.

.

.

.

Google+ Badge

.

EL ARTE OSCURO

↑ Grab this Headline Animator

GOTICO

↑ Grab this Headline Animator

domingo, 13 de diciembre de 2009

P r o s a s L u c i f e r i n a s - MITO V - LA HUMANIDAD


L A C A T E D R A D E L U C I F E R
P r o s a s L u c i f e r i n a s
Kir Fénix
======================================
V
LA HUMANIDAD
-
Si observamos la Tierra desde el Espacio
podríamos pensar al principio que una extraña
plaga se está apoderando de su superficie,
corroyéndola en forma de Aberrante Geometría.
Sólo los Virus actúan así; y no tánto.
Debemos pues encontrarnos ante unos
Virus de constitución marcadamente Mineral,
aunque en fase de invasión en Lo Vegetal, como
revela el desaforado abuso que hacen del Fuego.
Una ampliación óptica de esta ecuación
de la Plaga nos muestra en sus individuos una
Hibridación de Virus e Insecto, pues ambos
confluyen involutivamente hacia esa Geometría.
Los telescopios muestran empero que esos
híbridos son monos modificados: Monos que se
comportan como virus y como insectos. Lo cual
se consigue cuando se les induce un Ego a guisa
de Exoesqueleto, y el sistema vibratorio en la
banda de los virus cristalinos, que convierte a
cada individuo en punto resonante de una
curiosa Gestalt Incompleta y Contradictoria.
Si esto fue natural o provocado, el
evento o experimento consistió en inocular a un
grupo de monos una Cepa de Virus que se
enquistan selectivamente en las neuronas que
constituyen el sistema nervioso; aportando así
la capacidad de un futuro y aleatorio Lenguaje
Simbólico, y provocando efectos secundarios
tales como el acortamiento de las patas
delanteras y un empobrecimiento general del
pelaje, así como otras muchas minusvalías.
La principal de las cuales fue la
regresión involutiva por su línea colateral
hasta la cota de los insectos, o sea, hasta
unos comportamientos sumamente colectivistas,
automáticos y mecánicos; aunque, eso si, con
separación de funciones y cierta jerarquía.
Pero como esos monos infectados no son
verdaderos insectos, han desarrollado, a
Imitación de ellos, un Ego, un Exoesqueleto
Mental o Psicológico que les hace sentirse
Individuales, Aislados y Distintos unos de
otros: cosa que no ocurre entre los verdaderos
insectos, que son Partes Gestálticas de una
Unidad Vital válida para todos sus individuos.
Esto de quedarse a medio camino de lo
que es un mono propiamente dicho y lo que es un
insecto propiamente dicho, lo explica todo
acerca de los especímenes de la Plaga y de la
Plaga misma. En lo que tienen de monos son
imitadores, y en lo que tienen de insectos son
repetitivos, sin que en ambos casos se muevan
por estímulos telepáticos o profundos, como los
insectos, ni por estímulos tan superficiales y
periféricos como los monos, sino por los de
una banda intermedia que podríamos llamar
estímulos económicos: algo que está a medio
camino entre el reflejo pauloviano y la pura
hambre, regido por un símbolo llamado Dinero.
El Dinero, en cualquiera de sus formas,
es una Ecuación entre Egos, cuyas incógnitas se
resuelven mediante operaciones de sumas y
restas, producciones y servicios, en un
desarrollo abierto e indefinido por el consumo
y por la aparición de nuevas interrelaciones.
Pero no olvidemos que estamos hablando
de una Plaga que es Involutiva en su conjunto,
y que retrocede por tanto hacia la Geometría y
hacia la Destrucción de Materia, a fin de
convertirla en la Energía que necesitan para
proseguir su proceso regresivo hacia la Nada.
La visión óptica de esa Plaga a
velocidad observable es alucinante: Llega la
cepa de Virus e infecta a los monos; éstos se
vuelven locos y entran en un frenesí de
activismo que llena de marcas geometroides la
superficie terrestre; finalmente roen la
Materia hasta desintegrarla y convertirla en
Energía, Basuras y Desechos, acabando así la
Plaga consigo misma, parecidamente a como lo
hacen las bacterias que transforman el mosto en
vino muriendo todas en el delicioso elixir.
Obviamente la Humanidad no es más que la
fase previa a la constitución de Algo Muy Bueno
y Estable que no se parece en nada a Lo Humano.
Y asimismo, el Carácter Involutivo que
observamos no es sino un Zig-Zag en el Tiempo.
Alguien, Muy Inteligente, ha conseguido
así Reproducir a la Inversa el desarrollo del
Universo, retrotrayendo el Arquetipo de la
Realidad a sus Orígenes Energéticos, y éstos a
su Absoluta Relación entre Nada y Antinada.
Como todo el mundo sabe, cualquiera que
sea capaz de conseguir semejante cosa se adueña
del Control de la Forma: Cambia el
Paleoplástico por el Neoplástico; y por este
hecho se convierte en Creador de la Realidad.
Quien Sea está utilizando a la Humanidad
como Instrumento Semántico y Mecánico, sin que
por ello deje de ser la Plaga Natural y
Provocada que hemos visto: La está utilizando
para Manipular en el Tiempo, alterando la
secuencia de las Epocas, intercalando Futuros
entre Pasados, y obteniendo así Otra Secuencia.
Está muy claro que Quien Sea que lo esté
haciendo tiene ante sí como Modelo un Proyecto
Coherente y Expansivo de Núcleo Radial: Un
Sistema en el que el Todo dependa de una sola
mano: Un IMPERIO. Y es ese Modelo Imperial el
que ha aplicado a las Configuraciones del
Espaciotiempo, la Materia, la Vida y la Mente.
Lo que en realidad ha hecho Quien Sea es
pasarlo todo del Caos al Orden: Imponiéndole un
Criterio Lógico y Voluntarista en un Sentido
Privilegiado llamado El Bien; por lo cual, todo
lo que no sigue continuamente la dirección del
Bien vuelve al Caos hasta nueva oportunidad.
Esto se parece mucho a la circulación de
los fluidos por tuberías de distinta sección.
O sea, que nuestro Ingeniero está
utilizando en su sistema la distinción mental
entre Lo Fluido y Lo Rígido: entre el Espacio y
el Tiempo: entre Lo Posible y Lo Imposible.
Claro: con sólo mantener ciertas
Imposibilidades Continentales, todo lo demás se
vuelve Posible. Lo que equivale a decir que El
IMPERIO es lo único que no cambia ni se altera
respecto a la Bullente Fenomenología que
contiene dentro. Y no sólo eso, sino que
además, la Fenomenología no es otra cosa que la
Expresión Epifenoménica Aleatoria de las
Voluntades Intrínsecas del IMPERIO: O sea, que
todo está Sirviendo para Algo, muy distinto de
lo que parece desde dentro de sus torbellinos.
Qué puede estar queriendo Quien Sea:
Obviamente, lo que más desea es no estar
solo: O, dicho sea en positivo: Estar
Acompañado: Lo cual implica la existencia de un
Criterio Selectivo, que, en su caso, tiene
previamente que ser Creacional y Formativo: Ya
que no debe ser muy corriente encontrar gente
idónea para ser Compañeros de Alguien Tan
Importante. Habrá que estar algo a Su Altura.
Hagamos como en Algebra: ponerles Nombre
a las incógnitas: Quien Sea se llama KONS, y
sus acompañantes se llaman Dioses, vistos Allá
Arriba, o simplemente Tiuz, vistos Allá Abajo.
Ese cambio de posición es muy importante
para seguirle la pista a la Dinámica de las
cosas: Si los Dioses estuvieran siempre Arriba,
o siempre Abajo, sólo existiría, o un
Determinismo Absoluto, o una Impotencia
Absoluta; y no la Dinámica Comparativa que
sucede realmente en el Juego de la Experiencia.
Los Dioses van aprendiendo, en forma de
Tiuz, y los Tiuz van creando, en forma de
Dioses, Arriba y Abajo de la Humanidad, tomada
como Instrumento de Observaciones y Decisiones.
Con el experimento de la Cepa de Virus
lo que consiguieron los Dioses del IMPERIO fue
habilitarse cuerpos en que habitar. Sin esos
cuerpos, los Dioses y El IMPERIO mismo son tan
reales y verdaderamente existentes como un
Teorema, que Es y Existe independientemente de
disponer o no de un papel en que plasmarse,
pero, uno de cuyos destinos es indudablemente
el de plasmarse algebraicamente en un papel.
La Consciencia Teoremática es un
Pensamiento que Subsiste por Sí Mismo, sin
necesidad de otra Corporeidad que la Relación
Interna de sus propios Términos. Ello no
excluye que las Consciencias Teoremáticas se
corporeícen como lo tengan por conveniente.
Los teólogos humanos de los dos últimos
milenios pusieron tánto énfasis en la
Incorporeidad del Dios, que más parece que le
estuvieran prohibiendo encarnarse en cuerpos
humanos. Evidentemente los Dioses son
Incorpóreos, pero pueden dejar de serlo cada
vez que les dé la gana. Habitar en un cuerpo
humano no es precisamente una gloria, pero,
permite observar de cerca lo que pasa en ese
mundo, para informar debidamente a la Divinidad
Incorpórea y hacerle valiosas recomendaciones.
A muy larga distancia, el mundo humano
parece que funciona más o menos bien, si nos
creemos los resúmenes oficiales de los Estados:
Es desde dentro desde donde se ven y se
sufren sin mentiras ni tapujos sus infamias y
canalladas. Desde dentro no hay engaño posible.
Y lo que se ve y se sufre desde dentro
es que el mundo humano está tan Podrido y es
tan Maligno que sólo es apto para el Vertedero.
La inmensa mayoría de estos monos
modificados es detestable, vil y asquerosa.
Aparte de eso, queda una exigua minoría
de buena gente, que poseen un cierto grado de
Conciencia Moral para Juzgarse a sí mismos y
autoimponerse comportamientos benéficos.
Es necesaria pues una drástica selección
de Buenos y Malos: Entendiendo por Buenos a
los Excepcionalmente Agradables a los Dioses, y
entendiendo por Malos a todos los demás.
Como todo el mundo sabe, uno agrada a
los Dioses cuando se esfuerza por ser
inteligente, sabio, trabajador, honesto, útil,
sobrio, casto, correcto, educado, culto, rico y
poseedor de personales rasgos aristocráticos.
La chusma vulgar desagrada a los Dioses.
Los Buenos son la Vanguardia de la
Evolución, a inmensa distancia y altura
respecto a los Malos, que están estancados en
la Miseria de los bajos placeres hedonistas y
simiescos, tales como el sexo, la gula, el
alcoholismo, los brincos y las carreras.
Los Buenos encambio han alcanzado el
nivel de los placeres estéticos y espirituales,
mejor llamados Gozos del Espíritu: tales como
el Gozo de la Buena Música, la Buena Lectura,
la Jardinería, la contemplación del Arte
verdadero plasmado en Escultura, Pintura y
Arquitectura de verdad, no en sus caricaturas
plebeyas y facilonas, la Danza y la Poesía
dignas de los ojos y oídos de los Dioses; y,
sobre todo, los Gozos de la Inteligencia.
A los Buenos sí vale la pena salvarlos y
fomentar crecientemente su Enriquecimiento.
Pero con la Mala Chusma hay que acabar cuanto
antes con los cuatro métodos clásicos del
Hambre, la Peste, la Guerra y la Muerte, y un
quinto método nuevo y mágico: La Maldición :
Sea Maldita la Humanidad hasta que se
extinga y no quede de ella ni el recuerdo.
Sean Malditos los Pueblos y las Naciones
de la Tierra y sus gentes de todas las edades.
Malditos Son sus fetos, sus niños, sus
hombres, sus mujeres, sus viejos y sus muertos.
Malditos Son eternamente y para siempre.
A partir de este momento todo lo Malo
que les ocurra es Bueno; y todo lo que les
ocurra que les parezca Bueno será Malo, y se
convertirá en Peor que si no hubiera ocurrido.
Y es que los humanos no sólo han
ofendido grave y reiteradamente a los Dioses,
sino que Los han hartado hasta la Náusea y
hasta mucho más allá de donde la Paciencia se
convierte en complicidad y colaboracionismo.
Con estos tontos, tan cerrilemente
obcecados en seguir siendo tontos para siempre,
no cabe más posibilidad que la de majarlos a
palos hasta destruirlos y borrarlos de la Vida.
Y además debe impedírseles reencarnar en
cuerpos humanos: Haciéndoles volver a los monos
y empaquetando sus almas por millones en cada
simio, o tal vez metiéndolos en cuerpos de
cerdos, con los que tienen una gran afinidad.
El Conflicto está planteado, y es El
IMPERIO quien debe resolver. Ninguna especie
biológica es eterna : Tiene un Tiempo Lineal que
es la medida de su Dimensión de Trascendencia.
La Especie Sapiens de estos monos
modificados no es ni siquiera, propiamente
hablando, una especie biológica sino una
Transición Específica entre la neta Animalidad
y la Consciencia Divina, que sí son Estables.
El Experimento Humano por tanto puede
darse por terminado desde el momento en que los
Tiuz proclamamos nuestra Ruptura Específica con
respecto al Homo Sapiens y nuestra Pertenencia
psicomental al Mundo Arquetípico de los Dioses.
Por el solo y mismo hecho de esta
Ruptura Específica, la Tiuzdad pasa a ocupar el
Rango del Señorío de la Vida en la Tierra, y
por tanto, el nivel que ocupa la Humanidad, aun
siendo el mismo de antes, pasa a ser el mismo
nivel de Esclavitud o Subordinación en que
quedaron la Animalidad, la Vegetalidad y la
Mineralidad, cuando el Homo Sapiens proclamó su
Ruptura Específica con los Monos y su hegemonía
respecto a los demás seres de la Tierra, que
quedaron así sujetos al Principio de Utilidad,
en todos los casos posibles, o condenados a
Inexistencia si se constituían en enemigos.
Desde el Momento de su Conscienciación
el Futuro Imperial está a salvo y con una
espectativa de crecimiento directamente
proporcional al crecimiento del Fracaso Humano.
La Humanidad ha fracasado en su Intento
Comunista de consecución de una sociedad
utópica filosóficamente dirigida. Porque la
gente humana es tan vil que, aunque se lo den
todo resuelto o razonablemente dispuesto, hará
toda clase de pillerías para evitar el Trabajo.
Aunque dispone de controles algo menos
confusos, la Opción Capitalista tiene el mismo
problema y fracasará igualmente ante la
simiesca resistencia de la gente a trabajar de
verdad, ante su supervaloración del esfuerzo y
su feroz y tenaz tendencia a convertirse en un
mundo parasitario de pensionistas natos, o por
estudiantes, o por inválidos, o por parados, o
por enfermos, o por viejos, o por amas de casa.
El Fracaso Humano se debe a que ese
mundo carece de Mística y de Ascética: Esto es:
Carece de convicciones fácticas subordinadas a
un Orden Superior de Inteligencias Metahumanas;
y carece asimismo del Principio de Gobierno
Absoluto del Espíritu sobre el cuerpo somático.
La única Caricatura de Ascética que
tienen algunos humanos es el entrenamiento
deportivo, que no es más que la versión
estereotipada de los juegos de los monos.
Ya hemos visto que el Ego humano es algo
así como una Costra o Caparazón exudado
mentalmente del Alma a imitación del
exoesqueleto de los insectos, debido a que, al
ser modificados y semantizados, estos monos se
constituyen en Pseudogestalt, o Gestalt
Incompleta y Contradictoria, a la que se suman,
pero queriendo mantener su individualidad.
El Ego no tiene nada que ver con el
Espíritu, del que los humanos carecen: pues un
Espíritu es un Principio Activo del Orden
Inmediato Superior, el de los Dioses, que
libremente desciende a habitar en un alma
noble. Cuando un Alma está habitada por un
Espíritu, la persona es Tiuz, que tiene además
un Ego individual como sus semejantes humanos.
Las Almas Nobles no son de distinta
pasta que las Almas Innobles, sino que llegan a
ser Nobles si el Yo de la consciencia personal,
que todo el mundo tiene Dentro y Aparte del
Ego, se esfuerza constantemente en fomentar sus
potencias y facultades, y en erradicar sus
miserias y atavismos biológicos y animales.
En el Tiuz, su Yo coexiste con un
Espíritu, al que los psicólogos llaman Superyó:
Los psicólogos no ven nada claro la
Estructura del Alma, y suelen confundir el Yo
con el Ego, que son cosas totalmente distintas:
El Yo es una especie de Punto Centro de
Gravedad de la consciencia personal. O en otras
palabras: El Yo es la resultante del Complejo
Consciencial. Si la consciencia fuera una
esfera, el Yo sería su punto centro. Y el Ego,
en esta imagen, sería una costra bastante
rígida que envolvería a la esfera como una
membrana recubre a una célula. El Ego es pues
una muralla defensiva que protege a la
Hipersensible Consciencia de los eventuales
ataques exteriores. Cuanto más se atenúa la
agresividad exterior tanto menos necesario es
el Ego, deja de ser continuamente reforzado, y
hay casos en que desaparece casi totalmente.
El Yo, encambio, no desaparece jamás:
Porque es un elemento esencial del alma y de su
consciencia, y no un añadido aleatorio como el
Ego. Quien sí puede irse es el Espíritu, el
llamado Superyó, cuando el Yo descuida el
mantenimiento de la pulcra nobleza en que debe
mantener el Alma de que forma parte esencial.
O sea, que la Tiuzdad no es una
naturaleza permanente como la naturaleza
humana, sino una Función condicionada al
cumplimiento de ciertos Deberes dictados por el
Espíritu habitante en el alma. Si el Yo del
Tiuz dejara de ser fiel a su Espíritu, o por
necia rebeldía o por incumplimiento de sus
Deberes, el Espíritu se iría de ese alma, y tal
persona se quedaría en simple y vulgar humano.
La Teología Cristiana ha intentado
explicar a su modo esta dinámica situacional,
exclusiva por demás de sólo los Tiuz, dándola
por extensiva a toda la gente cristiana, con el
ambiguo y confuso vocablo de La Gracia : Una
especie de elemento misterioso que unas veces
se tiene y otras no : Se tiene, según ellos,
cuando se cumplen sus mandamientos
juedocristianos, y no se tiene cuando se deja
de cumplir alguno de éstos. Como si el Espíritu
Divino, que es como se describe a La Gracia : un
Ser Divino: fuera una especie de Mosca
insistente y reiterativa que lo mismo se va que
vuelve, según nos dé por ser malos o buenos.
Esa teología es poco seria : Ya que un
Espíritu Divino no acepta más vejaciones que
las extrictamente imprescindibles : Una a lo
sumo. Y como se enfade y se vaya, no hay quien
lo haga volver, ni a súplicas ni a lloros.
Las religiones humanas son todas
Plebeyas, y es por ello que intentan imponer
como normas a sus plebeyas gentes el invento
plebeyo de los mandamientos judeocristianos, u
otros similares. Los Espíritus Divinos, por el
contrario, son Aristocráticos, y es por ello
que sólo se atienen a Heroicos Principios
Generales, tales como el Deber, el Trabajo, la
Honestidad, el Amor, la Disciplina, el Orden,
que no son normas concretas sino una Filosofía.
La intención original no es mala, pero
en la práctica, lo que hacen las religiones es
Degradar las Relaciones Divinas al ínfimo nivel
de la gente moralmente más baja, so pretexto de
la Compasión : Mienten, pero no engañan más que
a sí mismos. El Dios está Arriba; el Espíritu
está Arriba: y es Arriba donde únicamente se
efectúa el Encuentro del Yo con el Espíritu y
del Alma con el Dios. Arriba es cada vez Más
Alto, porque la Cumbre del Ser asciende
incesantemente. La Moral Religiosa encambio
está cada vez más Baja y Facilona, sumida
plenamente en el más puro Narcisismo Humanista:
lo que indica que el distanciamiento entre las
religiones y la Realidad Divina es cada vez
mayor, y que han llegado a ser ya cosas que
nada tienen que ver entre sí ni remotamente.
Sería interesante saber qué piensan los
animales respecto a los humanos, y en qué Rango
Ontico los tienen. Para los animales, los
humanos son dioses demoníacos, que hacen cosas
absurdas e inexplicables, la mayoría de las
cuales son Malignas. Los animales no pueden
comprender la naturaleza de los Poderes
Humanos, ni apenas definir sus Efectos, ya que
lo poco que los animales perciben de tales
Poderes Humanos lo tienen que filtrar a través
de sus propios esquemas mentales, y atribuírlo
mayoritariamente a la Casualidad o al Misterio.
En idéntica situación se encuentran los
humanos respecto a los Tiuz : La Base Teórica de
los Poderes Tiuz es para los humanos un Absurdo
Galimatías : ¿ Qué es eso de que la Realidad, la
Consciencia y el Espaciotiempo, surgen del
Contraste Absoluto entre La Nada y La Antinada ?
¿ Qué es eso de que haya Dioses vivientes
en cuerpos humanos corrientes incapaces de dar
el Espectáculo de Feria que los humanos suponen
que tienen que dar los Dioses ? : Si no lanzan
rayos por las puntas de los dedos no son
Dioses. Si no hacen así con la mano y aparece
un jardín en el desierto no son Dioses. Si no
son capaces de resucitar a los muertos, de
elevvarse por el aire, de andar por el agua, de
sacar a la luna de su órbita y cosas así, no
son Dioses. Los Dioses tienen que ser lo que
siempre se ha supuesto que tienen que ser : Los
amos del Circo del Mayor Espectáculo del Mundo.
Pues no señor: Los Dioses son Otra Cosa.
Los Dioses son gente buena y sencilla
que habitan en El IMPERIO, que es Invisible
para la mente humana, y por tanto también es
indetectable para sus humanos aparatos de
detección. Los Dioses se dedican a tareas
Metahumanas, que están más allá de lo humano, y
a tareas tan específicamente divinas que son
intraducibles al lenguaje humano. Tales como la
Fijación del Vector del Extremo Futuro, que es
un tema metahumano, y Lo Otro : La Onticidad.
Como su propio nombre indica en Griego,
Onticidad viene de Ser : Onticidad es pues el
conjunto total de seres de todas clases y de
todos los infinitos Universos Divergentes, y
de al otro lado de la Curvatura, donde empieza
Otra Cosa que no es Universo. La Ontiicidad es
simplemente una Proyección u Holograma de una
Mente Combinatoria infinita, de la que nuestras
mentes individuales son partes hologramáticas.
O sea, que los Dioses no se aplican
realmente a conocer el mundo, sino a Crearlo :
La Creación es un Acto Mental por el
cual un Pensamiento se plasma hasta sus
infinitas consecuencias, corolarios, y demás.
El Pensamiento Creador se puede enunciar
diciendo que La Antinada es el Reflejo Inverso
de La Nada. Y ya está. La Nada no tiene
Consciencia de Sí Misma, y por ello, La
Antinada Sí tiene Consciencia de Sí Misma.
La Antinada es El Ser.
Cuando El Ser Se Consciencia a Sí Mismo
como Unico y Solo es OSIRIS Frente A ISIS.
Cuando El Ser Se Consciencia a Sí Mimso
como Infinitud de Partes Coherentes es KONS,
SETH y HORUS y todos los demás infinitos seres.
Hay un Algebra Mítico que sirve de
método para deducir unas estructuras de otras, e
ir así produciendo y enriqueciendo la Realidad.
El Algebra Mítico es posible porque
nuestras mentes son Partes Hologramáticas de la
Mente de OSIRIS y de la Antimente de ISIS, y de
la Mente de KONS, que forman El Conjunto Clave
que todos mínimamente tenemos grabado en
nuestras almas individuales, y que reaparece,
cada vez más claramente, en las Gestales cada
vez más complejas en que vamos integrándonos.
Nuestro camino va del Cero al Infinito.
Es por tanto en el Cero donde insertamos
la Equivalencia del Sagrado Tres, de modo que,
evitando al Maldito Dos, vamos desarrollando
una Mente Triádica creadora de toda realidad.
Puede verse pues que la Tiuz es sólo una
forma de pensar básicamente distinta a la del
Binarismo Mental humano. Para los Tiuz, entre
lo Real y lo Irreal aparece siempre una Tercera
Opción que es la Ontica, Más Real que Lo Real.
Según esto, la consciencia de nuestra
Insignificancia es justo la prueba de nuestra
Omnipotencia, y la consciencia de nuestra
Ignorancia es justo la prueba de nuestra
Sabiduría : Ya que ambas, nuestras
Insignificancia e Ignorancia, nos marcan la
medida de Nuestra Necesidad, y por tanto es la
medida con que estamos siendo llenados.
Regla Universal para todos los seres es
que Tomen lo que Necesiten. Por lo general, los
seres son muy parcos, y con muy poco satisfacen
sus necesidades; pero los Dioses necesitan
poderes infinitos para mantenerse vivos
eternamente, creando Universos y otras cosas :
Su Necesidad es Enorme y cada vez mayor. Sus
mentes por lo tanto están destinadas a ir
produciendo el Creciente Poder que necesitan.
Lógico. Los humanos no necesitan tanto :
Ni aspiran a ser Inmortales ni aspiran a ser
Omnipotentes, sino que se conforman con llegar
a viejos con su pensioncita y a haber llegado a
lo sumo a ser jefes de gobierno algunos años.
Es lógico que se mueran satisfechos.
Las Almas de los Tiuz y su Ambición
encambio jamás reconocen límite: Si un Tiuz
llegara a ser presidente de los estados unidos
de norteamérica le parecería Poquísimo. Si
llegara además a ser Hitler y Emperador de toda
la Tierra, seguiría pensando que la Tierra no
es más que un minúsculo e insignificante astro
de la Galaxia. Ese Tiuz no se sentiría engreído
ni satisfecho ni aunque llegara a ser
reconocido como dueño y señor absoluto del
Universo, porque Universos hay muchos, y tener
sólo uno es una ridiculez. Imaginemos aun más :
Imaginemos que ese Tiuz es promovido a
ocupar El Sublime Trono : Lo Más Alto y Glorioso
que existe y puede existir: Ese Tiuz entonces
sería KONS, el que sonríe lejano y soñador :
Bueno y qué.
KONS no está engreído ni satisfecho con
lo que ya tiene, porque la Evolución planteada
es infinita y eterna, y SIEMPRE habrá mucho más
Futuro que Pasado, y mucho menos Hecho que Por
Hacer, en un perpetuo y heroico relativismo.
La posición relativa de KONS ante el
Deber Inacabable es exactamente la misma que la
de cualquiera de nosotros en toda la Eternidad.
En la mayoría de los seres, y desde
luego en los humanos, la vida es un Compromiso
Limitado : Ellos aceptan vivir en la Tierra por
un tiempo aleatorio, a condición de que, más
tarde o más temprano, se les permita Descansar.
Ese enfoque de la vida es el mismo que
tiene el haragán ante el Trabajo : coger los
Incentivos y rechazar el Esfuerzo. Cogen el
cuerpo para disfrutar de él; y cuando el cuerpo
ya no les proporciona más satisfacciones, optan
por decidir que es mejor morirse : Esa actitud
es Vil, Repugnante y digna del mayor Desprecio.
Es una actitud Muy Humana.
Y es pues comprensible que los Tiuz nos
Rebelemos contra la Pertenencia a una especie
Tan Humana, tan vil, repugnante y despreciable.
El cuerpo no se nos da para disfrutar de
él, sino para Utilizarlo como Instrumento de un
Trabajo Evolutivo y Perfectivo que es nuestra
Participación en el Trabajo Universal del Ser.
Puede pasar que los animales se hagan
los idiotas y aparenten no darse cuenta de que
la Vida los está llamando a ser Utiles, pero
que eso mismo lo hagan los humanos No Puede
Pasar, so pena de ser descalificados y
depuestos de la Hegemonía Planetaria, a la que
accedieron Injustamente, no por ser los seres
Más Benéficos del Astro sino Los Más Maléficos.
El Triunfo de la Humanidad fue el
Triunfo de los Demonios : El de la gente más
cruel y mortífera de entre todas las especies
más crueles y mortíferas de la Tierra. Aquí se
ha premiado a la Maldad. Y una de dos : O esa es
la ley del IMPERIO: que sea Más Poderoso el Más
Cruel y Mortífero, o ése es exactamente El
Antimodelo que los Tiuz han de evitar seguir.
Revisemos : La Agresividad Tiuz es
inmensa pero Teórica: no es una Agresividad
Práctica aplicable a casos concretos. Nosotros
Odiamos a la Humanidad, pero somos incapaces de
matar ni a un solo humano, ni por más criminal
que fuese: Como mucho los exilaríamos a
territorios alejados, desde donde no pudieran
dañarnos. Porque hay Algo en nuestras Almas
Tiuz que nos impide ser dañinos, ni tan
siquiera crueles. Deseamos ardientemente la
desaparición total de la Humanidad de la faz de
la Tierra, pero, no por nuestra mano ni por
ninguna de nuestras potencias inferiores :
Tienen que ser los humanos mismos quienes se
destruyan unos a otros: Divinamente Inspirados
por nosotros, si es necesario, o Mágicamente
Inducidos por alguna técnica que El IMPERIO nos
inspire a nosotros a través de sus frecuencias.
La Agresividad Teórica no es punible en
ningún código penal humano, ya que parece que
no sobrepasa el Fuero Interno. A nadie se le
puede condenar por sólo desear fervientemente
que se mueran sus enemigos. Pero en Magia, los
Deseos Profundos se ralizan cuando encuentran
los canales sistemáticos apropiados. Es pues
cuestión de seguir probando y observando y
analizando los efectos destructores que se
vayan produciendo en la Humanidad : las guerras,
las plagas, la extensión del hambre y de los
conflictos con resultado de muerte. En fin,
todo lo que sirva para machacar a esa gente.
Si bien se mira, lo que los Magos Tiuz
estamos haciendo es captar y recoger de todas
partes el Odio que la presencia humana viene
produciendo en la Tierra desde hace ya dos
millones de años, y enfocar ese Odio contra la
Humanidad en su Talón de Aquiles.
KIR Fénix

No hay comentarios:

AQUI TRABAJAMOS..., DURMIENDO ¡ NO MOLESTAR!

¿QUIERES SALIR AQUI? , ENLAZAME

-

ClickComments