio, Amable y Armónico, que pone sus
potencias personales enteramente al servicio de
la Evolución Perfectiva y Expansiva de la Vida
y la Consciencia: El Objetivo del IMPERIO.
De lo dicho se deduce que sólo pueden
ser verdaderos Magos las personas no usurpadas
por sus propios demonios interiores, a los que
deben mantener siempre en permanente servicio
de actamiento y colaboración bajo su mando.
Cuando están sabiamente dominados y
gobernados, los demonios interiores no son mala
gente: Algo brutos sí e impulsivos, y
sobremanera ansiosos, a causa de que están muy
apegados a la materialidad corporal; pero como
la Inteligencia es Cónica, cada cual participa
a su nivel de la Sabiduría que le llaga de la
cúspide o trono, que es quien da el tono
general de la Eficiencia vigil y subconsciente.
Si uno no es muy inteligente, no debe
esperar de su subconsciente que lo sea, pero,
si es lo suficientemente inteligente y humilde
como para escuchar las emisiones radiofónicas
subespaciales del IMPERIO, su subconsciente
opera con la Sabiduría Transpersonal que nos
convierte a todos y a todo lo que somos y
tenemos en Organos Operativos del Supremo Trono
y de Su Mente Universal que Duerme y Sueña.
La Magia es pues una operatividad
inserta en la Esencia Dinámica del NUMEN:
Siendo a través de la Magia de los Magos como
El IMPERIO realiza un determinado tipo de
Funciones que no se pueden realizar ni a través
de la Naturaleza ni tampoco a través de la
Artificialidad, que es otra nueva Naturaleza,
mental psicológica en vez de biológica mineral.
El Mago hacedor de Magia es un paso más
allá y arriba en la Evolución que el que ocupa
el Hacedor de Máquinas, por cuanto que
sustituye en sus Estructuras a la Materia y a
la Energía por la Sustancia Mental de la
Imaginación y la Fuerza de la Lógica Divina.
Decía aquél que le dieran un punto de
apoyo, y la palanca correspondiente, y movería
al mundo: El Punto de Apoyo de la Magia es el
Momento Vector del Extremo Futuro, y su
Palanca, la Sabiduría y el Poder en ese Momento
Vector acumulados. Pues no hay nada que pueda
superar a una Civilización que se deduce a sí
misma del Espaciotiempo, y que por tanto lo
recorre y manipula en todas las direcciones,
incluída la que termina en el propio Mago.
Y esto nos coloca en una situación
sumamente interesante y nos plamtea una
cuestión de suma importancia: Estamos siendo
utilizados por un Poder que, teóricamente, no
ha nacido todavía y tardará milenios o eones
tal vez en hacerlo. Sin embargo, con sólo
aceptar que el Tiempo es dimensional, como el
Espacio, y que puede ser perfectamente
recorrido y manipulado en todas sus direcciones
y épocas por quien consiga alguna vez llegar a
hacerlo, hemos entrado en el Presente Perfecto.
Debemos pasar respecto al Tiempo de la
idea de Río a la idea de Mar: Del Criterio
Lineal al Criterio Superficial y al Volumétrico
de las realidades fácticas y no ya de las meras
abstracciones. El Tiempo no es una Línea porque
está pasando a la vez por todos los puntos del
Universo. De algún modo pues el Tiempo es tan
Volumétrico como el Espacio, en el que además
es evidente una Dimensión Dinámica que el
Tiempo asimismo debe poseer, porque es
inherente a ambos. Por tanto, la idea de Pasado
y Futuro tiene para nosotros que pasar a ser la
de Direcciones Cardinales, como el Norte y el
Sur, que deben ser integradas en un sistema más
complejo que aporte las restasntes direcciones
de Este, Oeste, Zenith y Nadir, del Tiempo.
Con el concepto de Velocidad a lo que
realmente nos referimos es a una Contracción
del Tiempo, para las velocidades rápidas, y a
una Dilatación del Tiempo, para las velocidades
lentas, dentro de un Sistema Plástico y
Relativo. La Plasticidad pues, Contraíble y
Dilatable, es una característica del Tiempo.
El Espacio tiene asimismo una
Plasticidad que depende de la Temperatura : del
Calor, que es una forma de Energía, que a su
vez es Destrucción de Materia. Ciertamente, el
mismo efecto que produce el Calor en los
cuerpos lo producen también, en mayor o menor
grado, todas las demás formas de Energía.
Si traducimos la Dilatación del Espacio
a términos de Destrucción de Materia, la
Contracción del Espacio es lo contrario, o sea,
la Creación o Formación de Materia, tendente a
un límite teórico de ausencia absoluta de
Energía, por conversión total en Materia, en el
supuesto de que la Energía fuera una cantidad
finita, y de que también fuera finita de por sí
la posibilidad máxima de formación de Materia.
Ninguno de esos dos finitos son ciertos.
Traduzcamos ahora Temperatura por
Velocidad, ya que aquélla no es más que la
velocidad de rotación de las partículas.
Tenemos pues que lo que Dilata al Espacio, las
grandes velocidades, Contrae al Tiempo, y
viceversa. En el supuesto einsteniano, el
volumen de un cuerpo acelerado hasta la
velocidad de la luz tenderá a ser Infinito y
Ubicuo; y la densidad de su masa seria Cero.
Lo falso de ese Supuesto es que la de la
luz sea la velocidad límite máxima posible:
Sólo hay límites en Matemáticas, jamás en
Física. Empujando pues a Einstein más allá de
donde él quería, nos encontramos con un
Universo muy diferente a ése de las estrellas y
por tanto de la mezquina Optica lumínica: Nos
encontramos con un Universo donde existen
velocidades verdaderamente infinitas, cuyos
tiempos son verdaderamente Instantáneos; un
Universo Ubicuo y de Masa Cero; cuyos objetos y
seres están a la vez en todas partes, pero sin
masa física sensorialmente considerable. Si su
presencia no es física, y están presentes, su
presencia tendrá que ser mental y discernible
por adecuaciones estructurales de la mente.
Casos particulares de ese Universo
sensorialmente imperceptible son sus muchas
otras velocidades más lentas, dentro ya de la
escala que va desde Infinito a Cero, límites
ambos que están en la Matemática, pero no en la
Física. Cualquier patrón de medida sirve y no
sirve para medir esas velocidades que llamamos
lentas, pues sólo y siempre dan un relativismo.
Quédense tales casos para la Ciencia,
porque lo que a los Magos nos interesa es la
Civilización que se ha adueñado del Mundo
Invisible del Tiempo Cero y Materia Infinita.
Ya hemos visto que lo que contrae al
Tiempo dilata al Espacio, cuya contracción por
plegamientos es Materia. Por lo cual, ese Mundo
al que vamos está plegando el Espacio hacia un
inalcanzable Volumen Cero de infinita Riqueza.
El Unico Tiempo de ese Mundo es pues el
Presente Perfecto, una Unidad donde coexisten
todas las épocas y microépocas, y donde cada
lugar contiene asimismo a todos los lugares.
Por tanto lo que ahora procede es un
desarrollo mental y sensitivo para adecuarnos a
ese Mundo, utilizar sus recursos y asumir sus
objetivos. Al no saber cómo hacerlo, lo Lógico
es dejarnos guiar y llevar por los veteranos,
que ya son Dioses hechos y derechos y conocen
todo lo que hay que saber para empezar la cosa.
Ninguna otra aventura puede ser tan
sugerente y apasionante como ésta en la que lo
ignoramos todo y no hay ni que moverse, a
cambio de lo cual parece que podemos conseguir
la Omnipotencia, la Inmortalidad y la Divinidad
auténticas, con sólo sacarlas de la mente.
Y es que entre pecho y espalda, o entre
frente y occipucio, hay tánta distancia en
términos de Realidad como la que existe entre
la última estrella de la izquierda y la última
estrella de la derecha, y tanto Tiempo como el
que va desde antes del Gran Pum a después de
que la última molécula se hunda sobre sí misma.
Si los científicos fueran consecuentes,
tendrían que prever que su Universo habrá de
reducirse a un punto e Implosionar en el Otro
Lado: Pues bien, ese Otro Lado es la mente.
Pero hay más: Lo que en Tiempo Lineal se
presenta como una secuencia inexorable que va
desde el Gran Pum hasta el último estado en que
las moléculas ya no giran, ni a los átomos les
giran los electrones, ni hay ya torbellinos
cuánticos, no es más que un proceso de
extinción de la realidad física hundiéndose en
sí misma y pasando, o bien a la Nada, o bien a
un Estado Imaginario, de naturaleza mental, que
es justamente como es percibida la realidad
física en Presente Perfecto: como un Sueño
Caótico cuyo reverso es un Pensamiento Lógico:
Todo depende del Entendimiento de los
Símbolos : Moléculas, átomos y cuantas, son
Símbolos de la Realidad Mental que se oculta
tras esas palabras; igual que el ADN es por
ahora el Símbolo del Misterio que nuestra mente
traduce mediante la expresión Vida Biológica.
El Presente Perfecto es concéntrico
respecto a un punto de Comprensión Total, del
cual deriva por Lógica toda la Fenomenología.
Ese centro de Comprensión Total tiene
necesariamente que ser un esquema muy simple:
un sencillo Módulo que no posea más que lo
estrictamente necesario para repetirse y
combinarse consigo mismo hasta el infinito.
Mirando hacia Lo Negro, se ve que el
Módulo más simple y sencillo que Existe y No
Existe y Puede Existir y No Puede Existir es el
Contraste de La Nada y La Antinada.
Es pues en ése en el que tiene que
basarse la Magia.
KIR Fénix

P r o s a s L u c i f e r i n a s - MITO II - EL PRINCIPIO DE INDETERMINACION


L A C A T E D R A D E L U C I F E R
P r o s a s L u c i f e r i n a s
Kir Fénix
======================================
I I
EL PRINCIPIO DE INDETERMINACION
-
Es de suma importancia que el Ser y el
No Ser sean simétricos y sumen Cero, Y es
indispensable un tercer elemento que Exista y
No Exista a la vez : La Consciencia Personal.
Si ha de haber enigmas y misterios, es
conveniente que estén todos en la Consciencia
Personal, en vez de en el Ser y en el No Ser.
La Consciencia Personal es el Contraste
que surge entre La Nada y La Antinada de modo
espontáneo e inexorable. Nosotros somos pues
tan viejos como la Nada y el Ser. Nosotros
somos nuestras consciencias personales de Yo.
¿ Dónde estábamos hace mil años ?; ¿ dónde
estaremos dentro de mil ? : Siempre en el mismo
sitio: Siempre entre la Nada y el Ser: Ante un
Paisaje que va derivando como un caleidoscopio
de infinitas posibilidades configurativas.
Cuando se conoce la clave de un sistema
infinito no hace falta la memoria, igual que no
es necesario aprenderse de memoria los nombres
de todos los números de la serie natural que va
desde Cero hasta Infinito, bastando con que,
ante cualquiera de sus paisajes configurativos,
uno comprenda correctamente su significado.
Incluso, con un valor aproximado, vale.
El Espaciotiempo va deslizando ante
nosotros sus aspectos, mientras contemplamos
bastante distraidamente sus detalles. Y como
esto viene siendo así desde el principio de la
eternidad, estamos ya tan acostumbrados a
asumir la actitud de espectadores netos, que
nos hemos olvidado de ejercer nuestra función
de directores de escena y de dar órdenes a la
máquina espaciotemporal para que avance,
retroceda, aumente de tamaño unas imágenes y
cambie otras, según nos vaya pareciendo mejor.
La consciencia personal es responsable
del producto llamado Realidad, que es su obra.
La Realidad es Unica, pero infinitamente
multiforme, dependiendo su aspecto del ángulo
mental en que se la enfoque: Ya que no es lo
mismo afrontarla como Señores que como
Esclavos, activamente para mejorarla, que
pasivamente para sufrirla, y es muy diferente
enfocarla como Dios o como hombre o animal o
planta o piedra, o la entidad que sea que
aceptemos ser por la rendición convictiva que
tiende a imponernos la Fenomenología Exterior,
que comienza en nuestro propio cuerpo físico, o
bien la entidad que nos reconozcamos hondamente
ser a pesar de nuestra apariencia somática.
Lo que se nos impone desde los Grandes
Tronos que rigen El IMPERIO es una determinada
base de partida encajonada entre circunstancias
insuperables, pero abierta hacia un desarrollo
cualitativamente ascensional sin límite alguno.
Siempre nacemos en ignorancia; sin
memoria de un supuesto Pasado ni órganos
prospectivos respecto a un teórico Futuro,
dentro de un Sistema cuya clave nos rodea por
todas partes a la espera de que la descifremos.
Se espera de nosotros que superemos el
Test, la Prueba, el Problema cuyo resultado
marcará nuestras medidas y la calificación de
la entidad que somos en esa existencia: Lo que
es válido desde para el ser más insignificante
hasta para el Dios más excelso de la Realidad.
Porque es cada ser quien se pone sus
propios límites y su propia calificación,
cuando cesa de esperar en su propio desarrollo
evolutivo y cesa de luchar por magnificarlo.
De entre las gentes que se esfuerzan por
superar las limitaciones que impone en
principio la realidad fenomenológica, son
notables los científicos, los investigadores, y
sobre todo los Magos: Estos últimos son quienes
desean y procuran alcanzar en la práctica los
poderes de los Dioses Teóricos. De dónde nos ha
venido la noción de tales poderes es un
misterio más de la Consciencia, que sueña y
anhela a través de sus órganos de Imaginación.
Sin prueba alguna, se sabe hondamente
que a un gesto de un Dios aparecen seres y
cosas o desaparecen, se curan los enfermos y
resucitan los muertos, o al revés, mueren o
enferman la gente viva y sana, llueve o
sale el sol, el día se oscurece y la noche
se vuelve luminosa, brotan manantiales en el
desierto, o se cambia de mundo: En el fondo,
a lo que estos poderes se refieren es a un
Universo donde la Fenomenología está supeditada
a la Voluntad.
Querer Soberanamente o Resignarse
Vilmenta, tal es el comienzo de la Cuestión.
Sólo el comienzo : La Voluntad Soberana
está en un Trono, y por tanto se somete a un
Protocolo que ella misma establece. Ningún rey
que pierda la regia compostura puede ser
obedecido, ni tampoco si ordena realizar
estupideces: El Trono Obliga: haciendo que
reinar sea una operación sumamente sutil.
Está claro que quien reina está conforme
en general con el estado de su reino, y no
puede ser en modo alguno un díscolo
revolucionario que quiera ponerlo todo patas
arriba. Ahora bien : no hay reino, por excelente
que sea su estado, que no sea suceptible de ser
mejorado; y es ahí donde entra la Función de la
Realeza. Cuando se fijan en algo que no está
del todo bien, los reyes de verdad sonríen de
un modo que hiela la sangre en las venas; pues
lo hacen según un sistema binario, íntimo y
secreto, que suele llamarse Gracia y Desgracia :
los dos aspectos de la Consciencia Soberana.
Revisando el Esquema Inicial vemos que
La Antinada es simétrica a La Nada, y que por
tanto no tiene mérito particular alguno para
ser preferida. La Consciencia mira a ambas
desde un punto de absoluta Indeterminación.
Esto, que sucede en el Origen, está
sucediendo en todos los momentos de la
eternidad y respecto a todo. Da absolutamente
igual que algo exista como que no exista. Sin
embargo, lo que la Consciencia Soberana no
puede evitar es presentar su Aspecto Gracia a
algo a la vez que su Aspecto Desgracia a lo
contrario de ese algo; por lo que obliga a
existir inexorablemente a aquello que está
contemplado por su Gracia, y destruye y
aniquila a aquello que caiga bajo su Desgracia.
De lo que se infiere que Existe en
Creación Incesante una Realidad Infinita que
Agrada a la Consciencia Soberana, a la vez que
se produce la Destrucción Incesante de la
Simetría Negativa y Contraria a tal Realidad.
El Mal no es pues verdadera Realidad,
sino su Reflejo Simétrico Negativo a extinguir.
En Presente Perfecto, la Realidad es un
Acto Instantáneo Absoluto; en Tiempo Lineal en
cambio es una secuencia infinita sin principio
ni fin que va mostrando diferentes paisajes.
Y en cada paisaje, la consciencia del
Mago encuentra innumerables posibilidades de
intervención, mediante la aplicación del mismo
sistema binario modular Gracia-Desgracia.
Como todo lo arquetípico, la Gracia y su
contrario es una función que se realiza en
todos los rangos y ámbitos de la Onticidad. La
Gracia empieza por ser un vertido fluídico de
Consciencia hacia cualquier determinada
estructura : La Gracia es un Don, una Dádiva,
una Relación de Amor que la Consciencia
establece en beneficio de la estructura
elegida, ser o cosa, que recibe así una
atención más intensa y beneficiosa que la que
recibiría normalmente de su entorno. Pero la
Gracia es Magnética : Induce en el ser o cosa
una Respuesta que debe ser al menos en parte
Reflectante y no sólo Refractante : Esto es : La
Respuesta debe ser Positiva, del mismo signo
que la Gracia, mostrando algún Reflejo
Especular de ésta: o sea, un Signo de Utilidad.
Cuando la Respuesta es Negativa, o por
enteremante Refractante, al no emitir ningún
Signo de Utilidad, o porque el Reflejo
Especular es el Contradictorio al esperado en
la Lógica Inocente, automáticamente la
Consciencia gira ciento ochenta grados y
muestra su aspecto Desgracia en forma de
Desprecio respecto al objeto de su atención.
Lo que hace que una estructura responda
a la Gracia de una u otra manera es su devenir :
Una historia inscrita en el núcleo esencial de
esa estructura que Coincide o Disiente con las
espectativas de la Consciencia en el Proyectado
Campo Mórfico de ella misma, según el cual la
Realidad debe ser una Evolución Perfectiva y
Expansiva de la Materia, sin límite ni final.
Lógimente, a una Materia Incrementada en
Perfección hasta el Infinito, corresponde una
Antimateria Incrementada en Imperfección
también hasta el Infinito. Pero, qué es la
Antimateria: No desde luego Otra Forma de
Materia sino su Exclusión, su Ausencia, su
Vacío, su Negación: Antimateria es lo mismo que
Antiser: Lo mismo que decir Antiespaciotiempo.
La Antimateria es pues la Regresión
hacia el Esquema Inicial del que procede la
Realidad Evolutiva y Perfectiva. Eticamente,
la Antimateria es el Mal en todas sus
acepciones mentales, morales y clínicas.
Lógicamente, la Regresión debería
hacerse siguiendo a la inversa la misma ruta
que la Evolución; pero esto no parece ocurrir
así, debido tal vez a la percepción lineal del
Tiempo. Lo lógico sería que un árbol regresivo
fuera disminuyendo de tamaño hasta convertirse
en semilla y grano de polen y volver a las
plantas originarias. En vez de esto, el Tiempo
Lineal sintetiza una Fórmula Equivalente
llamada Muerte que acaba quitándolo de escena.
En Presente Perfecto, lo que deja de
existir alguna vez Nunca Existió : Fue una
Ficción Presencial : un Reflejo Distorsionado
del Acto de Gracia efectuado por la Consciencia
desde el Principio de Indeterminación en favor
de la Posibilidad del ser o cosa Atencionados.
Este concepto es de suma importancia
para la Magia : El Mago sabe perfectamente que
ningún tribunal de ninguna parte puede
condenarle por matar a Don Quijote o a
cualquier otro personaje de ficción. Ni tampoco
por matar a la gente que no existe y que en
nada afecta a la Historia del Mundo. Puesto que
no hay crimen si no hay cuerpo del delito.
Sin embargo, lo que no existe puede
perfectamente ser destruído por actos positivos
de destrución : Sin que haya quejas ni
reclamaciones. Tal método lo ofrece el Tiempo
Lineal Comparado con el Presente Perfecto:
Imaginemos el sujeto X cuya vida se
desarrolla a lo largo de una serie de Momentos;
y cuya fórmula resolutoria definitiva es
insignificante en el proceso de la Evolución: O
sea, que no aparece en el Presente Perfecto. El
tal sujeto X es pues una ficción presencial que
no responde positivamente a la espectativa de
la Gracia. En términos mágicos se le puede
matar, sin que pase nada, a poco que estorbe o
resulte molesto. La Traducción a Tiempo Lineal
de tal muerte mágica será un accidente de
causas impersonales, según el mismo Código que
va constantemente quitando de enmedia a la
gente que no tiene un lugar en la Eternidad.
Esto no es injusto : Téngase en cuenta
que nadie tiene derecho a existir. Y que, si
parecemos estar existiendo es por pura Gracia
de la Consciencia Soberana, a la que nos es
vitalmente imprescindible Agradar con nuestras
Respuestas en todos los infinitos puntos del
Tiempo Lineal, o en el grado suficiente para
ser considerados por la Consciencia como un
tesoro apreciable y digno de ser conservado.
El tal sentido, un Mago corriente es una
especie de Juguete de los Dioses Altísimos, que
están deseando admirarle sus habilidades
mágicas. Mientras sea Sorprendente, el Mago
vivirá. Pero el Mago sabe bien que para poder
sorprender gratamente a los Dioses durante toda
la eternidad tiene que ir convirtiéndose en
Otro Más de los Dioses mismos, haciendo de su
mente y de su psiquismo un Reflejo Especular y
Positivo del de Ellos lo más exacto posible:
Y esto significa Meterse Dentro de Sí un
Corazón y un Pensamiento propios de los Dioses.
El Mago es pues, en diminuto, la misma
Consciencia Soberana, inocente y creadora, que
va perfeccionando Su Universo parcela a parcela
y época a época, fomentando el Bien y
castigando al Mal según una regla muy sencilla :
El Mago tiene el Deber de premiar a los
Buenos con un Destino favorable y un Azar
favorable, para que persistan en el buen
camino; y tiene también el Deber de castigar a
los Malos con un Destino adverso y un Azar
adverso, para que retornen al buen camino o, en
caso contrario, para que regresen a la Nada.
O sea, exactamente el mismo Deber que
tienen los Dioses : Un Deber Universal que
obliga a asumirlo a quienes son capaces de
percibirlo, y que es aplicable a absolutamente
todos los seres, incluídos los más excelsos.
Lo que Debe Ser es Necesario que sea.
Cualesquieras que sean las dificultades
prácticas que obstaculicen alcanzar el Poder
Mágico, el Mago está obligado a vencerlas y a
superarlas, conseguir la praxis de la Magia, y
utilizarla según la dicha Suprema Directriz.
¿ Cómo ha de conseguirlo ? : Siguiendo el
proceso de integración personal en el Mundo de
los Dioses: en Humildad y Respeto, sabiéndose
lleno de imperfecciones que desagradan a la
Mirada Divina, pero intentando pacientemente
intuir el Pensamiento Imperial y Su Juicio
respecto a cada proyecto concreto en que el
Mago se siente llamado a intervenir con Poder.
Adivinar el Deseo de los Dioses ha sido
siempre el gran problema de las religiones, y
lo que suele acabar frecuentemente en alguna
forma de Inquisición. Esto sucede porque tales
religiones imaginan que los Dioses están Fuera
del alma de quien cree en Ellos; y no es así :
Los Dioses están Dentro de nosotros, en
el Abismo Interior del alma y de las almas : En
el Universo Sin Estrellas que tenemos Dentro.
Lo Mental y Lo Físico forman una Cónica :
dos Conos unidos por sus cúspides. Cuanto en un
Cono sucede es Lo Inverso de lo que sucede en
el otro. La Inmensidad Interior del alma no es
Espacial, contrariamente a la Inmensidad
Exterior de lo que llamamos Universo, que sí lo
es. Encambio, el Tiempo Interior está en
Presente Perfecto, cuando el Tiempo Exterior es
Lineal; y asimismo, el Tiempo Interior es
Lineal cuando el Tiempo Exterior es percibido
como Presente Perfecto. La Inmensidad Interior
es pues El Antiespacio : o sea : La Inversión
Puntual de las tres dimensiones del Espacio que
solamente ocurre en el punto vértice del Angulo
Triedro: en el que las tres dimensiones pasan a
ser tres Tendencias. El alma es pues un Esquema
Vivo de múltiples Tendencias, no sólo tres.
De entre todas, la Tendencia Principal
del alma es hacia la Divinidad y la direeción
que pasa por Lo Divino. Esa Tendencia está
vivificada en sentido Ascendente por el
Instinto de Felicidad que se nutre de la Gracia
Divina en forma de agradables beneficios de
todas clases, y en sentido Descendente por el
Santo Temor al Dios : por el Terror Sagrado : la
forma más ominosa y sutil del Miedo y del
Horror : La profunda certeza de que caer en
Desgracia ante los Dioses produce toda clase de
castigos y dolores, la muerte y la condenación.
El Sabio Mago distingue el Terror
Sagrado de todas las demás formas del Miedo, a
las que aplica su mente analítica y reductora :
En un cincuenta por ciento el Miedo es
la mejor garantía de supervivencia, pero en el
otro cincuenta por ciento impide la Evolución.
Conviene pues irle ganando terreno conforme se
vaya pudiendo. Pero el Terror Sagrado es el que
sienten los Dioses : un miedo pánico a perder su
divinidad, si no cumplen bien Su Divino Deber.
Ese Terror Sagrado convierte a los
Dioses en implacables cuando de aplicar la
Suprema Directriz se trata : o sea, el Deber de
fomentar el Bien y castigar o destruir al Mal.
Tal es pues el tono atmosférico del
camino por el que va ascendiendo el Mago en su
proceso de integración al Mundo de los Dioses.
El Mago es un Dios a escala.
Tiene pues que enviar su Bendición
Mágica a todo lo Bueno que conozca, y su
Maldición Mágica a todo lo Malo de que tenga
noticias; pero no como un simple buen o mal
voto o deseo, sino con Voluntad Irrevocable de
que se cumpla. Tiene pues que echarle el alma
al asunto, o sea, sus desconocidas potencias
meentales, interiores y abismales, que posee.
Nadie debe dudar de que es en el alma
donde laten todo el Poder de Creación y todo el
Poder de Destrucción. Los volcanes, las
estrellas estallantes y la energía atómica, son
sólo un pálido reflejo del Poder Destructivo
del alma; así como la Materia, las orquídeas y
las obras del Arte y del Pensamiento, son
también un pálido reflejo de su Poder Creador.
Los Magos no viven en una selva sino en
una Civilización, Divina e Imperial, y por
tanto, no emiten sus Deseos creativos o
destructivos en Crudo y en Directo, sino a
través de los canales del IMPERIO, que los
transforman del modo más adecuado a su
cumplimiento, con un aprovechamiento del cien
por cien y mucho más completamente que adonde
puede llegar la imaginación personal del Mago.
Pocas veces, o ninguna, somos del todo
conscientes del Significado Total de cualquier
frase o palabra, de una orden o una Invocación.
La verdadera Historia es la
Microhistoria : El conjunto infinito de detalles
que afectan a las vidas : En la Microhistoria es
donde se plasman y realizan las Bendiciones y
Maldicines de los Dioses y de Sus Magos, de un
modo tan perfecto y completo que no se escapa
de su Acción ni un milisegundo de existencia.
Lo mejor que tienen estas Maldiciones y
Bendiciones es que son retroactivas : Que desde
cualquier punto del Tiempo Lineal en que
penetren se expanden instantáneamente hasta el
óvulo originario y hasta el postrer suspiro de
la vida del sujeto destinatario del asunto.
Para comprender un tal fenómeno nos
puede ilustrar la pintura de un cuadro, cuyas
pinceladas, aunque forman una Linealidad,
porque van una detrás de otra, afectan cada
pincelada al conjunto total simultáneamente.
Del mismo modo, un castigo ordenado por
los Dioses sólo es comprensible respecto a la
vida total de la persona que lo recibe. E igual
puede afirmarse de toda Bendición. Aunque la
clave lineal de tales retribuciones sigue
siendo el sistema Estímulo-Respuesta, esa clave
es trascendida por la Finalidad, que es global
y sintetizadora, y se refiere al Modo de Ser y
Estado a que quieren promocionarnos los Dioses.
Esto es lo mismo que si uno está
educando un grupo de perritos para obtener
habilidades y comportamientos radicalmente
distintos y superiores a los vulgares del
género canino. Esos perritos, o acaban por
convertirse en genios, o mueren en el intento.
De perros vulgares está el mundo lleno,
igual que de gente vulgar. Para que todo siga
igual que siempre no hay que molestarse ni poco
ni mucho : Y en esto es precisamente en lo que
consiste el Silencio de los Dioses, tan
frecuente y conocido por todas las religiones y
por la gente que reza : A cuento de qué se van a
molestar los Dioses en intervenir en los
asuntos vulgares de los perros o en los asuntos
vulgares de la gente. Ahora bien : Si uno o más
perros o una o más personas solicitan de los
Dioses ayuda para llegar a convertirse en
metaperros o metapersonas, esto es, en seres de
una especie más Evolucionada, más inteligente,
más rica, más poderosa, más ética y más de todo
lo Bueno, los Dioses, quieran o no quieran, de
grado o por fuerza, por el Supremo Imperativo
de la Consciencia Soberana que les obliga de
oficio a fomentar el Bien o Evolución
Perfectiva de los seres, inexorablemente ayudan
a esos seres peticionarios a Evolucionar,
mediante el sistema Estímulo-Respuesta de
premios y castigos, y ya no paran hasta que lo
consiguen, o hasta que tales seres se rompen.
La petición de ayuda no tiene ni que ser
expresada oralmente o por escrito : basta con
presentarse ante los Dioses con el deseo de
serles Agradable : Ahí picó : Los Dioses
Complacidos son tan perfeccionistas que ya no
nos consienten ni la menor tara ni el menor
defecto, y encima nos aplican a Funciones
Graciosas para ellos de las que no tenemos ni
la menor idea, pero que ya estamos obligados a
realizar, por las buenas o por las malas.
Y esto es lo que le sucede a cualquier
persona que por juego o distracción quiso
alguna vez ser Mago, y ahora está obligado a
serlo quiera que no y a ejercer efectiva Magia.
No puede negarse que la Magia es una
maravilla, y que resuelve multitud de problemas
que de otro modo no tienen solución. Claro que
hacer Magia consiste en Introyectar la mente
hasta el NUMEN y desde ahí recomendar lo que
proceda al Control Imperial. ¿ Y qué es lo que
procede concretamente en una situación concreta
que nos parezca manifiestamente mejorable ? : La
verdad es que no es tan fácil discernirlo;
porque para hacerlo hay que tener una
comprensión completa o muy amplia de la cosa.
Por tanto, no se puede ser Mago sin ser
Sabio. Y sólo se es Sabio cuando se tiene la
visión panorámica del Presente Perfecto que
tienen los Dioses. El Trabajo a realizar es
pues en la mante donde tiene que ser efectuado.
Pongamos el ejemplo clásico del niño que
se está muriendo y la familia recurre al Mago :
Parece a primera vista tirado de fácil :
El Mago suplica al Sublime Trono que el
niño se cure, y ya está. Pues no : Hay que abrir
el Archivo del Futuro y ver que cambios, a
Mejor o a Peor, evendrían si el niño se cura.
Y no porque acaso el tal niño resulte
después un monstruo, sino porque al seguir
existiendo incidiría en multitud de otros
comportamientos, de los que el niño sería la
gota que rebosara el vaso del Bien o del Mal.
Ni es oro todo lo que reluce ni es Bueno
todo lo que lo parece. En multitud de ocasiones
el Bien y el Mal están descolocados ocupando el
sitio opuesto al que les corresponde, cuando
son suplantados por el Apetito y el Rechazo de
quien les contempla sin preocuparse poco ni
mucho de la Evolución Perfectiva de los seres.
El Mal es mucho más sencillo de entender
y mucho más detectable, como todo
empobrecimiento se detecta con más facilidad
que el verdadero enriquecimiento, más difuso y
sutil y silencioso. El Bien encambio, aunque
tiene sus pequeños catecismos, sólo es
Inteligible en el Sistema de la Reencarnación
Automática Universal Indefinida : Ya que la
Evolución Perfectiva es un proceso infinito.
Quiere esto decir que lo de Bueno o de
Malo que se haga en una vida no suele ser un
Valor Absoluto, sino un simple valor o
antivalor infinitesimal y relativo que se
integra en una Sucesión Indefinida a la que,
evidentemente, modifica. A veces, y en
cualquier Momento, un ser consciente puede
jugarse todo su Destino a una sola carta, si
apuesta por la Divinidad y Más Allá; o si le es
dada la oportunidad de apostar en contra, y así
firma su propia condena a la Autoaniquilación.
La Dádiva del Dios sólo se pierde una
vez : No hay más Oferta en toda la Eternidad.
Rara es la persona que tiene la
oportunidad de hablar con un Dios cara a cara,
pero algunas veces esas rarísimas oportunidades
se dan. Contactar con un Dios es contactar con
la Eternidad, en su Presente Pertecto y también
en su Tiempo Infinito. O sea que lo que ahí
ocurra, sea lo que fuere, Ocurre para siempre,
y queda inscrito como un dato invariable en las
Esencias Adquiridas por el Espaciotiempo Real.
No todo pues es reformable en el curso
del Devenir : No es reformable aquello en lo que
se apoya el Momento Vector del Extremo Futuro.
Quizás la palafra reformable no sea la
correcta, ya que, si se mantiene la misma
Función, el elemento que la realiza es
sustituíble por otro. Lo que no es reformable o
sustituíble es la Función que emerge cuando un
Dios contacta con una consciencia inferior, que
le acepta o le rechaza, le obedece o le
traiciona. Con eso cuenta el Futuro como con un
Precedente en que se apoya en lo sucesivo para
condicionar sus posteriores comportamientos.
El Espaciotiempo No Olvida.
Hay por ejemplo en toda la Humanidad una
inmensa Subteología que pretende escudarse y
excusarse en un conjunto de caracteres que con
el mayor descaro y del modo más gratuito
atribuye a la Divinidad : El Perdón, la
Compasión, la Complacencia, y hasta la
Complicidad con los defectos humanos, crímenes
y canalladas, vicios y miserias de la gente :
Esa Subteología Blasfema contra la
Divinidad, calumniando al Dios y pretendiendo
degradarlo hasta el vil nivel de un Padre
maleducado, desvergonzado, plebeyo y
tercermundista, incapaz de llevar a sus hijos
por la senda de la Evolución Perfectiva.
El Silencio de los Dioses es bastante
elocuente al respecto : Nada queda sin Sanción
de Premio o Castigo, inexorable y automática.
El Mago debe pues desarrollar una
sensibilidad particularmente analítica contra
todo Fallo o manifestación del Mal, sea en sí
mismo, sea en su entorno, sea donde fuere.
En el inmenso conjunto de los accidentes
desagradables o Malos tenemos un campo de
conquista a invadir hasta alcanzar sus causas y
anularlas, evitando así su repetición. Este
juego es interminable, porque siempre habrá
causas más lejanas productoras de Males, pero,
éste es un buen método para ir ampliando El
IMPERIO con Justificaciones irreprochables.
El Mal nunca jamás merece Perdón ni
disculpa ni Compasión, sino que hay que ir a
por él a destruírlo al precio que fuere. Con
esta actitud tendremos indefectiblemente la
ayuda de los Dioses; lo que es una garantía
pero no un descanso, porque esa actitud nos
obliga a aumentar nuestra perspicacia en la
previsión del Fallo y nuestra Memoria del Mal.
Precisamente es la Memoria del Mal una
de las Tres Claves de la Evolución Perfectiva :
Las otras dos son la Memoria del Bien, y
la Audacia en el Método de Ensayo y Error
frente al Misterio. Como se ve, las Tres Claves
están en nuestra alma y en nuestra mente : Y
cuanto más nos alejamos de este centro tanto
más frecuentes son los fallos que se producen.
Luego, de algún modo se nos está
indicando que debemos permanecer en el alma de
las cosas, en el NUMEN, y no dejarnos arrastrar
ni confundir por la Fenomenología : Nada sucede
que no tenga su más remota causa en el Mundo de
los Dioses : ni la caída de una hoja de árbol.
Leer la Fenomenología es ir
comprendiéndola en sus causas inmediatas, y en
sus procesos, y en su Significados Nouménicos.
Nosotros lo más que podemos hacer es
proponernos seriamente aprender a Leer el Mundo
que nos rodea desde el alma hasta sus Lejanías;
pero tendrán que ser los Dioses quienes nos
vayan poniendo delante sus Letras, lo que muy
probablemente es en lo que consiste existir y
vivir : Los seres y eventos son Significantes
que nos sirven para conocer sus Dignificados.
Pero en el Mundo de los Dioses, que es
el único que existe verdaderamente, la relación
entre el Significante y el Significado no puede
ser convencional ni aleatoria : Tiene que ser
Lógica : Tan obligatoriamente Lógica que ambos
sean una sola y misma cosa, inseparable de sí
misma. Luego, tiene que tratarse de Dos Modos de
considerar la misma cosa : Como Individuo, y
como Parte de una Continuidad indefinida.
El Juicio queda en suspenso; porque tal
vez sea en suspenso como deba estar siempre.
Lo que viene a decirnos que todas las
explicaciones son y serán siempre
provisionales, y a la espera inacabable de cada
vez más perfectas explicaciones. Y lo que es lo
mismo : que todos los juiciós y explicaciones
son relativamente válidos en la vida práctica.
Tenemos pues que cada ser y evento puede
ser consdiredo como Individuo Significante cuyo
Significado se encuentra en la Continuidad
Indefinida; y puede ser también considerado
como Signicado Continuo o Presencia o Epifanía
de un arquetipo que vive y reside en el NUMEN.
En otras palabras : Ante cada fenómeno,
nos hallamos en presencia de un significante de
estructura discernible a la luz de la
Continuidad, y de un significado provinente de
un arquetipo, o sea, del Mundo de los Dioses.
Toda porción de Realidad Fenomenológica
que llega a la consciencia personal de Yo es
pues un Don Divino, una Gracia o Merced, con
Intencionalidad Perfectiva siempre, expresado
en el Lenguaje Binario de Premios y Castigos.
Los Castigos son en general levísimos
retoques dados al comportamiento, y dependen
del grado de desviación de Lo Perfecto en que
uno haya incurrido. En tales casos veniales, la
sensación de Displacer acompaña al Castigo muy
de cerca. Encambio, en los casos verdaderamente
graves, el Castigo es de momento indoloro, y
sólo es más tarde cuando el Dolor se presenta.
KIR Fénix

P r o s a s L u c i f e r i n a s - MITO III - LA VENGANZA MAGICA


L A C A T E D R A D E L U C I F E R
P r o s a s L u c i f e r i n a s
Kir Fénix
======================================
I I I
LA VENGANZA MAGICA
-
El pleno valor de la Magia se alcanza
cuando puede ser utilizada como arma justa.
Además de las específicas, existen
infinidad de cosas que pueden ser utilizadas
como armas, independientemente de la
calificación moral de tal uso, ofensivo o
defensivo, justo o injusto. Pero en la Magia
está implicado el Poder Divino, por lo cual su
uso como arma está condicionado por la Etica.
La Magia es pues inoperante cuando se
pretende dañar con ella al inocente. Pero debe
ser sumamente efectiva contra el culpable,
sobre todo si no disponemos de otra defensa.
En sus conflictos interpersonales, el
Mago apela al Tribunal de los Dioses, que abre
sus sesiones en el pensamiento de su corazón.
En el régimen ordinario tal Tribunal
está presidido por el Dios TUT, el Gran Mago.
Contrariamente a la tosca zafiedad de la
justicia de los hombres, que no es más que una
burda e insectil caricatura de la Divina, la
Justicia de los Dioses tiene la sutileza y la
desmesura propias de quienes contemplan el
Presente Perfecto a la vez que los vericuetos
del Tiempo Lineal. El Mago pues no puede
esperar de ella los vulgares veredictos al uso
en los tribunales humanos, siempre repetitivos,
de donde poco sorprendente puede salir; sino en
cada caso una sentencia realmente inesperada.
En la práctica, el Mago apela a los
Dioses para ponerlos de su parte; y Ellos
asienten, sonrientes según su costumbre. Y el
Mago queda a la espera de que los Dioses
inspiren en su mente la personalizada Maldición
que deberá lanzarles a sus eventuales enemigos.
Bien : La Maldición es la forma más
clásica de utilizar a la Magia como arma; pero
nos podemos preguntar si ese arma es efectiva,
y cómo actúa, y cuándo. Que es efectiva está en
la misma petición de principio : Cada vez que se
enuncia un concepto y se le imagina, se va
cargando de sustancia mental; y aunque sea muy
débilmente, funcionando está desde el comienzo.
Pero de cualquier arma lo que se espera
no es que haga levísimas cosquillas, sino que
mate. O incluso más : Hay cosas peores y más
dolorosas que la muerte física. Si conseguimos
maldiciones que sin matar hagan desear a
nuestros enemigos haberse muerto, quizás
estemos en puertas de un nuevo tipo de armas
que trasciendan la mera binariedad Vida-Muerte.
O sea : Que si le quitamos a alguien la
Muerte como alternativa binaria, convertiremos
su vida en un Infierno; análogo a la de esos
enfermos terminales a los que no se les deja
morir. Espantoso. Una venganza tan cruel y
demencial como sólo podría tomar en serio la
Inquisición en sus momentos más rabiosos.
No es seguro que queramos eso : ¿ Para qué ?
Lo que uno quiere de sus enemigos es que
lo dejen tranquilo; que no le muerdan; que no
le amarguen la vida. Claro que, si el ataque de
una fiera le obliga a uno a defenderse con un
arma de fuego, y la fiera queda malherida y
sufriendo horrores, el problema es del bicho.
Debemos pues maldecir mágicamente al
enemigo que ose atacarnos, deseándole lo más
terrible y espantoso que se nos ocurra, o,
simplemente, que se muera, y nos deje en paz.
Como ya está bastante explicado, el
Deseo Mágico se Introyecta, o sea, se envía a
través del subconsciente de uno mismo; nunca a
través del Espacio. Una muy buena práctica es
unir Dos Deseos en la misma Orden : Uno de los
cuales esté muy practicado, y el otro sea el
mortífero. Así, el Deseo Practicado se
convierte en Significante de su compañero.
Se infiere pues que el Poder Mágico es
para uso exclusivo de personas responsables,
dispuestas a asumir la responsabilidad de sus
actos ante las Supremas Instancias del IMPERIO.
La gente vulgar tiene miedo de asumir
competencias excesivas : Quieren tirar la piedra
y ocultar la mano; ser dañinos, pero
permaneciendo impunes. Lo que tipifica de
infantiles e irresponsablea su actuales niveles
mental y vital, éticamente a ras del de los
animales domésticos. El Mago encambio es
consciente de que la Justicia no reina en la
Tierra, y hay por tanto un Vacío que alguien
debe llenar. Su experiencia personal le
suministra incesantemente datos de infamias
realizadas por la canallesca y la villanía que
nadie parece estar castigando. Algo así como si
el puesto del Dios estuviera vacante, sin
titular ni sustituto, siendo como es una
Función tan de primerísimo orden que, si dejara
de existir, la Materia y el Universo
regresarían automáticamente al seno de la Nada.
Consecuentemente, el Mago asume el
Control que sobre el mundo Debe Ejercer la
Divinidad. Y lo asume con todas sus
responsabilidades; cualesquieras que sean los
errores que pueda cometer, por su ignorancia de
las Leyes que rigen la Realidad, por su falta
de preparación y de práctica, por su carencia
total de Modelo a que imitar : Lo Asume, no por
Capricho ni por Soberbia, sino por Estado de
Necesidad: Porque Alguien Tiene Que Hacerlo.
Lo único que el Mago posee de verdad es
su Voluntad: su facultad de Emitir Deseos desde
una Posición Imperial. Si la Realidad le
Obedece, el Problema está debidamente resuelto.
A finales del siglo XX la Magia era un
vano sueño, y El IMPERIO, menos aun que una
utopía : El sistema político más odiado y
rechazado por la totalidad de la gente vulgar.
Si el Factor de Realidad fuera el
Pasado, las probabilidades de llegar a existir
la Magia y El IMPERIO serían prácticamente
cero. Pero, por fortuna, el Factor de Realidad
es el Futuro, y tanto más efectivo cuanto más
remoto : Justo en la zona en que comunica con el
Subconsciente : El Momento Vector de los Zítaus,
Seres Mágicos, Zona de Inflexión entre el NUMEN
y la Fenomenología, Fuente de toda la Realidad.
El Mago sabe que todo esto es sólo una
Teoría Necesitada de Comprobación. Por tanto es
Comprobación lo único que le pide : Que Funcione
en todos los casos, de cualquier importancia.
Obviamente, el solo sistema nervioso de
la persona del Mago no puede soportar toda la
tensión de la Onticidad y sus Universos, ni tan
siquiera de la conflictividad que hay en la
Tierra. Necesita pues servirse de un complejo
Sistema Impersonal, de una Máquina, que cumpla
y aplique automáticamente Sus directrices a los
infinitos casos concretos. Una tal Máquina no
está al alcance de la tecnología del siglo XX,
ni de cualquier otro siglo, y por tanto no se
halla en ninguna época del Tiempo Lineal. Pero,
ese detalle, que descorazonaría hasta al más
animoso investigador, al Mago le lleva a pensar
que, si la Máquina no se encuentra en ninguna
época concreta o señalable, donde se encuentra
es Diluída por la totalidad del Tiempo Lineal :
O sea, que el Tiempo Lineal y la Máquina
que rige por encargo a la Realidad son la misma
cosa. ¿ Por qué no. Por qué la Fenomenología no
iba a poder ser el Resultado de una Máquina
intencionalmente construída a tal efecto por
quienes están en situación de hacerlo ? No por
gente corriente como la humana desde luego,
pero sí por otra gente con otro modo de ser y
otro modo de pensar : O sea, por los Dioses.
Ahora bien : Si esa Máquina está Diluida
y Presente en todas las épocas, los Dioses
también es muy probable que lo estén. De lo que
se deduce que, todas las personas que sienten
una profunda vocación de hacerse Magos por
Necesidades Eticas, son Dioses de esa Máquina.
Sentirse Dios no es una sensación rara
ni extraña cuando se toma en consideración el
Espacio Interior del que uno emerge, y cuando
se vislumbra en ese Espacio la Plenitud de la
Eternidad : Somos tan viejos como lo sea nuestra
alma; somos tan jóvenes como lo sea nuestra
alma; alcanzamos y actuamos hasta donde
alcancen nuestras anímicas facultades. La Magia
es pues lo que resulta de nuestra actividad
anímica y espiritual : Y no ya sólo de un modo
natural y espontáneo, sino a través de unos
circuitos preestablecidos en esa Máquina
Transespaciotemporal que alguna vez y en algún
sitio somos capaces de crear y de activar.
Como seres individuales, como avatares y
epifanías de Nosotros Mismos tras Máscaras de
Carne que llamamos Personas, estamos insertos
en un complejo sistema de Estímulos-Respuestas :
El Destino nos rodea activamente por
todas partes, proponiéndonos circunstancias en
que comportarnos según el Modo de Ser que nos
va emergiendo. Nuestro Modelo de comportamiento
es el Ideal Inédito : Respuestas no catalogadas,
con rasgos atípicos de efectividad superior y
más rentable que las puramente racionales : como
cabe esperar de Dioses incomprensibles a nivel
humano. Por tanto, también nosotros hemos de
contar con el factor sorpresa en la traducción
que de nuestro Deseo Mágico haga la Máquina de
Realidad : como cabe esperar de una Máquina
Divina, y no de un simple artilugio humano.
La Sabiduría nos aconseja que lancemos
mágicamente nuestros Deseos Imperiales, sin
preocuparnos de más. Los resultados, sean
cuales fueren, serán superiores y más rentables
que lo que puede prever nuestra imaginación
personal, condicionada por las circunstancias,
cuyas apariencias en Tiempo Lineal son muy
distintas a los datos reales de que emanan
tales circunstancias en el Presente Perfecto.
Cuando la Magia mata, mata; a pesar de
que el condenado y ejecutado pueda parecer
seguir estando vivo : La Realidad cuenta con
infinidad de tales fantasmas : Gente que ya no
existe realmente, pero que siguen siendo
utilizados en los circuitos aparienciales de la
percepción humana, aunque son sólo entelequias.
El instrumento con que el Mago puede
detectar y diferenciar lo real de lo aparente
es la Proyección al Futuro : Añadirle unos
cuantos siglos al sujeto y ver lo que queda de
él, si es que queda algo. La Historia se
compone mediante ese instrumento. Tomemos, por
ejemplo, al personaje Judas de Keriot : un
sujeto cuya única realidad consiste en una
cierta anécdota y las opiniones al respecto. La
inmensa mayoría de sus contemporáneos no tienen
más realidad que la anónima de formar paisaje.
Casi toda la gente no es más que paisaje
en torno a un escaso puñado de Realidades que
se dan en todas las épocas. Mirado el asunto
muy de cerca ocurre lo mismo que mirando algo a
través de un microscopio : Que aparece un
submundo de microbios anónimos circunstantes :
Imaginemos que un Mago tiene un problema
personal con uno de tales microbios de la plebe
microscópica : Necesitaríamos un láser finísimo
para eliminárselo personalmente, sin afectar a
los vecinos. No es que esto sea imposible,
pero, ¿ Para Qué ? : Da igual y se acaba antes
desinfestando a la vez a toda la muestra con un
antiséptico de efectos generales. En la
práctica, los Magos matan a los mosquitos a
cañonazos; y lanzan la Muerte por toda la faz
de la Tierra matando a diestro y siniestro para
acabar con un solo individuo en particular.
Así es más seguro que no se escapará.
El total Desprecio que los Dioses
sienten por la vida humana general está
compensado por el Alto Aprecio en que tienen a
los Valores Singulares : A fin de que, por
ejemplo, un artista pueda culminar su obra de
Arte, se le mantiene un paisaje mundial
parasitario, que en sí mismo vale absolutamente
nada. Es pues a costa y so pretexto de los
Valores Singulares como vive la gente en la
Tierra desde el principio de ese mundo, y hasta
que los Valores Singulares sean discernibles
netamente por una Consciencia colectivizada.
De lo cual el Mago infiere que el
Sentido de la Historia es el de una creciente
Distinción del Valor Singular e Irrepetible.
Los Dioses nos entendemos entre nosotros
mediante los Grandes Signos, que son las
traducciones de la Realidad a Formas
Artísticas. Todo Gran Signo tiene una pequeña
parte Objetiva, de la que asciende, en términos
de Evolución, todo un Continente Subjetivo.
Para nosotros los Magos, esto está tan
claro como un mensaje escrito en letras de oro.
La Vida Misteriosa que habita en el
Tiempo, y en el Espacio, y en la afiligranada
Realidad que forman ambos, es la Nuestra Divina
de los ciudadanos del IMPERIO, vivientes en el
Presente Perfecto a la vez que en la Tierra.
Estamos a ambos lados del micrsoscopio.
Como partes infinitesimales, necesitamos
las Acciones Desmesuradas de una Providencia
que manipula la infinita Realidad con la leve
pulcritud de un microcirujano; en Respuesta a
la Desmesura de nuestros minúsculos anhelos.
Porque nosotros vivimos en Dos Mundos.
Nada pues de extraño tiene que en
nuestra personal insignificancia nos sintamos
responsable del Bien y del Mal que acontecen en
todos los ámbitos y niveles del mundo humano.
Llamamos Venganza a la aniquilación del
Mal cuando aparece en nuestro campo sensible y
produce en nosotros un sentimiento de Rechazo.
El Mal se combate con la destrucción de
los elementos en que se encarna : y tal es el
profundo significado de la Muerte : Los seres
mueren por hacerse cómplices del Mal y darle
cobijo en sus vidas. Los seres que se resisten
al Mal con todas sus fuerzas, y apelan además
al Poder de los Dioses, viven eternamente.
La mayor mentira del Mal Personalizado
es su infame aseveración de que la Muerte es
inevitable para todos los seres vivientes : El
Mal Personalizado quiere que esa Mentira sea
acatada como supremo dogma, y que todas las
demás afirmaciones y negaciones depemdam de ésa
y giren en torno sin comntradecirla directa ni
indirectamente cualesquiera que sean sus temas.
¿ Por qué tendrá el Mal Personalizado
tánto interés en convencernos de que la vida
personal es un efímero paréntesis irrepetible
que se produce por azar en el seno del Caos ? :
Si uno mira dentro y fuera de sí mismo
podrá estar disconforme con infinidad de cosas,
que deben ser mejoradas, pero aparte de eso, lo
que uno encuentra en su Centro es la Voluntad
Irrevocable de Ser Lo Más Feliz Posible hasta
la mismísima Infinitud y de Existir el Mayor
Tiempo Posible hasta la mismísima Eternidad.
Si no se siente eso, algo Malo pasa.
El Mal Personalizado es el conjunto de
personas a quienes molesta que seamos eternos,
y que tengamos por tanto algún tipo de segura
inmortalidad que nos devuelve a la Tierra y a
su Microhistoria, conscientes y personales,
cada vez que nos cambiamos de cuerpo físico.
Hay un tipo de supermendigos, tan
costrosos, que están convencidos de que si se
les quitan los harapos se mueren; y que no es
posible ponerse ropa limpia y seguir vivos.
Exactamente eso es lo que afirman la
gente del Mal Personalizado respecto al cuerpo :
Que no es posible ponerse un cuerpo nuevo y
seguir siendo el mismo de todos los siglos.
Naturalmente que se equivocan, en parte
por Mala Fe, y nunca mejor aplicadas estas dos
palabras : Por Mala Fe, religiosa o atea. Y en
parte también porque su nivel de inteligencia y
su estructura mental no les permiten distinguir
el Quién del Qué en una estructura consciente.
Son tan graciosos como los gatos que
olisquean las voces de una radio encendida.
Para el Mal Personalizado es como si no
existieran el Universo de las Almas ni el de
los Espíritus ni el de los Dioses, igual que
para los animales tampoco existen el Universo
de la Escritura ni el de los Números ni el de
la Artificialidad, sino que todo esto se lo
explican con su mente reductora a su animal
manera de distinguir lo Real de lo Imaginario.
Como si lo Imaginario no fuera tan real
como las piedras, los átomos y los cuantas.
Si todo esto se limitara a ser una mera
cuestión académica no tendríamos nada que
discutir; pero, la cosa no va de academicismos,
sino que se traduce en una Praxis Infernal que
el Mal Peronalizado aplica constantemente a
todas las cosas, seres y personas de la Tierra.
Haciéndose los ignorantes respecto a los
Dioses, sustituyen a la Etica por sus leyes
caprichosas y arbitrarias según dicte la Moda.
Haciéndose los ignorantes respecto a los
Espíritus, sustituyen los Valores Singulares
por el rasero masivo mínimo común denominador.
Haciéndose los ignorantes respecto a las
Almas, causan Males Morales de intenso dolor.
Se comprende que los Magos no debamos
quedarnos impasibles ante tales fieras dañinas.
Antes al contrario lancemos sobre su
mundo la Venganza Mágica, afinando lo más
posible, como Imperial Deber, y como Deporte :
Es precioso Cazar mágicamente a la mala
gente, a elegante distancia espaciotemporal.
El dardo mágico es un infalible
proyectil conceptual que siempre alcanza su
diana, que es el alma, donde se clava, e
inmediatamente empieza a segregar su Maldición.
Como el alma rige, además de a la vida
mental y psicológica, al metabolismo corporal,
y a la constelación circunstancial de sus
entornos, la pieza alcanzada empieza a enfermar
por todas partes, y a salirle mal todas las
cosas en que interviene o pueden alcanzarle. Se
vuelve así muy Desgraciado, y finalmente muere.
Los Inmortales no debemos tener prisa.
Porque desde el NUMEN los Dioses del
Destino están viendo los complejos mapas de
nuestros corazones, imposibles de traducir a
lenguaje lineal. Con ese tipo de lenguaje no
daríamos abasto, ni aunque estuviéramos
Maldiciendo día y noche : Si será Malo el mundo.
Encambio, los Dioses le captan a uno en
bloques sus complejos estados de opinión frente
a la manifestaciones del Mal, y esos bloques
son así lanzados a sus destinos balísticos.
Hay que tener en cuenta que nunca una
persona es Mala por generación espontánea ni
aisladamente, sino que está arracimada con otra
gente que son cómplices, inductores y secuaces :
La Maldición de Cabeza Múltiple los
extermina a todos a la vez como es de Justicia.
Poca gente se muere cada día en
comparación con la que tendría que morirse si
cumpliéramos bien nuestro Trabajo. Y es que
estamos tan acostumbrados a soportar las
infamias de las gentes, y no sólo las efectivas
sino también las doctrinales que condenan y
desaconsejan la Justa Venganza, que casi nos
habíamos olvidado de que tenemos unas valiosas
capacidades reactivas para contrarrestarlas :
La Fe Imperial :
Cada vez que un Mago verdadero intenta
fomentar un Bien o castigar un Mal, está
Instando a Intervenir a una Omnipotencia muy
superior a todas las resistencias que puedan
oponer las Inercias de la Materia, de la
Energía y del Espaciotiempo, en el Universo
Físico, en el Moral y en cualquier otro. La tal
Omnipotencia no puede escudarse en el silencio
administrativo como un vulgar reyezuelo o
jefezuelo de gobierno, de los que con tanta
razón despreciamos y tenemos por viles e
incompetentes, sino que tiene que dar la Cara,
o Interviniendo como se le insta y suplica, o
Explicando a entera satisfacción de la
consciencia personal del Mago por qué no lo
hace, y asesorándole debidamente en el asunto.
La Fe Imperial no se detiene en dioses
falsos ni de escaso poder fáctico, tales como
los de las religiones al uso en estos siglos,
sino que profundiza hasta donde sea necesario :
Hasta allí donde la Omnipotencia sea de Verdad.
El Mago sabe, porque tiene repetidas
pruebas de ello, que la Omnipotencia existe en
alguna parte : Donde sea : En el Extremo Futuro o
Fuera de este Universo y de este Tiempo : Y
dentro también y ahora, quizás desde remotas
distancias, pero teniéndolo todo a su alcance.
Y lo que queremos es llegar a ser
coherentes con esa Omnipotencia, sensibles a
ella y a sus efectos, y co-gestores con ella.
Pero, supongamos por un momento que la
tal Omnipotencia fuera tan celosa de su status
de supremacía absoluta e incompartible y de sus
correspondientes privilegios que no quisiera en
modo alguno aceptarnos como socios subordinados
bajo su imperio y mando, sino que nos relegara
al ínfimo nivel del acatamiento religioso con
las demás gentes, o al simple grado de cosas
pertenecientes a su propiedad o a su paisaje :
En tal caso, la Fe Imperial diría que
esa Omnipotencia no es la nuestra, sino que se
trata sólo de un Tonto Gigantón de los muchos
que tiene que haber por el Espaciotiempo con
poderes simplemente relativos, y que debemos
seguir buscando la verdadera Omnipotencia
Absoluta, de cuya Esencia nosotros formamos
partes inseparables, en un Proyecto mayor que
la propia Omnipotencia y que todos cuantos
queremos formar parte de ella : ya que Lo
Absoluto sólo se alcanza junto con el Infinito
y con la Eternidad: cuando Lo Que Amamos se
vuelve Inefable, y la Omnipotencia pasa a ser
un factor secundario puesto a su servicio.
La Suprema Inteligencia Divina debe
estar absorta en profundas cavilaciones, pero
no por eso puede desentenderse de los detalles
menudos de los mundos del IMPERIO en que reina :
Para atender por delegación tales
detalles de poca importancia estamos los grados
inferiores de la Jerarquía Imperial : los Magos
por ejemplo, para los asuntos de la Tierra.
En el Universo Mental, cuando una Teoría
consigue llegar a ser Lógica se vuelve Fáctica.
Por tanto, Deseemos Mágicamente, con Fe
Imperial, sin cohibirnos en lo más mínimo ni
detenernos ante las aparentes dificultades y
obstáculos que la inercia espaciotemporal
oponga a nuestros deseos. Pues debemos tener en
cuenta que los Deseos Imperiales son Ordenes
dadas al Núcleo Emisor del Devenir; Núcleo del
que dimana la Realidad como de un proyector.
O sea, que lo que a nosotros los Magos
nos puedan parecer ocurrencias eventuales en
relación y reacción a ciertos estados de cosas
están tan en la clave de los acontecimientos
como esos estados de cosas que se nos ocurre
cambiar o modificar o sustituir por otros.
La prueba más clara de lo dicho es la
propia y misma Revelación Imperial,
impublicable hasta que el mundo humano
evidencia espectacularmente su hundimiento.
Que sólo es posible por Acción Mágica.
Los engreídos humanos están convencidos
de que su mundo es inatacable e indestructible:
ni por catástrofes geológicas ni por cambios
radicales en su mentalidad, capaces de
devolverles a la edad de piedra, o de sumirles
súbitamente en un Futuro inhumano y silencioso :
El Silencio es típico de los desiertos,
de los cementerios, y de los lugares donde mora
el Espíritu, tales como las bibliotecas y los
templos verdaderos. Lo típico humano encambio
es el Ruído, tánto en forma de Griterío como en
forma de Palabreo como en forma de Chatarra
maltratada. Sin Ruído, el género humano se
disgrega en grupúsculos tribales ajenos entre
sí, y disponibles para una Civilización Futura
que quiera utilizarles sin tener que sufrir a
la vez sus diversos y ruidosos inconvenientes.
Los Dioses aman el Silencio, que es lo
que les permite comunicarse creadoramente y
plasmar sus realizaciones de todas clases.
El Ruído tiene un talón de Aquiles : la
Electricidad : Si se corta la Electricidad, se
apagan los televisores y enmudecen las radios,
los teléfonos y todo lo que va por cables.
Electricidad es Poder. Y como todo
poder, su Destino no es repartirla, sino
restringirla y monopolizarla en muy pocas manos.
La Dinámica del mundo humano va pues
camino de las manos de los dioses, tánto si
son Dioses verdaderos como si sólo son falsos.
Como se ve, la Magia es radicalmente
Profética : o sea : descubres los raíles del
Devenir bajo la hojarasca de la actualidad.
Por eso, lo que el Mago hace en el fondo
es adelantarse a su tiempo, sincronizando sus
deseos mágicos con los eventos inexorables que
desde siempre están estrucurados en lo que
llamamos el Futuro, cuando se le contempla en
la perspectiva del Tiempo Lineal, pero que
donde realmente están estructurados tales
eventos en el Paisaje Numinoso del Presente
Perfecto, donde todas las épocas coexisten.
A nadie en su sano juicio podía
ocurrírsele a finales del siglo XX que la
civilización tecnológica podía transformarse en
un tercermundismo decadente en manos de
sistemas políticos totalitarios, y subordinado
a una Estructura Impersonal, aséptica y casi
solitaria, acumuladora de bienes y riquezas :
Y sin embargo eso es lo que veían los
Magos con sólo mirar la idea germen del Estado :
Que a lo largo de la Historia va
creciendo y desarrollándose una Entidad que
está cada vez más ensimismada en sus propios
proyectos, y cada vez más ajena a los
individuos que la constituyen como células.
Las sociedades actuales están
condicionadas por un Pensamiento Nutritivo y
Consumista tal como reina en las orillas de las
corrientes sanguíneas; pero el Pensamiento del
TODO es completamente distinto. Lo que el TODO
quiere dentro de sí es Orden Silencioso : El
Orden y el Silencio de los Dioses, como base de
partida hacia Plasmaciones y Conscienciaciones
de las que las simples células individuales no
tienen ni pueden tener noción ni información.
Hay también empero células nerviosas :
neuronas : los Magos : gente que Piensa : no con
el pensamiento nutritivo y consumista de las
otras Clases Tipológicas de células, Betas,
Gammas, Deltas y Epsilonas; sino con el
pensamiento que las otras células llaman
Místico : un pensamiento que avanza y se
desarrolla por el Espaciotiempo y por el
Psiquismo, el Haz y el Envés de la Realidad, y
que tiene como Campo de Intereses El IMPERIO,
del que el Universo, la Tierra, y la Humanidad,
son sólo Instalaciones Accesorias Secundarias.
En lo que los Místicos y los Magos, que
en ciertos modos son la misma gente, están
sumamente interesados es en la Vida Divina, Su
Mundo y Sus Cosas. Magos y Místicos atisban y
avizoran, a través de las rojizas tinieblas
biológicas, en qué infinito y eterno Entramado
de Realidad está inserto este mundo de cosas
perecederas y de gentes que se mueren pegados
como un moho a la superficie de la Tierra.
Y lo que ven es que el Más Allá no es
Biológico sino Mental : Un Universo Mental de
Importancias que no se miden en kilos de carne,
sino en Unidades de Espíritu y de Divinidad.
Parecería a primera vista que ambos
Campos, el Mental y el Biológico, están
separados y son independientes, y que por tanto
no habría conflictividad entre ellos : pero eso
es falso : El Campo Biológico es como un
bizcosho caído en un tazón de café con leche, y
está lleno de Mentalidad por fuera y dentro.
La Tierra y todo lo que contiene
pertenece al Mundo de los Dioses, al IMPERIO,
que no son una gente que se conforman con que
le enciendan velas y le recen. Los Dioses son
personas muy inteligentes y muy activas que
cuidan y cultivan y experimentan con una
Realidad a la que todos pertenecemos. Hay
largos Periodos de Observación previos a las
largas Eras de Exigencia de Utilización; y
ahora estamos al comienzo de una de éstas.
Para qué sirve la gente. El Humanismo y
el Parasitismo piensan que la gente no tiene
por qué servir para nada, sino que los seres
vivos está justificados por su sola presencia,
dicho sea agarrándose al ancho del embudo, al
mismo tiempo que todos utilizamos antibióticos
y desinfestantes contra los seres vivos más
chiquitillos que nosotros. Pero de nada sirve
que proclamemos nuestro Derecho a la Inutilidad
si los Dioses se empeñan en utilizarnos para
sus propios fines industriales, como son la
producción de Materia Artificial y Artística, y
la de un sutil Magma Consciente extraído de las
pasiones intensas, como el Dolor y el Horror.
Sin las armas de los guardias no hay
Estado. Armas que a fin de cuentas están
amenazando con Matar a la gente desobediente. Y
de lo que resulta que toda sociedad humana
malvive bajo las perpetuas Amenaza de Muerte y
Amenaza de Graduada Privación de Vida por Multa
o Cárcel. Lo que sigue estando a un paso de los
sacrificios humanos de los albores históricos.
Los Estados podrán modernizarse todo lo
que quieran, pero en última instancia su
subsistencia depende de su capacidad de
Sacrificar las vidas de las gentes en aras de
sus estatales intereses, convenciéndolos por
las buenas, o coaccionándolos por la vía de
apremio en caso necesario. Pueden incluso
proclamar la abolición de la pena de muerte,
pero no por eso van a dejar de seguir muriendo
gente en sus cárceles, ajusticiados de mil
maneras indirectas, pero igual de eficaces.
Lo que, sumado a los crímenes comunes y
a las muy bien previstas muertes por accidentes
de tráfico, nos enseña que la cuota de
sacrificios humanos es mayor cada año.
KIR Fénix

AQUI TRABAJAMOS..., DURMIENDO ¡ NO MOLESTAR!

¿QUIERES SALIR AQUI? , ENLAZAME

-

ClickComments