.

.

.

.

Google+ Badge

.

EL ARTE OSCURO

↑ Grab this Headline Animator

GOTICO

↑ Grab this Headline Animator

lunes, 14 de diciembre de 2009

P r o s a s L u c i f e r i n a s - PROLOGO A LA CATEDRA DE LUCIFER


L A C A T E D R A D E L U C I F E R
P r o s a s L u c i f e r i n a s
Kir Fénix
======================================
P R O L O G O
-
Este Libro ha tenido muchos Títulos: El
Pensamiento Tiuz, El Pensamiento Divino, Prosas
Luciferinas, y otros muchos, según iban siendo
las dificultades que preveía su publicación en
un mundo que sigue aferrado a sus viejos mitos.
Ese aferramiento a viejos mitos y tabúes
que los seres humanos padecemos se debe a que
la Humanidad actual no está segura de nada; y,
ni tan siquiera de que ella misma sea algo más
que simple retórica y palabrería geopolítica.
Aquí en la Tierra hubo antes una gente
llamada Pitecántropos, y otra gente llamada
Neandertales, y otra gente llamada Cromañones,
y un montón más de Semibichos y Semihombres:
¿ Es que acaso no quedan Descendientes ?
Claro que quedan: Nosotros, la gente,
somos una Mezcolanza de genes y mestizajes de
toda clase y proporción; y no sólo en forma de
razas, sino, sobre todo, de Entes individuales.
Lo que nos diferencia a unos de otros no
son tánto los cuerpos como las Almas y Mentes.
Se supone que la particular cultura en
que se nace y la educación que se recibe son
Decisivas en la forma de Sentir, de Pensar y de
Actuar, pero no es cierto: La cosa es mucho más
profunda de lo que la Ciencia actual reconoce.
Por ahora nos quedamos con el título de
La Cátedra de Lucifer porque, dentro de lo que
cabe, Lucifer es un personaje simpático y fino.
Lucifer es lo opuesto de Satanás.
Lucifer es culto y suave, aristocrático
e ingenioso, una especie de Sócrates moderno.
No debe confundírsele con Mefistófeles,
el de Fausto, porque, contrariamente a éste, no
compra Almas a cambio de juventud ni de dinero.
Lo que sí es Lucifer es Experto en Almas
y en Espíritus y en Dioses, de todos los tipos.
Tampoco es un Diablo o Demonio, como son
los Secuaces de Satán o Satanás, sino que a lo
sumo habría que clasificarlo como Daimón Griego
Antiguo de los santos y venerados en la Hélade.
Sin pasarse: Ya que Lucifer es de una
tan Fría Lucidez, que a veces resulta hiriente.
Lucifer es El Portador de la Luz.
Nos estamos refiriendo por tanto con
este personaje a los Aspectos Luminosos del
Cristianismo, y en general de la Humanidad: A
las velas encendidas en los templos, al brillo
del oro y de las piedras preciosas, a la Música
Clásica y Sagrada de las misas y motetes, a la
Elegancia de los rituales protocolarios, sacros
y profanos, y sobre todo, a la Luz de la Mente.
Lucifer es el modelo de los ricos bien
educados, y de cuantos aspiran a la Perfección.
Lógicamente, si Lucifer resulta más bien
favorecido, el que sale más bien perjudicado en
la comparación es nuestro señor don Jesucristo.
Pero ya iba siendo hora, después de dos
mil años de incesantes alabanzas a Jesucristo,
de oir las opiniones de su Supremo Adversario.
A lo mejor no están Ambos tan en el Más
Completo Desacuerdo que se dice, o a lo mejor
el Desacuerdo es aun más profundo de lo que se
supone normalmente en los medios eclesiásticos.
No adelantaremos acontecimientos, pero,
para nadie es un secreto que la posición de don
Jesucristo es enteramente Humanista y Oficial.
Por lo tanto, no nos debemos extrañar de
que la posición de Lucifer sea más radicalmente
Antihumanista y Antioficial que la de un simio.
Quienes hayan visto la película de El
Planeta de los Simios ya tienen asumido que es
posible que algún día la Humanidad sea apartada
de la hegemonía planetaria y sustituída por una
Especie biológica que sea lo suficientemente
inteligente para suplantarla y hacerse el amo.
Pero, mucho más fácil y probable sería
que la Especie biológica sucesora saliera de
dentro mismo de esta Humanidad que hay ahora, y
no de unos bichos peludos que andan encorvados.
Y eso sería incluso Indetectable. Porque
si no hay diferencias externas, las diferencias
mentales no son perceptibles para los humanos.
La gente corriente no hila tan fino.
Imaginemos que la clave está en hacer
del Cero un polo de la realidad opuesto al Uno:
Bueno y qué, se diría la gente:
Bueno y qué se vienen diciendo los monos
desde que los hombres inventaron la Previsión.
Y la Previsión es la que inventa a los
Instrumentos; y los instrumentos son el Poder
con que los humanos dominan y explotan a todos
los seres y cosas de este astro llamado Tierra.
Según Lucifer, todo sale del Cero, pero,
no llega jamás al Uno, sino que opta o por el
Dos o por el Tres. Y de ahí no pasa realmente.
Para Lucifer, los números primos son más
importantes que la Tabla Periódica de Elementos
Químicos, y, desde luego, muchísimo más útiles.
Lucifer no sólo es Filósofo, sino además
es Físico y Matemático, y muy versado en Etica.
Por eso el suyo es un Pensamiento que, a
la vez que parece muy complejo, casi siempre se
deja caer con perogrulladas fáciles de entender
para cualquiera que tenga dos dedos de frente.
Si tiene de frente tres dedos o más, o
está completamente calvo, entonces no entiende.
Y es que la gente, o se pasa, o se queda
corta, en los temas científicos y filosóficos.
Sin ir más lejos, basta con comparar el
número de personas que tienen el Premio Nobel y
el número de personas que no lo tienen: De estos
últimos hay tántos, que resulta sospechoso que
a los que tienen el Nobel haya que aplaudirlos,
cuando lo que hacen es ponernos a todos en el
más bochornoso ridículo, sin resolver a cambio
los problemas de la Humanidad definitivamente.
Los Nobel y otros Premiados se pasan en
Honores, pero se quedan cortos en Resultados. Y
eso es lo que dice Lucifer de don Jesucristo.
Lo mismo que de don Alá y de don Jeová.
Nótese, en lo respetuoso que somos, que
no queremos que nos confundan con don Lucifer,
o se piense que compartimos sus opiniones sobre
la Humanidad y demás otras cuestiones de igual
o parecida importancia, sino que nos limitamos
a exponer su Pensamiento sin quitarle una coma.
Cervantes achacó el texto de su novela
don Quijote a un tal Cide Hamete Ben Engelí que
le dejó un cartapacio lleno de notas sobre un
extraño Caballero de la Mancha, que no sería a
buen seguro tan extraño e íntimo como Lucifer.
Los personajes de ficción viven en el
Espaciotiempo Interior, que, como todo el mundo
debiera saber a estas alturas, está dentro del
subconsciente de la mente del alma de uno, pero
tales personajess tienen una vida independiente
de la de uno y unas ideas exclusivamente suyas.
Más quisiera uno ser Lucifer, pero no,
es sólo un amanuense que escribe a su dictado.
Aunque todo se pega, menos lo bonito.
Dichosa edad y siglos dichosos serían oh
Sancho, aquéllos a quienes los antiguos
pusieron nombre de Dorados, etcétera: Así no
hablaría Cervantes ni borracho, pero sí es como
lo hacía don Quijote en su extrañísima jerga
espaciotemporal interna, su lengua vernácula.
Y al cabo, ya no queda muy claro si el
que habla es su don Quijote o su don Cervantes.
Por ejemplo, esta rara manía de ponerle
Don a Nuestro Excelentísimo Señor Jesucristo se
debe a que Lucifer le trata con el gran respeto
que merece el Excelentísimo Señor Don Satanás.
Uno quisiera llamarle Cristo a secas, o
Jesús, o Jesusito, o San Señorito de Mi Vida,
pero las luciferinas influencias se lo impiden.
Viene esto a cuento de que la Mente de
Lucifer, que también tiene la suya como todo el
mundo, necesita, para pensar, moverse en las
amplitudes del Espacio infinito y del Tiempo
eterno, como es propio de los seres inmortales.
Una discusión ceñida a una época de las
innumerables que hay en la Historia no tiene
sentido ni para Lucifer ni para nadie que se
precie de ser un mediano historiador objetivo,
ya que los eventos no son como bolitas sueltas,
sino como plantas que hunden sus raíces en el
pasado y proyectan su semilla hacia el futuro.
Jesucristo es pues sólo comprensible en
un contexto que va desde Akenatón hasta el día
en que el Cristianismo sea abolido oficialmente
por la autoridad competente en estas materias.
Vivimos una época bastante troglodítica,
donde todavía no existen ciudades construídas a
base de electricidad estática, que es la cosa
más normal en cualquier mundo algo civilizado.
Hay que reconocer que vivimos en Tiempo
de Excepción, tan inhóspito, que no hay Dioses.
Ni Jeová gobierna a los judíos, ni Alá
gobierna a los moros, ni Jesucristo gobierna a
los cristianos, ni los Orientales a sus gentes.
Eso no es normal: No es normal que los
Personajes más importantes de cada Cultura no
tengan ni voz ni voto en los asuntos de sus
correspondientes ámbitos culturales, sino que
sea la ONU del Gran Yanki quien lo decida todo.
Y eso es algo que uno nota que Lucifer
le está reprochando a Jesucristo: Que a pesar
de haber habido un Siglo Trece en que tuvo el
control de la Humanidad, lo perdió tontamente.
Todos estos reinos te daré si, postrado
ante mí, me adoras. Ese fue el trato convenido.
Jesucristo dijo después que él no había
adorado a nadie: Ya ya: ¿ Y todos esos reinos
cristianos qué ?: ¿ Quién se los fue sacando de la
manga y poniéndolos a su entera disposición ?
Entre Satanás y Lucifer, naturalmente.
Satanás aportó los aspectos pecaminosos
y cochambrosos de la Cristiandad, y Lucifer fue
aportando gradualmente los Aspectos Luciferinos
de esa misma Cristiandad, tales como la Música,
la Arquitectura Catedralicia, la Imaginería y
todas las demás Artes y Ciencias Utilitarias.
De modo que vamos a dejarnos de cuentos.
En el Siglo XIII, Jesucristo tuvo bajo
su bota a toda Europa, y a todas las almas que
habitaban Europa, en su puño y bajo su férula.
Aquí ni la hoja del árbol se movía sin
la voluntad de Jesucristo y su aquiescencia.
Lo que ocurre es que le falló su gente y
lo perdió práctimante todo en unos pocos siglos
de corrupción administrativa e incompetencias.
¿ Y por qué ocurrió así ?: Porque Jesucristo
no se molestó en prever las situaciones futuras
que inexorablemte seguirían a sus postulados.
Todo esto lo sabemos por Lucifer.
Si dices que hay que perdonar a todos
los pecadores por más que pequen, lo que vas a
conseguir es llenarte el mundo de chapuceros.
Si vas de Héroe Circense más guapo que
nadie y más listo que nadie, la gente te va a
adorar como payasos, pero lo único seguro que
vas a conseguir es hacerlos depender de tí para
todos y convertirlos en gentes irresponsables.
Pues no robaron nada los obispos a sus
respectivos obispados, a la cuenta del Perdón.
Y no hizo cada cual lo que le dió la
gana sin preocuparse ni poco ni mucho de la
coherencia orgánica del común Estado Imperial.
Como Jesucristo era el Listo y Poderoso,
él arreglaría después todos los desaguisados.
Qué va a arreglar Jesucristo, por Dios.
Nada: Jesucristo va de muñeco, más que
nada crucificado, y los muñecos no funcionan de
la forma que se espera de un Máximo Gobernante.
Para hacer que la gente se porte bien
todos los días hay que estar al pie del cañón,
porque el ojo del amo engorda al caballo. Y no
se puede uno ir al cielo a descansar un rato.
Claro: Si Jesucristo haraganea, cómo no
lo van a hacer también los que de él dependen.
Ya Lucifer se lo advirtió: No se te vaya
a ocurrir morirte, porque, encuanto cierres el
ojo, esta gente se funde todos nuestros reinos.
Y así ha ocurrido. Del poderoso Imperio
Papal sólo queda ya el Vaticano y a medias con
el Ayuntamiento de Roma. Qué Imperial Bochorno.
Todos los Dioses están enojadísimos por
el sesgo que han tomado los asuntos humanos en
estos últimos siglos y especialmente a partir
de la Revolución Francesa. Hay un gran revuelo.
Uno habla como si lo viera; pero es sólo
de oírselo decir a Lucifer por activa y pasiva.
Ya nadie cree de verdad en Dios. Ese es
otro: A Dios así a secas y sin artículo se lo
inventó Platón, que decía ZEOS o ZEUS. En su
idioma y siendo Zeus un Dios tan importante es
natural y lógico que no dijera El Zeus como
quien dice El Plutón o La Juno; pero en Latín
es ya otra cosa: La Zeta de Zeus se convirtió
en la De de DEUS, Señor del Rayo y del Olimpo.
Lo que pasa es que, muy astutamente, los
cristianos hicieron como que se olvidaron de
que, aunque en Latín no existe el Artículo, al
traducir DEUS a otros idiomas hay que escribir
El Dios, y no sólamente, Dios. Esa es la trampa
semántica que utilizaron para que pareciera que
Dios hay sólo uno, y que es Nombre y es Género.
Pongamos un ejemplo: Fulanito de Tal es
Un Hombre de entre los muchos miles de millones
de Hombres que hay en la Tierra. En Latín, El
Hombre se dice HOMO, sin artículo. Pues, si se
hace lo mismo que hicieron los cristianos con
DEUS, hay que traducir HOMO por Hombre, y no
por El Hombre, que sería lo correcto. Resultan
así frases tan peregrinas como Hombre existe;
yo creo en Hombre; Hombre es misericordioso.
Y hasta: Hombre no hay más que uno.
Lo cual es evidentemente falso.
Cosas así son las que sublevan a Lucifer
y le hacen decir las atrocidades que dice en el
libro que estamos prologando con toda inocencia
y buena intención, sin quitar ni añadir nada.
Lo que han hecho los cristianos es colar
de matute Un Dios Desarticulado o Inarticulado.
En ése es en el que ya no cree la gente.
Lo cual está bien. Lo que no está nada
bien es que porque ya no creamos en DIOS haya
también que dejar de creer en LOS DIOSES: LOS.
Los Dioses es plural: Hay muchos Dioses.
Al menos, eso es lo que dice Lucifer.
Que sabe más que nadie de este asunto.
Hay muchísimos Dioses bajo las órdenes
de Uno que manda más que nadie llamado KONS, al
que todos los demás respetan y reverencian como
Jefe. Incluso Satanás, el Maligno, le obedece.
Y de él Lucifer no dice más que cosas
buenas, con el máximo decoro que esto requiere.
Pero, a Jeová, a Alá, y al llamado DIOS,
los pone, lo que vulgarmente se dice, a parir.
O a caer de un burro; o equivalente.
El Método de Lucifer consiste en hacer
responsable a cada Dios de lo que hace su gente
y de lo que de bueno y malo le pasa a su gente.
Uno opina que es un método aceptable.
Porque cuando hay una Dictadura, todas
las culpas de sus secuaces se ponen y suman en
la cuenta del Dictador como Máximo Responsable.
Como dice Lucifer, Es Lógico.
Hítler es el Responsable de todo cuanto
de Bueno y Malo hizo el Nazismo en toda Europa.
Jesucristo es el Responsable de todo
cuanto de Bueno y Malo hizo la Cristiandad en
todo el planeta a lo largo de sus dosmil años.
Lo que es Justo respecto a Hítler tiene
que ser Justo respecto a Jesucristo y respecto
a cualquiera que Domine sobre una ciudadanía.
¿ Podríamos decir acaso que el pobrecito
Hítler no se enteraba de lo que sucedía en los
campos de concentración o no podía evitarlo, o
que en Su Divina Providencia quiso permitirlo ?
Y Jesucristo qué: ¿ Acaso tampoco él se
enteraba, ni podía evitarlo, o en Su Divina
Providencia quiso permitirlo como haría Hítler ?
Si tenemos Inteligencia es para usarla.
Diría Lucifer en casos como éste.
El otro tema luciferino más conspicuo es
la Humanidad: No le gusta. Al menos la que hay.
Lucifer sueña con Otra Humanidad, que va
a salir de ésta, de dónde si no, y que será más
inteligente y sabia, y sobre todo, más decente.
No quiere llamarla Humanidad, porque ese
nombre le trae muy malos recuerdos, sino que él
prefiere llamarla Tiuzdad, que es lo mismo en
la apariencia de los cuerpos somáticos, pero,
ya con la mente revisada, corregida y mejorada.
Una especie de Segunda Edición humana.
Lo que más sorprende a quien le escucha
es la profunda religiosidad de Lucifer, lo cual
a primera vista parece increíble después de lo
mucho y perverso que se ha dicho de su Soberbia
en los dos últimos milenios cristianoparlantes.
La Soberbia de Lucifer se ha convertido
en proverbial desde que los primeros cristianos
fraguaron y fabularon una leyenda humanista.
Resulta, según ellos, que un día estaba
el Cielo repleto de ángeles, concentrados para
asistir a un espectáculo de máxima importancia:
Pusieron, siempre según los cristianos,
delante del Gran Trono una cunita con un nido
dentro. Hay dos versiones: Una dice que el niño
de la cunita era Jesucristo. La otra versión,
más amplia y abstracta, asegura que el niño de
la cunita era Adán, o, El Hombre, en general.
Entonces va el llamado DIOS y dice a los
ángeles con una complacida sonrisa de subnormal
que no había más que verle para darse cuenta de
que padecía demencia senil y estaba chocheando:
---Este es mi hijo: Adoradle.
Inmediatamente los ángeles se dividieron
en dos bandos, uno, encabezado por Satanás, y
el otro encabezado por Lucifer, que se oponían.
El profeta que inventó esta leyenda se
hizo un verdadero lío en la interpretación del
revuelo de alas angélicas que se formó entonces
y que ha traído después graves consecuencias. Y
es así que confundió a Satanás con Lucifer y se
inventó a un tercer personaje a quien llamó San
Miguel Arcángel, al que los testigos de Jeová
confunden con el mismo Jesucristo. Lo cierto y
verdad es que San Miguel Arcángel no existe, ya
que es fruto de una confusión; un malentendido.
Pero, como hay muchísimas personas que
se llaman Miguel o Micaela, que se tranquilicen
y sepan que San Miguel Arcángel no es otro sino
Lucifer, El Bueno, El Luminoso, el que luchando
contra el Dragón Satanás termina por vencerle.
Volviendo a lo nuestro, en la leyenda,
las cosas sucedieron del siguiente modo, real y
verídico: A Satán o Satanás y sus numerosísimos
partidarios la idea de adorar a Jesucristo o al
Hombre en general les pareció de perla, por lo
que inmediatamente se lanzaron desde Lo Alto
del Cielo a los Hontanares de la Tierra también
llamados Infierno, a presentarles sus respetos.
Encambio, Lucifer y sus ángeles dijeron
que Ni Hablar: Que ellos no adoran Lagartijas.
Sherlock Holmes descubriría pronto los
motivos de tan radicalmente opuestas actitudes:
En el Pensamiento Divino, Satanás es el
Vector Descendente de la Realidad: La Caída, la
Fuerza de Gravedad, el paso del estado físico
de Materia al estado físico de Energía, la
Desintegración Atómica, todas las formas de la
Degradación, y toda forma de Mal, y la Muerte.
Encambio Lucifer es el Vector Ascendente
en ese mismo Pensamiento Divino y Angélico: La
Evolución de la Materia y de la Vida y de la
Consciencia, el Esfuerzo, el Trabajo, el paso
del estado físico de Energía al estado físico
de Materia, el Orden, la Civilización, el Bien.
Lo que esta leyenda cristiana propone
perversamente es la Inversión de los Valores:
Quiere que Lo Superior esté al servicio
de Lo Inferior que se camufle con velos lindos.
Y eso es un Insulto a la Inteligencia.
Lucifer no picó. Ni Satanás tampoco,
pero a éste sí le conviene que todo se Degrade
paulatinamente, por ser él el Vector Involutivo
que tiende a que todo regrese a la Nada Origen.
Acordémonos del Cero:
Lucifer no pierde jamás de vista que
toda la Realidad ha salido de La Nada, o, Cero.
Y que todo puede regresar a Cero, a poco
que nos descuidemos; por el Vector Descendente.
Eso de que en el Universo nada se crea y
nada se destruye es una mentira como la copa de
un pino: En el Universo ocurren incesantemente
creaciones y destrucciones de todo orden, tipo
y categoría, y el mismo Universo entero puede
Implosionar y volver al sitio de donde emergió.
Saber esto es Básico.
Uno no va a enmendarle la plana al señor
Lucifer, pero, con sólo reducir la Realidad a
cargas eléctricas positivas y negativas tenemos
la posibilidad de que mutuamente se neutralicen
y todo vuelva a Cero, a La Nada o Inexistencia.
El tema favorito de Lucifer es el Futuro
del Espaciotiempo: Continuamente llama nuestra
atención hacia un sitio rarísimo que él llama
Vector del Extremo Futuro, y que es la Fuente
de toda la Realidad Presente y Pasada. A dicho
Vector le llama VIRK, y según él, constituye la
Capital de un IMPERIO que se extiende por todo
el Espacio, y en especial, por todo el Tiempo.
Como posible lo es. Pero, lo que resulta
más interesante es que Lucifer afirma que ese
IMPERIO está actuando también en nuestra época.
Algo así como que todos venimos a ser
Marionetas movidas por remotos hilos sin darnos
cuenta de que nuestras acciones son Manipuladas
por inteligencias superiores a las nuestras.
Puede ser, y por qué no. La libertad es
un sueño tan Reglamentado por tántas clases de
leyes y prohibiciones, que, una más no importa.
Si además de estar siendo gobernados por
Bruselas lo estamos siendo por VIRK, más mejor.
Termina uno tomándole cariño a este don
Lucifer que tan amablemente nos enseña y gratis
misterios que son insondables para las Ciencias
más avanzadas de nuestras épocas troglodíticas.
Ah, hay otra cosa: La Reencarnación: Eso
de que cuando nos morimos es como cuando uno se
retira de la ventana por la que se asoma, deja
de ser visto desde la calle, y reaparece detrás
de otra ventana del mismo edificio Específico.
Claro: La Reencarnación se compagina con
el Espaciotiempo Interior de las consciencias.
Estará bien dicho. Eso de que las almas
y demás seres mentales y psicológicos tienen su
propio Espaciotiempo no lo había dicho nadie
antes que Lucifer; y no puede ser más evidente.
Hay un momento en que dice: Soñamos Para
Adentro; y nos morimos Para Adentro. Es verdad.
Cuando alguien se muere es como que se
recoge en sí mismo, hundiéndose en su propia
profundidad, como bajo la superficie del mar.
Y ya sabemos que el mar es un Espacio
Interior lleno de peces y de plantas acuáticas.
Para las mentalidades más primitivas,
una isla es una cosa que flota encima del mar.
Pero eso no es cierto: Una isla es la parte
superior de una montaña más alta que el agua.
Lo mismo nos pasa a nosotros: Parecemos
islas, rodeados de aire por todas partes, menos
por las suelas de los zapatos. Pero lo cierto
es que cada uno tiene su propia Profundidad que
no se puede medir con una cinta métrica, pero,
en la cual Profundidad cada uno se siente vivo.
El cuerpo es la ventana por la que nos
asomamos al Aduera: al Espaciotiempo Exterior.
¿ Y qué ocurre cuando uno está asomado a
su ventana y le disparan un tiro ? : Que se mete
Para Adentro: Para el Espaciotiempo Interior.
Una ventana destrozada no es un buen
sitio para asomarse. Un cuerpo muy averiado no
es un buen sitio para seguir asomándose por él.
Lo natural y lógico es que uno se meta
Para Adentro y busque otra ventana y cuerpo por
los que asomarse al Espacio y Tiempo de Afuera.
Dice Lucifer: Lo que es Lógico es Real.
Y esa relación biunívoca entre Lógica y
Realidad es el más preciado tesoro que Lucifer,
o como se llame de verdad, puede entregarnos.
Ya sabíamos que Lo Real resulta siempre
ser Lógico, tras el estudio que sea pertinente.
Inversamente, y llevado este concepto a
sus últimas consecuencias, la Realidad no puede
ser más que la Plasmación de las Matemáticas.
Y para ello, la materia prima necesaria
no es la Masa, sino la Inteligencia Suficiente.
El pensamiento de Lucifer coincide pues
en parte con el de Platón y Pitágoras, y con el
del Idealismo de todas las épocas posteriores.
Pero a su vez aporta un nuevo elemento:
La Mente, a la que considera un órgano del alma
estructurado de manera particular y específica.
La Mente es el Instrumento Medial entre
el Espaciotiempo Interior donde habitan el alma
y su Yo y su consciencia personal y sus ideas,
y el Espaciotiempo Exterior de estos Universos.
Lucifer insiste no sólo en la pluralidad
de mundos, sino sobre todo en la pluralidad de
Universos, a los que considera como Diversas
Interpretaciones Generales de Una Misma Cosa.
Y en esto coincide con Kant.
A lo que Kant llama Ignotum X, Lucifer
lo llama Posible Confuso: Un Marco Vacío donde
la Mente proyecta sus propias Configuraciones.
Ir conociendo pues el Mundo Exterior es
ir conociendo nuestro propio Mundo Interior.
Pues lo Exterior no es sino el Reflejo
de nuestras Realidades Internas, inaccesibles
al control de nuestras voluntades periféricas.
Incluso cuando la Realidad no nos gusta,
esa Realidad es lo que está dentro de nosotros.
Por tanto, está clarísimo que el Lugar
donde debemos trabajar para cambiar lo que no
nos guste del Exterior es dentro de nuestras
propias almas, en sus profundidades abismales.
Allí donde están VIRK y los Dioses.
Lucifer está segurísimo de que VIRK y
los Dioses existen realmente, como entidades
totalmente objetivas y verdaderas y autónomas;
pero ¿ Dónde están ?: En el Espaciotiempo Interior.
Porque ése es el Unico Espaciotiempo que
es totalmente Objetivo y Verdadero y Autónomo.
El Espaciotiempo de Afuera es una Idea
Cambiante, Fluctuante, Aleatoria y Secuenciada.
La definición de Lucifer es muy curiosa:
Ese Universo es realmente un Sueño que
va transformándose poco a poco en un Pensamiento.
Al final de este proceso hay una Mente
Consciente frente a la Idea que tiene de Sí.
Y eso no es otra cosa que una Máquina :
El TROUM, cuyo nombre significa La Mente
Universal Que Duerme y Sueña, es a la vez el
Resultado del proceso y el origen de ese mismo
proceso. Como una Imagen que mira a un espejo.
La existencia de Máquinas Mentales no es
un disparate: Las Tablas de Logaritmos, y todas
las estructuras que acortan Tramos en el curso
del Pensamiento, son algunas Máquinas Mentales.
El TROUM es la más consguida y compleja
de tales Máquinas. Lucifer hasta lo llama DIOS.
Pero, ocurre que el TROUM es Impersonal.
El TROUM es una Máquina que sirve para
prroyectar un Holograma que llamamos Realidad.
En vez de Cuatro, ese Holograma tiene
Cinco Dimensiones : Las tres del Espacio, más el
Tiempo, más la Etica : La Dimensión de Valores.
Uno tiene que confesar que no comprende
todo lo que constituye a la Dimensión Etica. No
es cuestión de Moralina. Sino de la Dimensión
que hace posible la existencia de los Dioses y
de la Consciencia Impersonal de que se derivan.
Lucifer dice ConSciencia con S enmedio.
Que no es lo mismo que Conciencia Moral.
En conversaciones particulares, Lucifer
a veces prefiere emplear la expresión Dimensión
de Trascendencia, en lugar de Dimensión Etica.
Dice que es lo mismo.
Pero uno piensa para sus adentros que la
Dimensión de Trascendencia se está refiriendo a
la Finalidad o Destino de la cosa en el Futuro.
Como si toda la Realidad que se Elabora
en el Tiempo estuviera Condicionada por eso que
se llama el Vector del Extremo Futuro, en VIRK.
Y es posible: La Mente toma Precauciones
cada vez que quiere conseguir sus Plasmaciones.
Las Precauciones son Hechos Previos a lo
que se quiere conseguir: Quien quiera construir
una mesa tomará la Precaución de comprar madera
y clavos y todo lo que vaya a serle Necesario.
VIRK debe ser un lugar maravilloso, con
toda clase de instrumentos para gobernar tanto
al Espacio como al Tiempo y a lo que contienen.
Y construir un lugar así no se consigue
ni en un rato ni sin una Inteligencia enorme.
El bien cuidado y puntiagudo dedo de don
Lucifer señala en un amplio gesto a todos los
cerebros de los animales de todas clases, como
quien recuenta a ojo la Masa Neuronal de que
dispone para su Máquina Mental llamada TROUM.
O sea, que el TROUM está en todas las
épocas del Tiempo en que existan neuronas con
capacidad de ser Interrelacionadas en un Unico
Sistma para constituir Un Solo y Mismo Cerebro.
No es mala idea. Ya decía Jung que hay
un Inconsciente Colectivo que utiliza para su
funcionamiento a los psiquismos individuales.
Eso, pero a lo grande, es el TROUM.
A lo grande quiere decir que hay que
considerar también Integrados a los psiquismos
de los animales de todas clases, bacterias y
virus incluídos, y plantas, y todo lo viviente.
Los seres humanos tenemos -vamos todos a
incluirnos- una muy particular Percepción de la
Cosa llamada Tiempo, que seguramente no es la
misma Percpción que tienen de la Cosa llamada
Tiempo los mosquitos, las algas o las sequoias.
Pero si esto es una Democracia, hay que
contar también con la opinión de las restantes
especies vivientes poseedoras de nueronas o de
algo equivalente: Nada de venirse con racismos.
Quiere esto decir que para esos colegas
nuestros es muy posible que Julio César esté
aún vivo, o que no haya nacido todavía, o que
no tenga la menor importancia que exista o no.
Los animales y las plantas, y no digamos
nada de las montañas, tienen Otros Calendarios
muy distintos a los nuestros, y una concepción
de la Vida completamente diferente a la nuestra
y probablemente mucho más realista que ésta tan
Estereotipada que aquí poseemos como un tesoro.
A lo mejor tienen ellos razón. Son más.
Lo que es muy cierto es que nosotros los
seres humanos, y vamos a incluírnos todos, no
utilizamos a la Biomasa Orgánica para efectuar
operaciones espaciotemporales Porque No Sabemos
Cómo Se Hace Eso. Si lo supiéramos lo haríamos.
Dándole tiempo al Tiempo Eso Está Hecho.
Justo en VIRK, en el Extremo Futuro.
Que no queda nada lejos de aquí.
Ya que el Tiempo es una Relatividad que
depende de lo Efímero que sea el ser que lo
considera. Para un humano, un siglo es mucho
tiempo; pero, para una tortuga, es apenas nada.
Y, para los Dioses, el Tiempo es menos
aún: Un simple Considerando: Un Dato Variable:
Un elemento matemático más en una Gran Ecuación
de la Eternidad, el Infinito, y la Consciencia.
Y no olvidemos que la Materia Prima de
la Creación no es la Masa, sino la Inteligencia
Suficiente para extraer la Realidad de un Cero.

K. F.

No hay comentarios:

AQUI TRABAJAMOS..., DURMIENDO ¡ NO MOLESTAR!

¿QUIERES SALIR AQUI? , ENLAZAME

-

ClickComments