.

.

.

.

Google+ Badge

.

EL ARTE OSCURO

↑ Grab this Headline Animator

GOTICO

↑ Grab this Headline Animator

miércoles, 13 de enero de 2010

LA ALQUIMIA MEDIEVAL

- Alquimia -

La alquimia medieval hacia la piedra filosofal

LA ALQUIMIA MEDIEVAL HACIA LA PIEDRA

FILOSOFAL

En el transcurrir del tiempo, el interés de la alquimia se vio

incrementado durante las Cruzadas, cuando Occidente a través

de ellas y los contactos con Oriente, se familiarizó con un gran

numero de materias oloríferas procedentes del Lejano Oriente,

para cuya elaboración eran necesarios conocimientos alquímicos.

De esta manera podríamos decir que llegamos a lo que los

estudiosos consideran la Alquimia Medieval, que tuvo un gran

desarrollo y un gran auge. Así podríamos distinguir en la Alquimia

Medieval tres "Tempos" o tres fases.

El Primer Periodo (1200 -1300) se basó en un tiempo en que

la alquimia era una capacidad manual que demostraba su utilidad

a través de la coloración de metales, haciendo creer que se

trataba de transmutaciones.

La parte teórica de la transmutación de metales se trataba

de manera extensa en un libro singular denominado "Mineralogía"

erróneamente atribuido a Alberto Magno. En este libro casi

mágico en aquellos tiempos, podríamos llamarlo grimorio, se

trataba de manera exhaustiva, toda clase de procedimientos que

maravillaban a la gente instruida, y en ningún momento estos

conocimientos llegaron claro esta al gran vulgo, ignorante e

inculto, que bastante tenia con conseguir su mísero sustento.

El Segundo Periodo (1300 - 1600) se caracterizó por un gran

auge de personas cultas que se interesaron por la Alquimia y sus

enormes perspectivas. Así Valentinus en Alemania y Norton en

Inglaterra se destacaron en la tarea, tanto teórica como

prácticamente.

El trabajo se basaba y centraba en la fabricación de "La

Piedra Filosofal" o "Lapis Philosophorum" con cuya ayuda se

esperaba poder fabricar el maravilloso y singular oro. Materia tan

deseada por los Príncipes.

También la búsqueda de una medicina universal que no solo

curara enfermedades, sino que también diera "Vida Eterna", puso

a la Alquimia en estrecho contacto con la Medicina. El

representante mas importante de ese grupo de hombres excelsos

y elegidos fue Paracelso, del que ya os hablare en otro articulo,

ya que su figura merece ser singularizada.

Significativa para la fase final de este periodo es la

sobrecarga que vive la Alquimia por la incorporación del

Simbolismo Cristiano. Ya que a partir de entonces se entra en un

periodo en que la totalidad de la doctrina cristiana se interpretara

en función de la Alquimia o se utilizara como símbolo para los

procesos y manifestaciones alquimias. Incluso se llegó a

identificar la Piedra Filosofal con Jesucristo, el cual salvó y cambió

al mundo con su muerte.

El Tercer Periodo (Siglo XVII y posteriores) se basó en la

famosa revolución científica de este siglo, merced a la cual se

separó de manera definitiva la alquimia aplicada y la teóricoespeculativa.

Este siglo tiene una especial significación con la

aparición de los Rosacruces, los que en sus cerrados y herméticos

círculos, continuaron con el estudio y desarrollo de la forma

esotérica de la Alquimia.

El "Corpus Hermeticum" traducido al Latín por Ficino (1433-

1499) influyó muchísimo en la alquimia en sus comienzos. En

realidad contenía modelos para superar la filosofía natural

cristiano-escolástica, y de forma progresiva, el racionalismo y el

experimentalismo se desembarazaron de los elementos ocultos

contenidos en estos modelos conceptuales.

A mediados del siglo XIX, la Alquimia tuvo una corta época

de esplendor en la medicina cuando médicos famosos y doctos

como Rademacher y Latz, buscaron un medio de curación

universal, apoyándose en la famosa tradición paracelsica.

"Die Alchemie" (La Alquimia) de 1869 de Latz es una de las

ultimas obras de la alquimia especulativa y contiene una

interpretación abismal de la famosa y hermética "Tabula

Smaradigna".

Aquí llegamos ya a uno de los últimos activistas alquímicos

como el francés Champagne también conocido con el misterioso

nombre de Fulcanelli (otro hombre del que hablaremos en

particular) que dio mucho que hablar y aun esta dando a raíz de

sus intrigantes y curiosísimas obras en especial a la construcción

y génesis de las catedrales.

En Alemania Franz Tausend llegó a afirmar en los años 20

que podía fabricar oro. Y escribió un famoso libro alquímico: "180

Elemente,deren Atomgewicht und eingliederung in das

harmonischperiodische System" (180 elementos, su peso atómico

y su clasificación en el Sistema Armónico-Periódico) publicado en

1922. Incluso consiguió fabricar 1 gramo de oro en la Casa de la

Moneda Bavara, bajo control y vigilancia rigurosos. A raíz de ello

se le condenó por fraude y según parece fue asesinado después

de su excarcelación, debido a sus contactos con dirigentes

nacionalsocialistas. Pero...¿fue verdaderamente asesinado o se le

hizo continuar sus estudios por parte de Hitler y sus secuaces....?

La alquimia como ciencia del arte hermético

La alquimia como ciencia del arte hermético

- Alquimia -

LA ALQUIMIA COMO CIENCIA DEL ARTE HERMETICO

Que no ha sido extraída de los libros de otro, sino que ha sido

justificada y probada por experiencia propia; puesta a la luz, por un filósofo

reconocido como tal, para honor y gloria de los hijos del Arte, en los Idus

de Septiembre del año 1720

I La alquimia es un estudio que imita a la naturaleza y va

mucho más lejos que esa sirviente de la divinidad

II No es la lectura de los libros de filosofía lo que constituye

la filosofía, antes bien es la práctica, precedida por los

descubrimientos de un amigo fiel que nos demuestra el arte.

III Nuestro arte es fácil y difícil, muy precioso y vil, según el

sujeto que a él se aplica y se aficiona.

IV Es fácil en tanto y cuanto se conduce conforme a la vía de

la simple naturaleza.

V Pero es difícil en tanto y cuanto nos descubre todos los

misterios de esa sabio obrera, haciéndonos confidentes de sus

resortes ocultos.

VI Es muy precioso en relación a aquellos que buscan

nuestro arte en las cosas caras y preciosas.

VII Es vil en tanto saca su origen de una cosa que, si bien no

es vil, cuanto menos es muy común.

VIII La materia de los filósofos es única en esencia y en

número, y no depende de muchos sujetos.

IX No es en el reino astral donde conviene buscar nuestra

materia, aunque ella contenga toda la virtud de los astros.

X Tampoco es entre los elementos, aunque ella los tenga

concentrados en sí misma.

XI Ni mucho menos nos la puede proporcionar el reino

animal, aunque ella esté dotada de una alma muy noble.

XII El reino vegetal no nos puede proporcionar nuestra

materia, aunque en ella exista un espíritu vegetal y una virtud

mucho más multiplicativa que la de los vegetales.

XIII Está, en fin, en la última familia de la naturaleza, quiero

decir: en el reino mineral, donde es preciso descubrirla, aunque

no sea ni oro, ni plata, ni mercurio vivo, ni ningún otro de los

otros metales y minerales, mayores o menores, a excepción

hecha de eso que los filósofos llaman su Electro Mineral

inmaduro, o la Magnesia Filosófica, a la que llaman su Saturno,

que en modo alguno es el (Saturno) común y que es

incomprensible al ordinario sentido de los químicos vulgares.

XIV La materia de los filósofos ha de estar cruda, es decir,

no ha de haber pasado jamás por el fuego.

XV Nuestra magnesia es la verdadera y única materia de la

piedra filosofal, en nuestra vía universal, que es húmeda y seca.

XVI La disolución de nuestra materia es, o violenta, o suave,

o benigna.

XVII El fuego de los filósofos, siendo como es el mayor, es

también el primero entre sus secretos (ya que es el único

conocimiento que distingue al filósofo de los sofistas), es triple: el

natural, el sobrenatural y el elemental.

XVIII El fuego natural es el que hace el azufre de oro de la

magnesia.

XIX El fuego sobrenatural es el menstruo disolvente de los

filósofos, que no es corrosivo. Es un fuego no ígneo, una agua no

acuosa, un espíritu corporal y un cuerpo espiritual, en una

palabra, un fuego frío, cuyo calor lo lleva, sin embargo, sobre el

natural y el artificial. Solamente este calor puede disolver

radicalmente al oro sin corrosión alguna, hacerlo fusible y

potable, que es, entre todas las medicinas y entre todos los

remedios, el mejor y el más eficaz.

XX El fuego elemental es la clave del natural y del

sobrenatural.

XXI El fuego natural es la madre del mercurio de los

filósofos; el natural es su padre y el elemental es su nodriza y

gobernante.

XXII El mercurio de los filósofos es simple, o doble, o triple.

XXIII El simple es la fuente agria de los filósofos, o su

Vinagre Filosófico, que es el primer fundamento y el único

principio de la piedra, él es quien extrae los azufres de los

metales, resolviendo y volatilizando sus sales.

XXIV El doble, que es la tierra foliada filosófica, es un

perfume y un Oxicrates muy dulce, una agua que no moja las

manos; es, en fin, aquello que los filósofos llaman su Azoth.

XXV El mercurio triple es la primera materia de los filósofos,

que contiene sus tres principios, a saber: la sal, el azufre y

mercurio filosóficos, unidos inseparablemente por el ligamen de la

conjunción. Ese mercurio es, finalmente, quien se sella

herméticamente a sí mismo y esa agua mezclada de fuego.

XXVI Tenemos cinco disoluciones de nuestra materia: 1ª. De

la materia cruda para extraer de ella el fuego de los filósofos. 2ª.

Con objeto de que ese fuego secreto, después de haber sido

extraído, haga aparecer el Fuego Vitriólico no común, sino

filosófico, que se llama Plomo de los filósofos. 3ª. Que ese fuego

vitriolico pase por la putrefacción en el caos de los filósofos. 4ª.

Del oro filosófico, por el propio imán mercurial. 5ª. De la tierra

filosófica, a fin de formar de ella el mercurio doble. XXVII

Aparecen dos putrefacciones: la de nuestro Vitriolo y la de la

Tierra Adámica, llamada así por los Filósofos, a fin de preparar

con ella la tierra foliada, o mercurio doble.

XXVIII Los Filósofos no tienen más que un Imán y dos

aceros.

XXIX El mercurio simple de los filósofos es el imán de su

azufre. Por medio de él extraemos el oro de los filósofos que es

mucho más precioso que el oro vulgar. También es el Imán de la

sal filosófica; es con él que lavamos la tierra filosófica y la

hacemos volátil, con objeto de que se junten exactamente y

compongan lo que se llama mercurio doble.

XXX Uno y otro aceros, tanto el sulfuroso como el salino, se

han de hacer cocer once veces con el imán mercurial, a fin de que

adquieran por medio de esta cohobación reiterada, una

naturaleza regenerada muy noble.

XXXI La volatilización de la tierra filosófica por medio del

espíritu del mercurio ( a fin de que sea engendrada la sal de los

metales, que es la piedra misma) reclama un artista ingenioso,

asiduo y paciente.

XXXII El gran misterio consiste en saber volatilizar la tierra

filosófica: sin esa volatilización los restantes trabajos son inútiles

y vanos. Los filósofos han sido muy reservados en este punto.

Ramón Llull, Basilio Valentín, Teofrasto, Paracelso, Geber, Arnau

de Vilanova, Melchor, Michel Sendivogius, el conde Trevisano,

Morien y otros muchos han sido muy secretos y muy oscuros y no

han descrito el procedimiento más que con diversos jeroglíficos,

hablando de él con términos muy variados. Con respecto a la

diversidad de fenómenos que aparecen en esta elaboración, unos

le han dado el nombre de, Nitro virgen extraído de la tierra

adámica; otros lo han llamado, Días grandes de Salomón; a

veces, Campos de Marte; además, Verdor bendito de Venus; en

otras ocasiones, Cosecha de hojas y frutos; ocasionalmente,

Aceite de talco de los Filósofos; más tarde, Mercurio

amalgamado; otras, Masa de perlas listas para coagularse, Masa

Estigiana, Mar Glacial; a veces, Luna preñada de Mercurio; y en

otras, Diamante filosófico, Tierra foliada, Tártaro de los Filósofos,

Maná, Dragón que devora su propia cola. No terminaríamos

nunca de citarlos. XXXIII La tierra foliada de los filósofos se

compone con su propio oro líquido, según el peso de la

naturaleza: para entonces ella es primera materia a la cual, si se

le proporciona el Fuego graduo filosófico (que los filósofos llaman

Aceite de Saturno, o Sello de Hermes) esa tierra será conducida

al elixir blanco y rojo; se tiñe y se perfecciona por sus propios

elementos, que son el aire y el fuego y se multiplica al infinito.

XXXIV No hay vía particular que no sea emanada de la

fuente universal. No hay que dar crédito, pues, a las fábulas de

los sofistas de los tiempos presentes que saben arrancar el dinero

de las gentes demasiado crédulas, engañándolos con la

esperanza de una futura ganancia que no llegará jamás.

XXXV Los particulares reales se hacen con el simple espíritu

del mercurio de los filósofos, que es solar y lunar, como la piedra

de fuego de Basilio Valentín, el aumento del oro y de la plata, el

cobre conducido hasta los grados de la perfección. La

transmutación del oro y de la plata en una tintura tingente. La

maduración del mercurio vivo en plata y en oro, y otros muchos.

XXXVI El doble mercurio de los filósofos nos proporciona el

aceite de talco, llamado por algunos su Gut. Conserva la flor de la

juventud hasta la más avanzada vejez. Puede disolver muchas

perlas pequeñas para hacer otras más grandes, más hermosas, y

con mucho, en calidad y en belleza, que las naturales.

XXXVII La tintura perfecta, además de la transmutación de

los metales, multiplicada al infinito, restablece y fortifica la salud,

hace fecundas a las mujeres estériles, transmuta los cristales en

piedras preciosas y diamantes, exubera a estos últimos en

carbunclos y hace maleable al vidrio. XXXVIII En una palabra, los

misterios de la piedra son tan grandes que a duras penas puede

la razón humana concebirlos.

XXXIX Es así, como dice Hermes, que Dios creó el mundo.

XXXX La piedra contiene en ella, finalmente, los secretos, las

riquezas, los milagros y las fuerzas de los tres reinos. El todo

proviene de una sola cosa. Por muy celebre medico o químico que

seas, resuélveme, si puedes y si te place, este Silogismo; si no y

si me das ocasión, estoy preparado para resolvértelo

demostrativamente.

No dudo, señor, de que este programa arrojará a todos los

lectores a las experiencias con los minerales, dado que designa

ese Electro Mineral inmaduro, como materia de la piedra. Voy a

explicaros lo que los filósofos entienden por su Electro Mineral.

Nuestra materia, dicen todos, se encuentra sobre el mar y sobre

la tierra y dicen verdad, pero en otro lugar advierten que no

puede ser encontrado en ningún lugar del mundo, y no nos

engañan.

Por los minerales se entiende cualquier tipo de sales; es esa

sal filosófica de la que habla Filaleteo a la que llama primer ser de

todas las sales, a la que es preciso hacerla tal, es decir,

componerla por medio de un imán atractivo de las virtudes

celestes que es el Electro Mineral, apareciendo bajo la forma de

un "fray de ranas" (fray de grenoüilles).

No se han equivocado pues de excluir todos los metales y

todos los minerales dado que mineral está formado por el artista

de una cosa extraída a partir de una minera, que no es nada

menos que las minas ordinarias y esta cosa es el iman de las

virtudes celestes; también exclaman: Nuestra materia tiene sus

propias mineras.

Lo que también ha engañado a una infinidad de artistas que

han trabajado infructuosamente sobre la verdadera materia, es

que han tomado el sello de Hermes por un vaso lutado, ya sea

con la lámpara de esmaltar o más exactamente, taponado con un

luten; pero yo creo que es necesario que nuestra materia se haga

por sí misma un luten, es decir, que el gusano de seda se

encierre por si mismo en su capullo (Buchère, Amy-Sage,

Flamel).

Además creo que alguno de los fuegos de los químicos no

debe intervenir en la obra, en consecuencia, como atestiguan los

filósofos, excluyo todos los fuegos de hornos a viento, de retorta,

de reverbero, de lámpara, de vientre de caballo y me limitaré a

su fuego secreto. Pero ¿cual es ese fuego secreto? He aquí la

piedra de tropiezo.

La materia de la piedra y el fuego secreto han hecho

tropezar a una gran cantidad de habilidosos: no ha sido acordado

a todos los hombres el poder penetrar en los misterios más

sublimes de la naturaleza, entre los que la piedra filosofal ocupa

el primer rango. He leído a todos los autores que tratan de este

gran arte, sin poderlos profundizar enteramente.

He consultado a quienes que tenían mayor reputación sobre

estas materias; no he negligido los manuscritos y confieso que

todos los conocimientos que he podido sacar de ellos aún son

muy imperfectos. Me pongo, a pesar de todos mis desvelos, en el

rango más bajo entre aquellos que los adeptos llaman profanos.

Incluso tengo la temeridad de pensar que muchos autores

que tienen la reputación de haber operado la gran obra, no la han

adquirido más que escribiendo oscuramente y copiando los

pasajes de los verdaderos filósofos, en la interpretación de los

cuales habían hecho vanos esfuerzos.

No es que niegue la posibilidad de la gran obra, por el

contrario, estoy convencido de ella. No fuera posible que tantos

grandes hombres, que han compuesto tan vastos tratados hayan

podido consagrar el más serio estudio de su vida a una quimera,

o si hubieran sido arrastrados por una ciega credulidad no

leeríamos entre ellos, que hicieron los más auténticos sermones,

el tomar por testigos a las cosas más respetables y más sagradas

de la verdad que os quieren anunciar. Reconozco que muchas

gentes han sido seducidos por la impostura; convengo que una

infinidad de desdichados han tomado impunemente el nombre de

filósofos.

Seguro es que esos mismos han tenido una buena baza para

imponerse a la mayor parte de los hombres en lo que concierne a

la transmutación metálica

Todos los químicos vulgares con un poco de experiencia

saben, sin ningún género de dudas que desulfurando con

corrosivos los dos metales perfectos y arrojando ese azufre sobre

una parecida cantidad o peso de mercurio, o metales imperfectos,

la transmutación se opera al instante. Sin embargo, la mayor

parte de los hombres clama milagro ante experiencias parecidas:

las bolsas se abren y el fraudulento alquimista se aprovecha de

su simplicidad.

La piedra de los filósofos es de otra naturaleza bien distinta:

transmuta los metales sin necesidad de tomar prestados los

azufres de los otros metales perfectos y es la soberana medicina

para curar los mixtos de los tres reinos. El fragmento que os

acabo de dar es suficiente para dar una idea justa del arte, no

menos que para hacer ver aquello que miles de volúmenes han

escrito sin orden alguno; en una palabra, una especie de tesis

que un señor alemán pretende sostener ante la faz del universo.

Se entrega para el partidario del torneo (tenant du tournoi) y

parece invitar a la disputa sobre esta materia a los sabios, a la

manera de Alemania, donde se sostienen tesis públicas sobre

esta ciencia. Esta pequeña obra ha sido escrita en latín, pero

debería ser traducida a todos los tipos de lenguas para bien y

comodidad de los hijos del arte que no están letrados.

Traducción del Latín

La Ciencia Secreta de los Mapuche - ENLACE/ENTRADA

La Ciencia Secreta de los Mapuche

Aukanaw


INDICE

Introito por Marie Dubois

La Incesante Agonía del Mundo Indígena

Advertencia del Autor

Pinturas Rupestres y Pirámides en la Patagonia

Chamanismo y Hierología

Pinturas rupestres

El camino del Chamán

Pirámide

Tatuaje

Medicina y Psicología Mapuche

Presentación

Bases metodológicas

Adecuada La actitud

La enfermedad: su concepto

El criterio de normalidad

Breve Introducción a la Psicología Mapuche

Los Distintos Aspectos de la Realidad y el Estado de Conciencia Chamánico

Psicología Mapuche

El ÜLUTUN: Rito terapéutico mapuche

Bases ideológicas

El wekufü

La perspectiva energética de la Medicina

La energía Wekufu

La vivencia de la enfermedad

El wekufü como endoparásito

Etiología del wekufü endoparásito

La extracción por succión

Terapia del endoparásito: entun

El Ülutun

Requisitos individuales previos para poder realizar el Ülutun

El Ülutun: Praxis

Algunos testimonios de Ülutun

Universalidad de esta práctica

Punto de vista psicológico

Los K'tü y los "objetos trampa

Cuando el wekufü se libera ...

Conclusiones culturales

Conclusiones médicas prospectivas

El Divino Maestro Mapuche

Religión y Cosmovisión Mapuche

Simbología y Metafísica

Rito y Mito

Metodología y colonialismo cultural

Las Leyes de los Sistemas hierológicos

Los "informantes" en Hierología

Las fuentes bibliográficas y gráficas

El problema de la actitud

Etnocentrismo y Hierología

El problema del análisis

Objeto y Limitaciones del campo de estudio

La estructura del Cosmos según los Mapuche (Falta)

Los Niveles Cósmicos Mapuche

El Destino de las Almas según los mapuches (Falta)

El viaje del Alma Mapuche

Observaciones importantes

Batallas de Pillanes en otros Continentes

Plantas Medicinales que Usan los mapuche

Introducción

Foye o Canelo Pange

Patawa Kulen

Chilko Madi

Glosario

Aves Mágicas Mapuche

¿La Patagonia Piensa? (CRÍTICAS Y REFLEXIONES SOBRE LA BIBLIOGRAFÍA "mapuche")

EL LAMENTABLE ESTADO DE LA HIEROGRAFÍA AMERICANA

EL LAMENTABLE ESTADO DE LOS ESTUDIOS SOBRE EL TEMA MAPUCHE

Esteban Erize Alberto Vuletin

Esteban Erize (nieto) Donato Palma

Haroldo Coliqueo Rubén Pérez Bugallo

Aída Kurteff Else Waag

Gregorio Alvarez Graciela B. Hernández

Juan Benigar Rodolfo Casamiquela

Bertha Kössler-Ilg Oscar Barreto

Guillermo Terrera

REFLEXIONES SOBRE LA LINGÜÍSTICA

MIRANDO HACIA EL FUTURO

Wily Hassler Francisco Calendino

Rodolfo Casamiquela (II) Juan Carlos Radovich

Rubén Pérez Bugallo (II) Meinrado Hux

CONCLUSIÓN

BIBLIOGRAFÍA CITADA

Addenda

La grafía del Idioma Mapuche, y

Los desvaríos del Sr. Esteban Erize

Un Fraude en la Enseñanza Oficial del Idioma Mapuche en Chile


Introito

Antes que nada, quisieramos decir Algunas palabras acerca del título elegido para la presente obra: "LA CIENCIA SECRETA DE LOS MAPUCHES".

Algunos lectores Podrán sentir que tal vez sea demasiado altisonante, pretencioso o INCLUSO poco serio si es asociado a obras que, en un puro Afán mercantilista, detentan títulos Semejantes para atrapar al lector desprevenido o ingenuo, Avido de recetas mágicas o relatos espectaculares y fantasiosos. Nada más alejado del espíritu de este trabajo.

La obra de Aukanaw nos transmite un mensaje, del Cual el título elegido es síntesis: Los Mapuches Poseen una tradición cultural milenaria, la Cual se Manifiesta en un corpus de conocimientos de orden trascendente, cosmológico y religioso; una auténtica CIENCIA SAGRADA los que coloca -- En este sentido-en un pié de Igualdad con muchas culturas clásicas, como ser las de China, India, Grecia, Roma, Asiria, etc Se Trata De Un Saber que se nos muestra como SECRETO al ser Transmitido en forma oral, y en Sus Aspectos más profundos, por vía DIRECTAMENTE iniciática.

Esta es, en general, una obra de Antropología, en particular, un sondeo por la ciencia de las religiones, la Hierología, específicamente dedicada a la investigación de la cultura mapuche como "cultura chamánica".

La Intención fundamental de esta antología es rescatar el pensamiento de Aukanaw, comprende Cual El A nuestro entender, una compleja línea de investigación y reflexión, absolutamente original y rica en Insinuaciones, como así también, los parámetros teóricos y metodológicos sobre los que las organizaciones de la Investigación hierológica. Y es que Aukanaw, más allá de ser un "observador calificado" o un "informante", Llega a Convertirse en un verdadero exégeta de la cultura y la religión mapuches. Es uno de los pioneros en hacer antropología cultural, o etnología, desde el "otro". Ya no es la voz de la cultura dominante que describe un "otro extraño", sino la propia voz de una cultura que convoca a todo aquel que quiera oírla, la propia voz de una cultura describiéndose a si Misma. Feliz "intimismo" preconizado por Imbelloni y Eliade en el que Aukanaw nos brinda por un tratamiento de la cosmovisión mapuche, a partir del discurso mismo de la cultura que la elabora.

Mucho se ha dicho de la crisis actual de la Antropología, de su búsqueda por la experiencia "de la otredad", del "otro", que inexorablemente vemos diluirse en la homogeneización y globalización de la cultura bajo hegemonías poco menos que tiránicas. Pues bien, un parecer nuestro, la obra de Aukanaw es, en este sentido, una "pieza única". Y así la Definimos, puesto que muchos Aunque otros investigadores han tratado de incursionar en el tema, ya sea por prejuicios epistemológicos, o lisa y llana ineptitud, rara vez pasan de "rascar la superficie", o tal vez se deba A que vivimos en una "época de masas" en que los Genuinos investigadores y pensadores escasean. Pocos como Aukanaw han incursionado tan impecablemente en el tema de la investigación religiosa, trasluciéndose En sus artículos la amplia formación humanística y una sana erudición que tan Particularmente lo caracterizan.

Este tipo de estudios, bastante abandonados en la Argentina y Chile[1], Alcanza con Aukanaw un brillo insospechado Que Nos Permite considerarlo una de las máximas Autoridades en la materia.

Su pensamiento Abreva Fundamentalmente en la cosmovisión aborigen y en la tradición oral, lo que le Brinda una perspectiva holística y sistémica mucho más amplia QUE CUALQUIER enfoque puramente académico y occidental.

Así mismo, si bien se considera independiente de Cualquier escuela, RECONOCE la autoridad de René Guénon en el Ámbito de la Metafísica y la Cosmología, la de Frithjof Schuon, en la Consideración de Aquellas en la Sagrada Tradición de los Pueblos Indígenas Americanos. También estima como muy importantes Algunos aportes de Mircea Eliade para la Hierología en general.

Tiene a José Imbelloni por padre de la Hierología americana, injustamente olvidado por la moda del estructuralismo de Lévi-Strauss. Aukanaw ha recordado (para todos nosotros) que Imbelloni fué precursor-muchos años antes que Lévi-Strauss-en la Aplicación de la lingüística de Saussure a la etnología y en el desarrollo de un enfoque sistémico (la Culturología y el "pensamiento templario") que supera Ampliamente Las Limitaciones de la antropología estructural. Pero Quizá el rasgo más genial de Imbelloni-señala Aukanaw-haya sido el Reconocer un "lo sagrado" como centro y eje de las culturas arcaicas, diametralmente Posición Opuesta a las escuelas sociológicas de Durkheim, Mauss y Lévi-Strauss. También rescata del olvido los trabajos de Lucien Lévy-Bruhl. Por otra parte, encuentra en Guillermo Magrassi-a quien Elogia entusiasta-el pionero, en Argentina, de la Etnología "desde el otro".

"Las obras de autores Estos junto a los Textos Sagrados de otros pueblos de -dice Aukanaw - nos PERMITEN la reflexión sobre nuestra tradición y cosmovisión. Nos PERMITEN entender que muchos otros pueblos Vieron, ven o, la Realidad como nosotros. Nos PERMITEN revalorizar lo desvalorizado, recordar lo olvidado, en suma, asumirnos como nosotros mismos ".

Pero este Reconocimiento no implica en Aukanaw, ni la consecuencia ni la obsecuencia, veremos lo Así-según el caso-efectuarles tanto Severas críticas, como adhesiones elogiosas.

Con esta breve reseña, creo que el lector Puede Hacerse una idea de qué tipo de material Encontrara en la presente Recopilación, Conjuntamente con un esbozo de acercamiento A su autor, Aunque es justo decirlo, ninguna reseña Puede DARNOS una Aproximación a su pensamiento más acabada Detenida que la lectura de sus artículos.

Solo nos resta Aclarar que, por la misma naturaleza de este trabajo, se Encontrara Ciertos con cortes o irregularidades estilísticas que fué imposible Remediar, TENIENDO EN CUENTA Nuestra Intención de Para hacerle llegar los textos originales. Esperamos que su lectura le brinde la misma Satisfacción que a nosotros, un Través De cierta Atmósfera de descubrimiento emocionado y de reencuentro con un aspecto de nuestra historia e identidad de americanos, largo tiempo condenada al silencio.

Marie Dubois

Etnóloga


ADVERTENCIA DEL AUTOR

Estos escritos NO Estaban Destinados a ser publicados.

FRAGMENTOS Y ENLACE:

http://biblioteca-oscura.googlegroups.com/web/Aukanaw% 20 -% 20Mapuches% 2C% 20La% 20Ciencia% 20Secreta.doc? hl = es & gsc = f7CkUAsAAACH3yQigSuUqU5NzVwun4VE

Nota del Autor: En el momento en que se edita esta antología, 1995, Nos enteramos del fallecimiento de este notable caballero, siempre lo recordaremos con cariño y respeto, no dudamos que desde el Wenu Mapu, junto a otros queridos hermanos, con su mirada inspirará nuestros escritos. Peukalleal, peñi em!

-----------

A estos Hermanos del Cielo se sumó También en 1999 Don Falucho Garate Zubillaga,, Ex director del Museo Geológico de Zapala, descubridor de un cocodrilo fósil en el cerro Lotena (Neuquén), hallazgo único en su género. Fué hombre de gran humanidad y cultura. (Nota de los Recopiladores)

Rodolfo Casamiquela

Aquí nos referimos al jóven Casamiquela de los primeros tiempos, el investigador de campo. Son clásicos ineludibles su "ESTUDIO DEL NGILLATUN Y LA RELIGIÓN ARAUCANA", "CANCIONES TOTÉMICAS ARAUCANAS Y GÜNÜNA KENA" (obra que Brindo casi todo el repertorio que interpretaba la extinta Aimé Paine,-y hoy sus imitadoras-ella fué otra "obra" de Casamiquela) y "Sobre la Significación MÁGICA DEL ARTE RUPESTRE PATAGÓNICO".

Sus trabajos lingüísticos y producciones posteriores caen bajo las críticas que le hicieramos oportunamente.

RUBÉN PÉREZ BUGALLO

En el área de la etnomusicología, son altamente Valiosos sus artículos sobre instrumentos musicales mapuche aparecidos en la Revista Patagónica.

FRANCISCO CALENDINO

En el área lexicológica, en Argentina, es altamente meritoria la obra del misionero salesiano Francisco Calendino. Hombre de una gran modestia y bondad y autor de un prolijo DICCIONARIO MAPUCHE BÁSICO bilingüe (mapuche-español y español-mapuche) Basado en el clásico de Félix de Augusta.

En vez de ser una mera fotocopia acondicionada, como lo son sus pares chilenos, este es un trabajo editorial original. Destacable es el cuidado puesto por "" tanto en la confección como en la tipografía Goudelias Ediciones.

Posee este libro además un apéndice, concisa y acertada síntesis de la gramática mapuche ( "Idioma Mapuche") de Mosbach. Todos Estos méritos sumados A su insignificante coste ya su tamaño de bolsillo lo hacen altamente recomendable.

Este salesiano es buen conocedor de la lengua mapuche, Fue sacerdote en El Huecú, y en Colipilli (Comunidad Mapuche Huayqillan) (Neuquén). Algunas Según las informaciones Recibimos que - no confirmadas - Estaría actualmente radicado en El Bolsón (Chubut), según otros en Bahía Blanca (Pcia. de Bs. As.. Como.), Y padecería de una afección que paulatinamente lo Privaria del sentido de la vista, Circunstancia Que le impediría continuar con sus escritos.

JUAN CARLOS Radovich

En el área antropológica los trabajos de Juan Carlos Radovich son destacables, especialmente "EL pentecostalismo ENTRE LOS MAPUCHE DEL NEUQUÉN". Obra muy tenida en cuenta por investigadores extranjeros.

MEINRADO HUX

Meinrado Hux: sacerdote residente en Los Toldos, Provincia de Buenos Aires, y según Ciertas referencias, mentor de Haroldo Coliqueo.

Hux ha recopilado con singular acierto, y sin ninguna pretensión extemporánea, las biografías de muchos conductores políticos y militares indígenas, denominados desvalorativamente por los "blancos": caciques, capitanejos, Reyes, etc

Su trabajo es digno del alcalde de los elogios tanto por lo documentado y conciso como por Excluir arrebatos literarios típicos del género.

Gracias a esta obra se rescata del olvido el recuerdo de muchos héroes y Traidores de la Nación Mapuche, y se Establece una base para escribir la historia desde la perspectiva indígena. Los 5 tomos que componen esta obra son: Caciques Pampa-Ranqueles, Caciques Huiliches y salineros, caciques pehuenches, caciques Borogas y Araucanos, Caciques Puelches Pampas y Serranos. Son de lamentar en estas ediciones los Numerosos errores tipográficos.

No existen dudamos que, aparte de estos, buenos trabajos realizados por otros investigadores, pero por hallarse dispersos en publicaciones periódicas no alcanzan lamentablemente ni el conocimiento público ni la difusión Debida.

CONCLUSIÓN ..

Se habrá apreciado que solo nos hemos atenido una Cuestión de hechos y en particular, la de Los "doctos cum libro", Pero hemos dejado de lado las opiniones personales de los autores. Opiniones un tanto aventuradas Algunas veces, pero que Dentro de todo Tienen Derecho a Emitir puesto que, al contrario de quien esto escribe, No están ligados a la Tradición Mapuche u otra actualmente viva, ni Están en posesión de Ningún dato recibido por transmisión directa, datos que ni remotamente son los recogidos en una investigación de campo por profunda que Pudiera ser.

Si hemos insistido tanto en los defectos de los autores que hemos revistado, es es Porque Para hacerle un favor a un autor de la ONU Cuando se le hacen críticas Precisas, y por otro lado, Porque las críticas Legítimas Pueden CONTRIBUIR útilmente una destruir reputaciones usurpadas.

Es deplorable ver con cuanta facilidad se deja engañar el gran público, y Los Mismos Aún especialistas, por audaces CHARLATANES, una causa de la ignorancia en que fue Hallan Generalmente sobre estos temas.

Hacemos nuestras magistrales Aquellas palabras de Benigar:

"Con esto deseo Lograr que se ponga en guardia el espíritu crítico del lector. Porque no sólo los autores yerran, sino tambien los lectores cuando, aceptando con facilidad Afirmaciones ligeras, contribuyen a la perpetuación de errores, que un sentido crítico Puede Descubrir, Aun Cuando el lector común Depende de la honradez del autor en cuanto al fondo técnico de las Premisas ... " "EL LECTOR CRÍTICO ES EL COLABORADOR EN LA OBRA DEL AUTOR, MIENTRAS QUE EL LECTOR SUPERFICIAL ES SU ENCUBRIDOR"49.

Como cierre recordemos Aquellas palabras de don José Imbelloni, Aquellas con que comenzamos esta nota, y pensemos que desde 1942 a 1961 la situación permanecía inconmovible, puesto que Casamiquela afirmaba en ese entonces:

"Como se ve, el cuadro es casi todo negativo. Su" moraleja "positiva tiene que traducirse forzosamente en una exhortación A LOS estudiosos, especialmente los a alumnos de las Carreras de las Ciencias del Hombre ... un Dedicarse este problema en particular Y, desde luego, un Los estudios de etnografía, Argentina o extraargentina tan velada Todavía de misterio, en general. "50

Otros 30 años han pasado desde ese entonces, y, como dijéramos en un principio: todo ha empeorado oa lo sumo-si se quiere-en nada se ha avanzado.

En medio de estas tenebrosas brumas en que fue Hallan inmersos los estudios sobre lo mapuche ¿qué podemos esperar? ¿Cabe alguna solución? ... , Entonces Cual furtivo destello en la noche oscura del alma Aquellas Surgen luminosas palabras de Leonardo Da Vinci:

"El mal es real consecuencia de la ignorancia del pasado, Siendo por lo tanto irremediable, pero el mal futuro si es remediable, pues Será la consecuencia de la ignorancia presente."

Por lo tanto, la solución está en tus manos lector. Sólo De Ti Depende ...

FEI AFI

Se terminó!

Aukanaw

BIBLIOGRAFÍA CITADA

1 -- Imbelloni, José. "De la Naturaleza de los Dioses (funcional, onomástica y numérica) y de los Dioses Encósmicos en particular". En Recop. subtit. "Religiosidad Indígena Americana"; Castañeda, BS. Como., 1979, pág. 294.

2 -- Loc. cit., Pág. 312 y ss.

3 -- Casamiquela, Rodolfo M. "Estudio del Nillatún y la Religión Araucana". Cuadernos del Sur. Instituto de Humanidades. UNIV. Nacional del Sur. Bahía Blanca, 1964, pág. 8.

4 -- Ibidem.

5- Imbelloni, J. Loc. cit., Pág. 296.

6- ERIZE, Esteban. "Diccionario comentado Mapuche-Español. Araucano, Pehuenche, Pampa, picunche, Rancülche, Huilliche" (con un Vocabulario Español-Mapuche), Edit. Yepun, Bahía Blanca, 1960, "Prólogo", passim.

7- Lenz, Rodolfo. "Introducción a los Estudios Araucanos". Anales de la Universidad de Chile (tomos 90 y ss.), Imprenta Cervantes, Santiago de Chile. 1896, "Introducción", pág. XIX y XX.

8- ERIZE, Esteban (nieto). "Mapuche", Edit. Yepun, BS. Como., 1988, t. I º, pág. 37 y ss.

9-- Op. cit., Tomo IV º, pags. 84 y 85.

10-- Ídem, Pág. 102.

11-- Ídem, Pág. 179.

12-- Ídem, Pág. 180.

13-- Ídem, Pág. 66.

14-- Ídem, Pág. 187.

15-- Ídem, Pág. 66.

16-- Ídem, Pág. 183.

17-- Ídem, Pág. 78.

18- Benigar, Juan. "El concepto de la causalidad entre los araucanos" (Conferencia que debio ser leída el 29/10/1927), en Recop. TITULADA "La Patagonia piensa", Edit. Siringa, 1978, Neuquén, pág. 145.

19- Kurteff, Aída. "Los Araucanos en el Misterio de los Andes", Plus Ultra, Bs. As.. Como., 1979, pags. 106 y 107.

20- AUGUSTA, Félix José de. "Lecturas Araucanas". Edit. San Francisco, Chile, 1934, pág. 226.

21- Kurteff, A. Op. cit. pág. 107.

22-- Ídem, Pág. 28.

23-- Idem, pág. 22.

24- Casamiquela, R. Op. cit. pág. 9.

25- Benigar, Juan. "El Concepto de Espacio entre los araucanos" (Conferencia leída el 27/06/1925), en Op. cit. pág. 121.

26- TERRERA, Guillermo A. "Medicina Popular", Edit. Kier, Bs. As.. Como., Pág. 120.

27-- Idem, pág. 117.

28-- Idem, pags. 12 y 13.

29- Vuletin, Alberto. "Huecuvumapu. Curanderos, hechiceros y mitos de la Patagonia y de Tierra del Fuego", Gardenia, Bs. As.. Como., 1982, pág. 12.

30-- Idem, pág. 28.

31- ALVAREZ, Gregorio. "Donde estuvo el Paraíso", ed. Siringa, Neuquén, 1984, pág. 281.

32- Vuletin, A. Op. cit., Pág. 36.

33-- Idem, pág. 12.

34- ERIZE, E. Op. cit., Pág. 49.

35- Mosbach, Ernesto W. de. "La Voz de Arauco", Siringa, Neuquén, 1976, pág. 22.

36- Vuletin, A. Op. cit., Pág. 36.

37- PALMA, Donato. "La Pediatría en las Culturas Aborígenes Argentinas", SAP Editora, Bs. As.. Como., 1982, pág. 306.

38- Métraux, Alfred. "Religión y Magias Indígenas de la América del Sur". Aguilar, Madrid, 1973, pág. 157.

39- PÉREZ BUGALLO, Rubén. "El kultrun", Revista Patagónica, N º 20, 1984, pág. 30.

40- Waag, María Elsa. "El concepto de Dios en la Cultura Mapuche", Revista Patagónica, recorte s / fecha ys / n º.

41- Waag, ME «Tres Entidades Wekufu en la Cultura Mapuche». Buenos Aires, Eudeba, 1982.

42- Benigar, Juan. "El Concepto de la Causalidad ...", Op. cit., Pág. 175.

43- Waag, M. E. "Tres Entidades ...", Op. cit., Pág. 164.

44- Casamiquela, R. "El Arte Rupestre de la Patagonia", Siringa, Neuquén, 1981, pags. 74 y 75.

45- Casamiquela, R. "En pos del Gualicho", Eudeba, Bs. As.. Como., 1988, pág. 200.

46- Benigar, Juan. "El Concepto de la Causalidad ...", Op. cit., Pág. 146.

47- Guénon, René. "Introducción al Estudio General de las doctrinas Hindues", LC, BS. Como., 1988, passim.

48- LENZ, R. Loc. cit., Pags. XVII y XVIII.

49- Benigar, Juan. "El Concepto de la Causalidad ...", Op. cit., Pags. 149 y 150.

50- Casamiquela, R. "Estudio del Nillatún ..." Op. cit., Pág. 10.



[1] En Argentina Prácticamente desde los tiempos de José Imbelloni, y Alfred Metraux ha existido un verdadero vacío en el campo de la investigación hierológica. En cambio en Chile se aprecia desde fines de los años 80 'un incipiente despertar en este sentido gracias a las obras de Rolf Foerster y Severiano Alcamán.

AQUI TRABAJAMOS..., DURMIENDO ¡ NO MOLESTAR!

¿QUIERES SALIR AQUI? , ENLAZAME

-

ClickComments