.

.

.

.

Google+ Badge

.

EL ARTE OSCURO

↑ Grab this Headline Animator

GOTICO

↑ Grab this Headline Animator

miércoles, 10 de diciembre de 2008

MITO -- EL VAMPIRISMO

El Vampirismo

El Vampirismo: Tan Viejo como el Mundo

El vampirismo se manifestó muy temprano en la historia, lo que no es sorprendente si se piensa en las poderosas
virtudes atribuidas habitualmente a la sangre y el temor a la cólera de los difuntos, que se trata de apaciguar mediante
ofrendas. Por otra parte, la perfecta conservación de algunos cadáveres contribuyó al desarrollo de esta creencia.
El Vampirismo: Tan Viejo como el Mundo La Antigüedad: El panteón asirio posee varios demonios chupa sangre, entre
ellos la maléfica Lilith. Los griegos hablan de las sombras de la casa de Hades, dios de los infiernos, mientras que los
romanos tienen a Lamia, la vampiro maligna que vampiriza a sus víctimas y devora los fetos. La Edad Media y el
Renacimiento: En el siglo XI se encuentra la primera mención oficial del vampirismo en Occidente, después de lo cual el
tema tiene un desarrollo prodigioso. Así, en el siglo XII, en Inglaterra, se reconoce que estas criaturas son tan
numerosas que hay que quemarlas para apaciguar el clamor popular. En Hungría, la Condesa Sangrienta, Erzebeth
Bathory (1560 – 1614), mando asesinar centenares de mujeres jóvenes para beber su sangre y bañarse en ella a
fin de preservar su célebre belleza de los estragos del tiempo. El siglo XVIII: A partir de 1730, un extraño fenómeno,
iniciado en Grecia, se extiende por toda Europa central: se profanan tumbas en serie. Los cadáveres, sospechosos de
ser vampiros, son desenterrados, sus corazones atravesados con una estaca y sus cuerpos quemados. El ejercito debe
intervenir. Varias obras tratan este tema, entre ellas, una muy crítica, del religioso benedictino francés Dom Agustín
Calmet. La mezcla de pasión y miedo es tal que Voltaire escribe en su “Diccionario Filosófico”: “No se
escuchó hablar más que de vampiros de 1730 a 1735”. El siglo XX y XXI: Aún hoy, alimentado por un cine
prolífico en películas de horror, el mito fascina y marca, de tiempo en tiempo, la personalidad de asesinos sanguinarios
como Peter Kurten (apodado el “vampiro de Dusseldorf”), Vlado Makaric, Kuno Hoffman, o los miembros
de sectas vampíricas.

No hay comentarios:

AQUI TRABAJAMOS..., DURMIENDO ¡ NO MOLESTAR!

¿QUIERES SALIR AQUI? , ENLAZAME

-

ClickComments