.

.

.

.

Google+ Badge

.

EL ARTE OSCURO

↑ Grab this Headline Animator

GOTICO

↑ Grab this Headline Animator

miércoles, 25 de agosto de 2010

EL SÉPTIMO RAYO SAINT GERMAIN



EL SÉPTIMO

RAYO

SAINT GERMAIN










EL SÉPTIMO RAYO

PRELIMINAR


Para entender la oportunidad que existe dentro de la ema­nación beneficiosa del Séptimo Rayo, debo pedirle al lector que ponga su atención por un momento en la Naturaleza Tri­partita de Dios, la cual es llamada Santísima Trinidad en el pensamiento cristiano.

La Augusta Presencia de Dios, Creador del Universo y Director de nuestro sistema es conocido como la Primera Per­sona de la Santísima Trinidad. Él es la Primera Causa, la Mente Divina, el Padre, el Divino Guardián del Esquema Evolutivo. Ha sido representado en la Tierra a la humanidad una y otra vez por Seres Exquisitos que encarnan su Divinidad y forman los patrones de Su Perfección a la conciencia evolutiva. Estos encarnados "Padres" son conocidos como los Siete Manus de la Raza, y están representados en la Jerarquía por el Chohán del Primer Rayo.

La Cabeza Divina, al tomar la responsabilidad de la evolu­ción de una raza en los planetas de nuestro universo, sustrajo billones de chispas espirituales del Gran Sol Central de nuestro Sistema, y dio a cada una Individualidad, moldeando cada Ar­quetipo Divino según Su Imagen y Semejanza y cada Presencia bella, se convirtió en el Hijo, representativo de la Segunda Per­sona de la Santísima Trinidad.

Ellos están representados en la Jerarquía por el Chohán del Segundo Rayo.

Estas Divinas Presencias, a su tiempo, enviaron una por­ción de su propio ser al mundo de la forma para poder expandir su propia Naturaleza Divina y ampliar las fronteras del Reino del Padre. Las personalidades que forman los habitantes del plano terrenal son formas proyectadas de estos Seres Divinos que, desafortunadamente, han olvidado su Identidad y el pro­pósito de Dios.

Cuando uno de estos Arquetipos Divinos pudo desarro­llarse a Sí Mismo a través de la personalidad que había creado en la Tierra, un Cristo (Hijo) manifestado era revelado a la edad en que Él adquiría su Madurez Divina, Esta manifestación es conocida como la "Segunda Venida" y es un estado que tiene que ser obtenido de una u otra forma por cada Hijo de Dios. El Señor Budha y el Maestro Jesús se encuentran entre aquellos a quienes les ha sido revelada la gloria que tenían con Él antes de que el mundo fuese.

Todos los Divinos Arquetipos creados por el Dios Padre de nuestro Sistema, que moraron por incontables siglos dentro de las Esferas Internas, fueron gradualmente llamados hacia alguna fase de expresión que interesaba la inteligencia de esa corriente vital, en particular.

El llamar, el moldear en una expresión y el uso general de la energía vital pertenece a la Actividad del Espíritu Santo y es mediante su intervención que las Ideas Divinas del Padre se manifiestan a través de los Hijos en cada Reino. Por consiguien­te, el trabajo y la actividad del Padre a través de Sus Hijos me­diante los cuales la energía de la vida es moldeada y enviada a exteriorizar la belleza y perfección del Reino, cae bajo la Ter­cera Persona de la Santa Trinidad —El Santo Espíritu en Acción. El representante de este Esfuerzo Cósmico Creativo, mediante el cual cada ¡lijo de Dios exterioriza algo del Patrón y perfec­ción Divina de las Esferas Internas, es conocido como Nuestro Señor El Malta Chohan.

El propósito de la creación además que el de patrocinar cualquier sistema de mundos es permitir a cada corriente vital llamada del Corazón Universal de Dios, desenvolver una Natu­raleza Espiritual y convertir en un Maestro de la energía y de la vibración a través del control consciente y del uso de sus pro­pias Facultades Creativas (Pensamiento y Emoción). Para poder convertirse en tal Presencia Maestra, la Naturaleza Tripartita tiene que ser educada y desarrollada en cada hombre. Cada uno tiene que convertirse en el Director Divino de su Esquema de Vida (el Padre), un Hijo Exteriorizado de la bienaventuranza (el Hijo), y un Repartidor del Consuelo Divino y el Espíritu de la Vida al mundo (el Espíritu Santo).

Para ayudar en este desarrollo, ciertos Rayos Cósmicos han sido creados y enviados hacia la Tierra en pulsaciones rít­micas que dan el mismo nutrimento a la Naturaleza Espiritual como las estaciones del año proveen al Reino de la Naturaleza. Estas Corrientes Cósmicas son tan ordenadas en sus emanacio­nes a la Tierra como lo son las radiaciones beneficiosas de la primavera, verano y otoño. También la naturaleza de cada hombre —determinada por cualesquiera de las Siete Esferas Internas que forman la Morada de su propia Divina Presencia— Será grandemente influenciada por el ciclo que corresponde ese Rayo de Desarrollo. Por ejemplo, el azafrán y la violeta florecen en la fresca atmósfera de marzo, mientras que el crisantemo continúa latente hasta que el cálido sol de agosto traiga el ímpetu a manifestarse en su plan de vida. Al igual, las personas que pertenecen al Séptimo Rayo permanecen más o menos inactivas durante el período en que los Siete Rayos que le precedieron estaban activos, y son estimulados a movimiento cuando entra en actividad y está presente el Séptimo Rayo en la atmósfera.

La Rueda Cósmica, que permite la acción de ciertos Estí­mulos Espirituales sobre la Tierra y los cuerpos internos de las personas, tiene una revolución completa cada catorce mil años. Durante los primeros dos mil años de cada ciclo la actividad predominante es el Poder de la Mente Divina a través del Primer Rayo y durante su curso uno de los Grandes Manus encarna y forma un patrón en la mente de los hombres encami­nados hacia los Esfuerzos Religiosos, Gubernamentales e Indi­viduales que conducen al día de Brahm.

Durante los segundos dos mil años del ciclo, la actividad predominante es el desarrollo, de entre la humanidad en evolu­ción, de una o más corrientes de vida que, moldeando su desen­volvimiento individual, siguiendo el ejemplo dado por el Manu, se convierte en un perfecto y Divino Hijo, que "toma el gobierno de su Padre en sus hombros". Él, entonces se convierte en el Maestro Mundial por el resto del ciclo, relevando al Manu de su responsabilidad adicional. Él, a su tiempo consigue la asistencia y la cooperación de aquellas corrientes de vida que lo represen­tarán a El en su Edad, enseñando la Palabra de Dios mediante ejemplos y Preceptos. Esta es la actividad del Segundo Rayo.

Cuando el ciclo ha llegado al Tercer Rayo, ya ha habido suficiente preparación espiritual para miles de Divinas Presen­cias que tratarán de exteriorizar el Designio de Dios a través de personalidades en formas encarnadas. La acción del Santo Espíritu es muy evidente en este momento, y su Oficio es el de vitalizar, sustanciar y expandir el Don de la Vida a través de estos Hijos Divinos, cada uno funcionando de acuerdo con Su parte particular en el Esquema o Plan de Dios.

Como ustedes podrán haber visto en lo anterior, la Divina Presencia en cada uno ya ha tomado su decisión de Servicio Divino en los Niveles Internos, y debido a que la Naturaleza de Dios es tan diversificada y su Amor tan magnánimo y porque hay tantas facetas mediante las cuales Su Perfección puede manifestarse, la Actividad del Santo Espíritu (o la Tercera Per­sona de la Trinidad) tiene que, por necesidad, dividirse en "Sub-Rayos" mediante los cuales cada tipo particular de Dios-Hombre pueda tener una oportunidad de sacar, moldear y expandir su energía creativa en el Mundo de la Forma.

Para poder dar a los individuos la supervisión, tutela y radiación, el Santo Espíritu —diferenciándose de Sus Hermanos Cósmicos (el Manu y el Instructor Mundial), decidió dividir Su Rayo en Cinco Distintas Facetas de Fuerza Cósmica y a través de estos Cinco Rayos, que representan la Mano Cósmica de Dios, Él dirige el trabajo de trasladar la idea desde la Mente y Corazón de Dios a una forma exteriorizada.

A la cabeza de cada uno de estos cinco Sub-Rayos, Él ha colocado un Ser Perfecto que representa al Espíritu Santo has­ta donde la dádiva de ese Rayo a la Tierra tenga que ver. Estas Grandes Inteligencias son llamadas "Los Choháns de los Rayos". El Maha -Chohán (o Espíritu Santo) a través de cada uno de estos Rayos menores derrama el Fuego vigorizante de la Vida Eterna cada dos mil años sucesivos del ciclo y cada Chohán a la cabeza de cada uno de estos Rayos a su vez se convierte en el Poder y Patrón Predominante para el desarrollo de la raza durante el tiempo que Su Rayo particular es enfatizado por el Santo Espíritu.

La Rueda Cósmica ha girado hasta el punto en que el últi­mo de los Cinco Sub-Rayos del Mahá Chohán se está enfatizando en sus Emanaciones a la Tierra, y los regalos espirituales, estímulos, poderes y actividad particular de este Rayo están predominando en las actividades individuales, religiosas, guber­namentales y de progreso planetario en todas las personas. Por lo tanto, se convierte en responsabilidad del Chohán del Sépti­mo Rayo el de poner en movimiento, a través de aquellas corrientes de vida que pueden responder a su Vibración, los estímulos espirituales que formarán la base de la Nueva Era que encarna toda la perfección, la cultura, el amor y libertad de su Glorioso Representante a quien conocemos y amamos como Nuestro Hermano, el Amado Maestro Saint Germain.

Debemos enfatizar que el progreso del Ciclo evolucionario es inevitable como la sucesión de las estaciones en la Natu­raleza, y que no es posible detener las bendiciones y beneficios de cada Rayo y su Gran Señor, al igual que le es imposible al hombre parar las emanaciones del sol físico. El hombre puede correr hacia un sótano y esconderse, rehusar el permiso a la esencia vitalizadora de dar vida a su ser, pero el regalo Cósmico de la creación continúa –con o sin- el reconocimiento y aceptación del individuo.

Así verás que la actividad del Séptimo rayo da no solamente las emanaciones del Maestro saint Germain, sino que también da la faceta final de expresión de Nuestro Señor el Mahá Chohán, cuya Fuerza Cósmica sobre el dedo final de la Mano de Dios, completa las emanaciones del Santo Espíritu para este Ciclo de Tiempo. Por esto es, que el trabajo de Saint Germain y el Mahá Chohán están tan entrelazados y pro qué, el presente es de particular significado para aquellos que decidan participar en la construcción del Cimienot de la Era de Libertad, cuando todos los que laboran en el Séptimo Rayo están pletóricos con los Regalos y Poderes del Espíritu Santo.



A NUESTROS LECTORES


Queridos Amigos de la Causa Sagrada de la Libertad: Os saludo en él nombre del Ascendido Maestro Jesús, el Cristo.

A través de Sus Cuerpos de Luz Electrónica, Yo les extiendo Mi Mano de Santa Amistad, obteniendo para ustedes, lo que ninguna actividad puede conectar con su mundo de experiencia a través de Esa Conciencia, a menos que ésta sea proveniente de Dios.

¡Por cuántos siglos ha estado este Gran Hermano prote­giendo el alma ansiosa e inquisitiva del hombre, contra los poderes visibles e invisibles del mal, a través de Su Nombre y mediante su Presencia!

En la Edad Negra, cuando el Poder de la Luz estaba casi todo perdido para la conciencia externa del hombre, fue muy beneficioso sin duda alguna que la Señal de la Cruz y el Nom­bre de Jesús permanecieran como una Fuerza que no podía ser negada y miles de hombres y mujeres buenos deben la continui­dad de su vida espiritual a esa Presencia Paciente y Vigilante.

Hoy estamos en una nueva Era de Luz.

Es también un día en que las percepciones internas del alma individual están/siendo probadas al enfrentarlas con la Cantidad Total de la Verdad y es a través de este Despertar Espiritual que ellos encuentran que la fruta no cae muy lejos del árbol ni tampoco la Palabra ni el Trabajo del Maestro lo están del Trono del Padre.

El ciclo de dos mil años de la Edad de Piscis, gobernado por el Sexto Rayo y conocida como la Edad de Dispensación Cristiana terminó, y la Aurora del Nuevo Día, a través de las vibraciones del Séptimo Rayo, se están sintiendo ya en los corazones, esperanzados de los precursores de la Nueva Era.

A. M. S. G.

EL SERVICIO DEL CHOHAN


Mi servicio a la vida de este planeta como Chohán del Séptimo Rayo, está relacionado con la transmutación de una Estrella de Oscuridad y Sombra y una de Luz y Libertad. Yo he visto la visión de este Planeta Libre en el Corazón del Eter­no Padre y he palpado la gloria de cada corriente vital encarna­da en su Estado Crístico Natural, alcanzado a través del mismo poder de la transmutación.

Luego de haber visto el patrón, ustedes podrán compren­der mi ansiedad por moldear la sustancia y energía de la apa­riencia física, en ese Designio Glorioso de Dios y mi deseo de ayudar a cada ser que así lo desee, a convertirse en la Presencia Perfecta que es la intención del Padre.

Para poder conseguir esto Yo "he llamado" a mis amigos de siglos y les he impartido la cantidad de esta visión que pue­den asimilar a través de su conciencia humana, asistido en todo lo que le fue posible por el sensitivo Representante Encarnado de mi Rayo.

Sin embargo, ningún hombre puede trabajar con las ma­nos y los pies atados ni tampoco con los labios sellados y los ojos cubiertos. Yo mantendré a mis amigos investidos con la Túnica de la Liberación si ellos me van a ayudar a obtener el glorioso destino de nuestro planeta y de sus moradores.

Con esta finalidad en mente, el Maestro Morya (Chohán del Primer Rayo) se ofreció para presentar una petición a la Gran Ley Cósmica de Dispensación mediante el cual (Noso­tros) los Siete Chohanes (trabajando en unidad) pudiéramos unir en asociación cerrada un grupo de personas que pertene­cen a diversos Rayos y a través de ellos surgir y establecer en este planeta la Actividad del Séptimo Rayo. El fue con esta idea y le fue concedida en el verano de 1951.

Animados por nuestro éxito, el Maestro Morya de nuevo fue a la Gran Ley Cósmica y le pidió permiso para escribirle a algunos Chelas y amigos cercanos, diseñándoles el Plan. Fue con grandes reservas que este permiso nos fue dado; más aún, fue conferido con la previsión de que de la respuesta que obtu­viéramos dependía que se nos dieran otras dispensaciones.

Ustedes podrán imaginarse el grado de espectación con que Mis Grandes Amigos y Yo aguardamos la respuesta de la conciencia humana. De siete cartas que enviamos recibimos cinco contestaciones de las cuales tres tenían un significado menor, ya que estas personas habían tenido contacto con los Maestros anteriormente y cuyo respaldo estaba más o menos asegurado. Sin embargo, el resultado fue lo suficiente para que el Maha Chohán nos permitiera el envío de correspondencia adicional, cuyo resultado demostró un éxito sin precedentes.

Una publicación impersonal fue diseñada, mediante la cual los maestros podían expresar Sus Propios Puntos de Vista en Sus Propias Palabras e informar de la Gran Hermandad Blanca y poder perforar el velo que separa los reinos interno y externo.

A través de este medio, para nuestra alegría, nosotros hemos podido entrar en contacto con un gran número de personas deseosas de dedicar sus conciencias combinadas para una mayor propagación de la actividad a la cual le hemos estado dedicando el interés y energía que la Hermandad puede necesi­tar durante un tiempo específico.

Fue decidido el ofrecer este servicio en una forma razona­ble de modo que no fuese oneroso a las personas y pudiera llevar consuelo a las masas y permitirles a los estudiantes de la Vida, la satisfacción y el placer de desarrollar sus propias facul­tades espirituales al igual que sus capacidades, sin necesidad de tener que pasar a través de la gran escala de personalidad huma­na que se necesita atravesar para poder conseguir la Palabra de los Hermanos Liberados.


EL SÉPTIMO RAYO


El Séptimo Rayo —Rayo Violeta de la liberación, llamado también Rayo Ceremonial— cae bajo mi jurisdicción y está destinado a ser la Emanación predominante sobre el planeta Tierra a través de la corriente vital de todos sus moradores, en los próximos dos mil años. Se le llama el "Rayo Ceremonial" porque trata principalmente con la invocación, condensación y radiación de la Energía Espiritual a través del control conscien­te de los seres que poseen la libertad de actuar del modo que deseen.

En las Altas Esteras, un ritual bello e inspirador, el cual ni la más avanzada imaginación del hombre puede concebir, se está preparando y será gradualmente bajado al mundo de la forma.

El Séptimo Rayo es el último en derramar su esencia de vida sobre el planeta en catorce mil años. En el curso de la historia de la Tierra la Rueda Cósmica ha girado muchas veces en estos ciclos (muy semejante a la forma en que la rueda más pequeña de las estaciones del año ha girado innumerables veces) y al Séptimo Rayo se le ha dado la oportunidad una y otra vez de fecundar esta característica espiritual, particular, que com­prende la primordial naturaleza de Sus hijos.

En cada revolución, fueron llamados ciertas corrientes vitales desde las Esferas Internas, las cuales en el curso de su evolución han sido instruidas en la naturaleza del Séptimo Rayo y han servido en la Séptima Esfera cómo paso preparatorio para encarnar en orden de llevar a cabo sus destinos fina­les en el mundo de la forma. Aquellas corrientes de vida que decidieron la encarnación bajo el Séptimo Rayo, cada vez que éste toca la Tierra en su ciclo evolutivo, se conocen como los Hijos del Séptimo Rayo. Algunos han conseguido la Ascensión bajo su benigna influencia en los ciclos que han precedido, pero muchos no lo han hecho.

De éstos que han permanecido, el Maestro que ha actuado como Chohán del Séptimo Rayo ha escogido aquella corriente de vida más desarrollada en la línea de su Naturaleza Espiritual para que lo asista a Él en la expansión y perfección de la Dádi­va de su Rayo a la Tierra y a sus gentes durante el tiempo que Su Rayo está activo.

Al mismo tiempo, de entre los Hijos del Séptimo Rayo, el Chohan potencial para el futuro es escogido y bajo la supervi­sión del Mahá Chohan es entrenado para asumir su Oficio, cuando el Chohan que le precede se gradúe a su Servicio Cós­mico Mayor. Yo, Saint Germain fui uno de los escogidos, pre­parado y finalmente investido con el Oficio del Chohan del Séptimo Rayo, en cuya posición ahora aparezco como repre­sentativo de la Emanación Cósmica a la Tierra.

El Servicio del Séptimo Rayo a la evolución de un planeta y de su población, descansa en la educación de la Conciencia de los seres no ascendidos, a fin de que adquieran el poder de Invocar, Dirigir y Sustanciar las Fuerzas Espirituales para el estímulo de toda vida manifestada.

De entre las corrientes vitales que en los niveles internos escogen desarrollar sus talentos y capacidades siguiendo las líneas del Séptimo Rayo, Yo he (como lo han hecho mis ilus­tres predecesores) escogido a aquellos espíritus, ahora encarna­dos, que responden a mi Nota y Trabajo de llevar un conoci­miento claro del propósito, designio y método de expandir la Actividad del Séptimo Rayo, el cual almacenará hasta el nivel de bendición más alto posible, el desarrollo de los habitantes del planeta. Estas páginas son una base al igual que una invitación para que aquellas personas que escojan el asistirnos en nuestros esfuerzos en estos momentos, así lo llagan. Se debe comprender, sin embargo, que la Ley Cósmica no permite ninguna coacción por parte de un Maestro para convencer a una corriente vital de que se una a Su causa. Cualquier asisten­cia que se dé, debe ser un ofrecimiento voluntario de parte del individuo que ofrece su ayuda.

El flujo natural de la vida a través del "Cordón de Plata", está en libertad de escoger mediante el libre albedrío. Durante el curso de los largos siglos que han pasado, el hombre le ha permitido a esta energía dadora de vida, escurrirse por entre las avenidas de sus sentidos externos y la ha transformado en la manifestación discordante del conglomerado de la masa huma­na donde los individuos que se incorporan en este planeta, se convierten en herederos de la misma.

La disipación de estas creaciones erradas es posible si nosotros logramos avivar el interés y obtener la cooperación de un grupo de seres humanos en estos momentos. El hacer esto no debería ser una tarea muy difícil, debido a que durante el pasado siglo millares de almas han podido captar la actual exis­tencia de Seres que moran en las Altas Esferas, y que de una u otra forma han recibido una idea comprensiva de la relación que existe entre ellos y la Fuente.

Todo lo dicho y hecho, sigue el Esquema Divino de Dios encaminado a despertar a la humanidad de su letargo y que es una de las Bienandanzas que acumulara el planeta bajo los auspicios benignos del Nuevo Día.

Mediante la influencia del Séptimo Rayo, los miembros del reino Angelical aprenderán cómo sacar y unir su energía con los de los Reinos de la Naturaleza y el de los Humanos, para la disipación de la maldad, como el primer paso armonioso. Luego, mediante esta estrecha unión, crearán las causas que se manifestarán en la pantalla de la vida como Paz, Salud y Prosperidad, que será la culminación de todas las esperanzas que llevarán a un estado de felicidad y que podría ser disfrutado por los seres de la Tierra, en vez de andar su fe en un estado precario, creyendo que este bien solamente puede ser alcanzado cuando pasen al Más Allá.

Quiero aprovechar esta oportunidad para dar mis más sinceras gracias y reconocimiento al Gran Señor del Mundo, El Sanat Kumara, a Mi Señor El Mahá Chohán, a mis Hermanos los Chohanes de los Seis Rayos que me precedieron y a toda la Gran Hermandad Blanca. Todos ellos, conjuntamente con sus Chelas y Estudiantes, me han dado, no solamente su invaluable asistencia, sino que también me han estimulado en este Esfuer­zo, y por consiguiente aquí y ahora Yo Invoco la Bendición del único Padre Eterno en sus corrientes vitales individuales por su esfuerzo de expandir las fronteras del Reino de Dios. También quiero reconocer con gratitud la tremenda ayuda que he recibido de los Siete Arcángeles, muy especial del Señor Miguel y del Señor Rafael y de la Hueste Angelical al igual que del poder sustanciante de Su Amor durante el primer período difícil de la introducción de la Nueva Era a través del Séptimo Rayo.




COMO SE ESCOGE UN CHOHAN

Yo he creído que interesará a mis amigos el conocer cómo fue que Yo fui escogido para ser el Representante del Séptimo Rayo.


Ustedes se han enterado, a través de otras fuentes, que mucho antes de que los habitantes de la Tierra tomaran cuerpo, cuando se encontraban todavía en su inocencia en el Seño del Eterno Padre, muchos seres fueron llamados por la vibración complementaria en ellos hacia una u otra actividad de Luz en los Grandes Templos. Estos Templos Internos están dedicados al servicio de la expansión de alguna de las Cualidades o Virtu­des Divinas mediante las cuales la vida evolutiva del Universo puede enriquecerse.

Fue durante esos días tempranos, cuando Me encontraba en la contemplación de la Naturaleza de Dios, que Yo fui atraído hacia la Cualidad de Libertad. ¡Yo adoré en su altar! Yo deseaba la oportunidad de encarnar en Libertad y llevar su sentido de emancipación a toda la vida en evolución que pudiera contactar. Por lo tanto, cuando llegó el tiempo en que Yo debía tomar un cuerpo, me apliqué en la disciplina necesaria para que Yo pudiera cualificar como un Mensajero de la Libertad en el planeta Tierra, con la esperanza que Yo obtuviera el privilegio de colocar en la Inteligencia de mi propia corriente de vida esta Cualidad de Dios, y el Poder de Dirigir.

Finalmente, después de largo tiempo de espera, durante el cual proseguí cultivando esta Gran Cualidad de Emancipación, me encontré Investido con la Llama de la Libertad, la cual fue atada a mi corazón físico. Aprendí entonces que mi actividad, desde ese momento, era la de interesar y asegurar la mayor cantidad de energía que me fuera posible para la humanidad de la Tierra con el propósito de incrementar el poder y el ímpetu de esta Llama, avanzando siempre hacia el Momento Cósmico en que la Llama de la Libertad fuera llamada a imperar sobre la pantalla de la vida como una manifestación sobre el planeta.

Fue en esta Iniciación en el Templo Cósmico que la Llama Ardiente del Amor Libertador fue inaugurada en los Niveles Internos. Grandes Seres Angelicales se ofrecieron para guardar y sustanciar la Esencia concentrada de esta Llama de Libertad, mientras terminaba mi ronda de encarnaciones esforzándome siempre por interesar a las corrientes de vida en la Causa de la Libertad, con la esperanza de que ellos se hicieran lo suficientemente ardientes para expandir la Llama de la Libertad a través de la expresión limitada de las Edades en la cual ellos

vivían.

Siempre, al terminar una de mis encarnaciones, llevé conmigo más energía y sustancia del Mundo Tridimensional, dada por las corrientes de vida que había encontrado que esta Causa era buena. Entre encarnaciones, continué mis esfuerzos, conjuntamente con aquellos que se encontraban en el reino esperando a ser llamados por la Junta Kármica para la reencar­nación. Mediante la ayuda del Gran Señor Miguel (el Arcángel) también visité los reinos inferiores, donde muchas almas desen­carnadas (esperando la reencarnación) moraban.

Por lo tanto, la Llama Cósmica de Libertad aumentó y creció más fuerte. Al aumentar su fuerza, más grande fue su radiación, su presión a través de los corazones de las personas, "asta que la mayoría de ellas empezó a moverse con el deseo de conocer, de tener la experiencia y de convertirse en la Liber­tad Encarnada.

Este fue el Llamado Cósmico requerido por la Ley Cósmi­ca, antes de (pe el poder total del Séptimo Rayo pudiera manfestarse a través de los canales religiosos, científicos y educativos de la liaza.

Ustedes pueden muy bien ver cómo la demanda de Libertad se ha ido asentando sobre todo el planeta durante los últi­mos siglos a través de aquellas corrientes vitales que estuvieron afiliadas particularmente a la Llama de la Libertad en los Nive­les Internos y que hicieron su morada en o cerca del Templo de la Libertad entre sus incorporaciones.

Estas fueron las precursoras de la Orden Espiritual que ha empezado a emerger de las Esferas Internas y la cual está siendo notada por los más juiciosos Hijos de los Hombres.

Por lo tanto, cuando el Chohan que representaría al Sép­timo Rayo en este planeta Tierra, para este ciclo hubo de ser designado, la Gran Ley Cósmica escogió de darle el honor del nombramiento a este humilde servidor, sustituyendo al Bello Maestro que había sido Chohan de este Rayo durante el pasado Ciclo y el cual estaba ascendiendo a niveles superiores de Servi­cio en la Escalera Cósmica de Evolución.

LA RUEDA CÓSMICA


La Rueda Cósmica que permite el envío de ciertos Estí­mulos Espirituales a la Tierra y a sus gentes, completa un ciclo cada catorce mil años. Durante este período de tiempo a cada uno de los Siete Rayos se les da la oportunidad de actuar sobre la Tierra y dar el alimento y el amor de su particular cualidad a la vida en evolución sobre ella para que pueda desenvolver la naturaleza espiritual de cada una de las partes que lo componen.

El Ciclo Cósmico está dividido en Ciclos Menores de dos mil años cada uno. Cada uno de estos Ciclos menores se encuentra bajo la tutela de un Gran Ser, dedicado a una cuali­dad en particular de la Cabeza de Dios que es necesaria para la evolución de la vida terrenal durante ese período. A estos Seres se les llama Chohán de los Rayos. La palabra Chohán significa Señor y Rayo significa el color y la actividad de las esferas que componen el Aura de Dios.

Los primeros dos mil años que componen el primer ciclo menor está bajo la dirección del Chohán del Primer Rayo (Azul) que representa al Padre, o sea, la Primera Persona de la Trinidad. Este Ser establece los patrones para la Evolución Religiosa, Gubernamental e Individual de aquellas almas que toman incorporación en ese ciclo. El encarna el Deseo del Padre.

El segundo ciclo de dos mil años está bajo la dirección del Chohan del Segundo Rayo (oro), representativo de la Segunda Persona de la Trinidad. El Hijo. Su Oficio está dedicado al desarrollo de las cualidades y preceptos que han sido estableci­dos por el Deseo del Padre bajo el Primer Rayo.

Los últimos diez mil años del Ciclo Cósmico están bajo la dirección del (irán Ser llamado el Mahá Chohán, el cual repre­senta a la Tercera Persona de la Santa Trinidad, o sea, al Espí-ritu Santo en la Tierra. Su Oficio es tan diversificado en su naturaleza debido a que El es responsable de la Voluntad del Padre y de que toda expresión de vida en el planeta sea ésta. Debido a la complejidad de las labores a realizar. El ha decidi­do en sub-dividir este ciclo diez mil anos en cinco ciclos de dos mil años cada uno y de esta manera completar el Ciclo de catorce mil años.

A la Cabeza de cada uno de estos ciclos menores, el Mahá Cbohán ha designado un Gran Ser el cual es representativo del Rayo y de la Esfera en el cual El está en ese período activo y el cual está particularmente dedicado al desarrollo de las cualida­des y a la naturaleza de las corrientes vitales en evolución durante el mencionado período. El Mahá Chohán ocupa el puesto de Director Consejero para todos los Siete Chohanes activos en el (irán Ciclo Cósmico.

La Rueda Cósmica ha girado ahora hasta un punto donde el último de los cinco Sub-Rayos del Mahá Chohán está enfatizando su emanación. En este Ciclo final se espera que cada corriente vital en el planeta se esfuerzo en llevar a cabo el Plan para el cual ella fue creada.

El propósito de la creación y el sostenimiento de nuestro planeta es el de permitir a cada corriente vital evolucionando en el, la oportunidad de desenvolver su naturaleza espiritual y convertirse en un Maestro de vibración de energía a través del control consciente y el uso de su facultad creativa. Para poder convertirse en un Maestro de la Presencia, la Naturaleza Tripartita en el hombre tiene que ser nutrida y desarrollada. Para este propósito fue el Ciclo Cósmico instituido y sustancia­do hasta el presente.

Al abrirse cada ciclo menor, un Nuevo Método de incor­porar la energía de las personas es presentado a las corrientes vitales encarnadas: Esto es hecho a través de la asistencia de un representante del Chohán que es la cabeza de Rayo en Activi­dad. Este representante es siempre un ser no ascendido, el cual ha estado cercamente asociado con el Chohán durante pasadas encarnaciones, para que sus cuerpos internos estén bien rela­cionados con el Rayo y el Servicio del Chohán. Desafortuna­damente, algunas veces pasa que cuando el Rayo particular del Chohán está en acción sobre la Tierra, mucha de la naturaleza humana del representante no ascendido está ligada a su inter­pretación de la Ley. Sin embargo, a medida que la conciencia de las personas despierta al requerimiento de la hora en que se encuentra y sus facultades discriminatorias se aguzan y ellas pueden detectar estas discrepancias, van adelante sin ninguna desviación del Camino trazado por el Maestro.

La Ley Cósmica, en su misericordia, permite lo que es llamado "Encarnación Avatárica" para (me tome lugar el comienzo de cada uno de los sub-ciclos del Señor Mahá Chohán. Se entiende que un Avatar es un Ser que, al igual que el Maes­tro Jesús, ha eliminado su Karma antes de su Encarnación y es por consiguiente un canal puro mediante el cual las más finas esencias del Rayo son incorporadas a la actividad de una nueva Religión que pueda surgir. Antes de su llegada y después de la misma, el trabajo es dejado en las manos de unas buenas corrientes vitales, que insisten en explicar la Ley como sus con­ciencias la ven. Estamos precisamente en esa etapa de "antes" y mientras la avanzada del Séptimo Rayo ha hecho una magní­fica labor, ella no ha tocado ni siquiera la periferia de la Verdad concerniente al poder de invocar, usar y diseminar las Corrien­tes Espirituales que son el Regalo del Séptimo Rayo para el levantamiento de la Raza.

LA ACTIVIDAD


Debido a que el Séptimo Rayo viene al final del Ciclo de catorce mil años, se podrá notar inmediatamente que El, repre­senta la forma de atraer todas las riquezas y desenvolvimiento de los Rayos que lo precedieron y el desarrollo de la más alta manifestación de toda actividad constructiva que es sustancia­da por la Vida.

La Actividad del Séptimo Rayo ha sido descrita como "Orden de Servicio". El debe desarrollar la capacidad dentro de las corrientes vitales para que conscientemente atraigan, enfoquen, moldeen y proyecten la energía que se convierte en el Control Maestro de todas las circunstancias y formas.

El desarrollo de la Adoración Ceremonial mediante la cual los individuos puedan en forma colectiva o individual ser educados en los métodos de invocar y dirigir las energías espi­rituales es una de las actividades más bellas de este Rayo.

A través de esos Ceremoniales y Rituales evolucionados, toda la energía mediante la cual varios Chohanes se han esfor­zado para enriquecer la conciencia y la experiencia humana, será transmutada, sublimada y purificada, para que el regalo más grande de cada Rayo pueda derramarse a través de los individuos que son las puertas abiertas naturales. Por lo tanto, nosotros estamos abriendo la puerta de la conciencia de la raza a la perfección que nos llega de las Siete Esferas en las cuales la Presencia de Dios mora.

Como las Huestes Angelicales y Dévicas, al igual que el Reino Elemental, laboran con la energía primaria y no están muy pendientes de la forma, y debido a que la humanidad trata principalmente con el mundo de la forma, es necesario que la conciencia de los Angeles, de los Hombres y de los Ele­mentales, sea unida en forma consciente y se mezcle en un esfuerzo cooperativo para efectuar una Perfecta Edad de Liber­tad. Esta es otra de las facetas de la importancia de establecer los Rituales que formarán la adoración de las masas en el futuro.

En estos momentos, solo aquellos que han compartido la Visión de la Total Liberación que el Séptimo Rayo trae a la Tierra, han podido incorporar sus energías voluntarias en el esfuerzo de poner en movimiento esta Nueva Era. Al poder nosotros diseñar y ejecutar el Patrón Divino de la Adoración Ceremonial, la masa de la humanidad será atraída hacia una participación activa al igual que el insecto es atraído a la luz.

Quisiera tocar superficialmente los métodos que pueden aplicarse para la invocación de estas sutiles energías, para que los amigos que han respondido a mi llamado puedan poner en movimiento la fuerza de su propia Luz y elaboren sobre ella mediante el estímulo de su propia inspiración interna.


La Energía se Convierte en Poder a través de la Cualificación


La principal sustancia de luz electrónica del Universo es atraída a la atmósfera de la Tierra a través del Sol. Ella es concentrada por el Mahá Chohán y dirigida a las facetas de la Naturaleza que están bajo su dirección. A través de los Chohanes de los Hayos esta misma energía es repartida como alimen­to espiritual de las actividades que ocupan a aquellos miembros de la raza humana que están participando en el adelanto del progreso mediante el uso de los Rayos.

La Hueste Angelical y el Reino Dévico son los conducto­res naturales y Directores de grandes mares de energía que forman las condiciones climáticas.

El hombre llega ahora a un punto donde él debe ser ilumi­nado sobre el poder existente dentro de su propia corriente vital para que saque, enfoque, moldee y dirija la energía. Esta es la Actividad Educativa del Séptimo Rayo.

La energía del hombre que fluye a través de su corazón responde a la fuerza mental, a sus sentimientos y su poder de cualificar del mismo modo que las pasiones y los apetitos de su cuerpo lo hacen.

La energía ha sido dirigida por Dios para que obedezca los Poderes Creativos del hombre. La condición en la cual se encuentra el mundo hoy en día es el resultado de esta "obe­diencia ciega" de parte de la energía a la exigencia de los dioses y diosas en embrión y sin educar que constituyen la humani­dad. Pero mirándolo de otro modo, en esta obediencia de la energía a las directrices del hombre, se encuentra la esperanza de su redención y liberación, porque solamente se requiere el entrenamiento de las personas sobre el uso correcto de su invo­cación, creatividad y poder directivo, para deshacer los errores y construir de nuevo según los Designios de Dios.

La energía es atraída y cualificada a través de los siguien­tes canales:

Por el instrumento de la Conciencia (Pensamiento y Sen­timiento).

Por el poder de invocación de la Mente, del Ritual y de la Palabra hablada.

Por el talismán de las Formas Magnetizadas. Por la Música.

Por la Cooperación entre los Angeles, Hombres y Elemen­tales.

Por el uso del Fuego Sagrado.

Es por lo tanto muy evidente que para poder obtener re­sultados beneficiosos la energía atraída a través de cualquiera de los canales antes mencionados tiene que estar armoniosa­mente cualificada.


YO SOY LO QUE YO SOY


La "Presencia YO SOY" es el anuncio de la Presencia del Dios del Universo focalizada en un punto en particular, lista para un propósito establecido, sujeto, sin embargo, al libre albedrío de la corriente vital que hace la declaración. Sin em­bargo, sobre y más allá de las palabras "YO SOY", está la Con­ciencia en la Energía del Aliento-de-Aquel-Sin-Nombre que anuncia Su Ministerio con las palabras "YO SOY".

El Poder Cuya Presencia es anunciada a través del pensa­miento, del sentir o mediante el pronunciamiento del "YO", es la Presencia Cualificada de la vida no formada o de la sustancia.

Este Centro Grandioso de Dios o sea del Sol Central del Universo dota a Sus Hijos con el privilegio del compartir Sus Poderes de Creación el uso del reconocimiento de la Presencia "YO SOY". Todo ego autoconsciente puede usar el "YO", pero la Actividad Cualificadora que sigue al pronunciamiento de la Presencia de Dios dentro de él por medio de su cuerpo y de los sentidos se convierte en la Ley de su vida individual.

La esencia de la vida prima, que sustancia el latido del corazón de cada individuo, es bella, armoniosa, pura, inteligen­te, obediente y neutral en sí. La corriente vital es un flujo constante de esta vida desde la Gran Fuente de la Vida hacia la Presencia de Dios que es el Patrón Divino de cada Individuo. Desde la Presencia Individualizada, esta obediente e inteligente vida incualificada fluye hacia el corazón físico. La conciencia estabilizada en la forma física de los latidos del corazón sustan­ciancia cual está investida con el honor de llevar el nombre de la Presencia de Dios "YO SOY") se convierte en la presencia cualificadora y los usos a los cuales se somete esta actividad cualificadora determinan la forma o apariencia que esta sustan­cia de vida tomará.

Por consiguiente todo Ser Emancipado que se libera en Dios, adiciona el poder total del "momentum" de Su propio Nombre o Naturaleza a la Presencia "YO SOY" y se convierte en un Centro de Cualificación de la perfecta Vida de Dios, donde quiera que se encuentre, al igual que cada ser humano prepara la cualificación de su vida con su nombre o naturaleza y actúa de acuerdo a su "momentum" individual, para el bien o para el mal.

Es evidentemente muy claro, que aunque todos los hom­bres comparten el poder de cualificación de la vida a través de la afirmación de la Presencia "YO SOY", la naturaleza de la conciencia cualificada determina la cantidad de confort o pesar que tal afirmación atraerá. Por ejemplo "YO SOY la Presencia del Ascendido Jesús el Cristo" llena el corazón de alegría mientras que la misma afirmación pronunciada tiene un efecto opuesto.

Por consiguiente, en el uso del reconocimiento de los poderes cualificadores de Dios, todo ser debe desarrollar su Poder Individual de Dotar con un "momentum" constructivo, para que el uso de las palabras "YO SOY" sólo manifiesten perfección, no solo para consigo mismo, sino también para con sus compañeros y para con su planeta.

¿Por qué la creación toma lugar luego del pronunciamien­to (procediendo de los centros del pensar y sentir) del YO.

Porque los Poderes Cualitativos del Poder de Dios acom­pañan la dotación de dar Su Nombre al Hombre.

Cada unidad está dotada del libre albedrío y, por lo tanto, hace la Ley en sí mismo. Cada hombre es un individuo autodotado de Dios, cualificado en vida, investido de forma y apariencia según sus creencias, deseos, inclinaciones e intentos y nada puede decirle no a él.

A su vez, el hombre puede dotar a su religión con el poder de ser su propio consuelo y a su negocio con el poder de suplir sus necesidades.

En la misma forma que el hombre puede dotar su Ser Crístico con el poder de sanarlo y de liberarlo, El puede dotar los Poderes del Fuego Sagrado con la eficacia mediante la cual Él se manifiesta a través de él. Esta es la verdad: "Según usted decida, obtendrá; lo que usted dote le será devuelto a usted".

ADORACIÓN CEREMONIAL


En cada ciclo de dos mil años una Religión es evoluciona­da por las Inteligencias que representan la Cabeza Divina por ese período. Esta religión está basada en las tendencias natura­les de las corrientes de vida que serán el punto focal para el establecimiento y mantenimiento de la cultura espiritual de esa Era. Esta adoración religiosa está también basada en las emana­ciones beneficiosas específicas, que el Chohán del Rayo desea liberar a través de las inteligencias vivas, en evolución, durante ese período.

Al entrar en el ciclo de dos mil años del Séptimo Rayo, estamos comenzando a poner en movimiento el tipo de adora­ción religiosa que se convertirá en la actividad predominante de las masas en el futuro. Esta adoración incluirá todas las mejores expresiones de las religiones anteriores, al igual que ese fresco y nuevo ímpetu de las directrices del Chohán de la Nueva Era se moverá para su desarrollo.

En su principio, esas corrientes de vidas que se han ofreci­do en forma voluntaria para Ayudarme, serán los primeros en responder a las Nuevas vibraciones. Más tarde, cuando los fun­damentos hayan sido establecidos y los bellos rituales y cere­monias desarrollados, un mayor número de personas se unirán en la participación de estos inspiradores servicios.


La responsabilidad del Director y del Grupo


En orden de poder participar en forma inteligente en la actividad ceremonial del Séptimo Rayo, deberá estar en cooperación consciente con el individuo que asuma la responsabili­dad de dirigir la Actividad Grupal. Es un hecho que esa persona se convierte en un Ministro de la Llama, a través del poder magnético enfocado mediante el latido de su propio corazón.

La energía del Director conduce y enfoca las energías del grupo, pero no existe algo así como un disfrute pasivo del ser­vicio por parte de aquellos que sólo están por curiosear. Cada corriente de vida es un participante en la actual ejecución de los pasos sucesivos del ritual.

El Director y los estudiantes pueden invocar el Poder del Fuego Sagrado, a los Maestros y a los Seres Angelicales a través del poder de la visualización, contemplación y del pensamiento y sentir directos. Esto puede hacerse por medio de una canción, mediante el uso de la palabra hablada y ejecutando ciertos rituales que conllevan el uso de aromas naturales de flores y ciertas composiciones musicales de naturaleza espiritual. La verdadera eficiencia viene cuando el director y el grupo pueden combinar todas las facultades y medios para alcanzar una meta.

Debo referirme en estos momentos, a la posición del que está a cargo de la responsabilidad de representar al Maestro frente al grupo.

El privilegio y la responsabilidad del Director es el de uni­ficar la conciencia del grupo a través de visualizaciones dirigi­das, decretos, canciones e invocaciones de los poderes del Fuego Sagrado.

La unificación de la energía liberada por cada individuo

del grupo en una forma colectiva para el ceremonial, forma la fuerza de ese grupo para con la Causa de la Hermandad. Este Pensar y Sentir en forma colectiva determina la cantidad de energía espiritual que lleva a la Tierra para disipar el mal y poner en movimiento nuevas causas para el progreso del mundo.

La habilidad del Director para obtener y mantener el interés del grupo al igual que la cooperación de cada unidad individual determina la eficacia del Servicio.

La energía que es liberada a través de un sentimiento de deber o de miedo, es prácticamente nula en el trabajo del Maes­tro. La energía felizmente dada es la esperanza del Cielo.

Cada corriente de vida que ha demostrado el suficiente interés en las actividades del grupo para asistir a las reuniones, encontrará que está contribuyendo más libremente a través de alguno de sus cuerpos internos que a través de otros (mental, emocional, etérico y físico y en muy raras ocasiones por el Mental Superior). Cada persona debe examinar imparcialmente su propio desarrollo y si encuentra cual de sus cuerpos (mental, emocional o físico) es su más vago vehículo, él deberá esforzar­se en encaminar a este particular cuerpo, a una mayor obedien­cia a través de dirigirlo a cooperar con esa porción del servicio que le es más tedioso. Aquí todos los cuerpos de los individuos deben ser tratados como niños.

El Director también debe esforzarse a darles a todos los cuerpos igual oportunidad para servir y no dejarse influenciar por aquél que él ha desarrollado, ya que de hacerlo, sería en detrimento de los otros miembros del grupo que podrían perder la oportunidad de servir en la reunión, debido a que a sus más desarrollados vehículos les ha sido negada la oportunidad de expresarse.

Por ejemplo, a muchas personas les encanta la actividad física y pueden participar alegremente en canciones y decretos, pero son mentalmente vagos o sin desarrollar y se ofuscan durante el tiempo en que el cuerpo mental debería estar ayu­dando a constituir la Cabeza Protectora, sacada de la Sustan­cia Mental Universal. Otros derivan gran placer de la música instrumental, pero se rebelan al esfuerzo físico requerido para decretar;

Durante un esfuerzo cooperativo, es mucho mejor el tener una actividad que dure alrededor de quince minutos y que la misma se mantenga "viva" que una más larga, que esfuer­ce los cuerpos sin desarrollar de los individuos del grupo. Me­diante el cambio del tipo de servicio en el cual se requiere la cooperación del cuerpo físico, tal como el cantar o decretar, a una en que se requiera la cooperación de otro de los cuerpos, un mayor servicio puede ser rendido en vez de mantener a los estudiantes, demasiado rato, en un tipo particular de Servicio.

La Adoración Ceremonial es el uso balanceado de todas las facultades, poderes y vehículos de las corrientes vitales armoniosamente unidos y utilizados para sacar, enfocar y dirigir la energía a crear nuevas causas para el Bien y disolver todas las de naturaleza inarmoniosa.

DECRETO: Mi Mundo es el Mundo de Libertad y de la eman­cipación total e incondicional de la Maestría, Facultad, Fuerza y Poder de la Luz de mi Cuerpo Mental Superior. Los requisitos primarios para un servicio eficaz son:

1. El apaciguamiento de los cuerpos físicos e internos de los participantes a través del uso de composiciones musicales de naturaleza tranquila e inspirativa. (Esto permite que los miembros de la Huested Angelical preparen los cuerpos internos de los estudiantes para que reciban la mayor bendición posible y que eleve al individuo a su más alto potencial de servicio para con el grupo y la Inteligencia Maestra que está presente y trabajando con el grupo).

2. La purificación de los cuerpos y auras de los estudian­tes, del Director y de la atmósfera que va a formar el foco a través del cual la energía espiritual va a ser sacada mediante la invocación de los Poderes del Fuego Sagrado y mediante el uso de los decretos.

3. La protección de los estudiantes y del lugar "de reu­nión, el cual va a ser el Cáliz para la dirección de esas energías espirituales que proceden de las Octavas Su­periores. Esta protección es establecida mediante el uso de los centros creativos (Pensar y Sentir) de cada individuo, enfocados y concentrados según las ins­trucciones del Director.

4. El reconocimiento del Poder de Dios enfocado a través de cada participante, que es la autoridad mediante la cual la energía es puesta en movimiento y dirigida hacia sus efectos beneficiosos.

5. La aceptación de la Presencia y del acceso a la Huested Asendida de Luz, las Huestes Angelicales, Dévicas, Querúbicas y Serafínicas como colaboradores cons­cientes de la Actividad del trabajo del grupo.

Música

Como la gran mayoría de los Amados Chelas que partici­pan en las Actividades del grupo están trabajando en el mundo exterior y vienen a sus reuniones directamente de ese servicio, la parte de la música juega un papel sumamente importante tranquilizando el mundo de sentimientos del individuo, rela­jando el cuerpo físico y deteniendo el patrón desordenado en su cuerpo mental. Por este medio la estructura, atómica del cuerpo del estudiante es repolarizada a los vehículos a través de los cuales el Dios propio de cada individuo, se esforzará en cooperar en el servicio, son preparados para desempeñar su parte en él, durante este servicio musical.

La Hueste Angelical, empieza a tejer la estructura espiri­tual, de la misma sustancia y energía que brota del grupo, bajo la dirección del Maestro que preside.

El tipo de música que es usada determinará la clase de Ayudantes invisibles llamados a la atmósfera de la Reunión, los cuales formularán la audiencia no vista, pero palpable, de Seres Divinos, cuya energía y asistencia no conoce límite en elevar la conciencia de los miembros no ascendidos del grupo al igual que el condensar la energía atraída por ellos mismos, para rendir un trabajo específico para el bien de la vida.

Hermosas formas de pensamientos son construidas por estos Seres invisibles y donde la audiencia participa en acompa­ñamiento vocal a la música, la forma interna es investida con la energía física de cada vocalizador y se convierte en una potente fuerza que sublima la energía de la naturaleza inferior en los cuerpos de los participantes, al igual que en la localidad en que se lleva a cabo este servicio.

Estas formas musicales son grandemente amplificadas por los Angeles, los Devas de la Música y los Constructores de la forma, y son llevadas a los asilos, hospitales y otros lugares donde existe una gran necesidad del apaciguamiento de los dis­turbios físicos, mentales y emocionales.

Ustedes se darán cuenta que donde la música instrumental da asistencia en los niveles internos, el canto coreado es muy efectivo para bajar la forma espiritual a la sustancia del mundo físico, igual que el decreto baja la forma mental de visualización a la forma condensada de energía del tercer plano dimensional.

En los niveles internos, los Grandes Templos de la Música son establecidos en cada una de las Siete Esferas y a través de los Devas de la Música. Estos Templos Cósmicos están muchas veces conectados a una presentación en particular en él mundo físico y derraman, a través de dicha representación, sus Emana­ciones Cósmicas de la Cualidad y Poder de Dios que es su Regalo a la Vida.


EL FUEGO SAGRADO


Los actuales poderes específicos del Fuego Sagrado son dados por un Ser Inteligente Divino. Esto significa que alguna Inteligencia Espiritual sacó el Fuego de la Creación del Corazón de Dios y lo cualificó para que actuase de una manera especí­fica. La dedicación a tal cualificación a través de los siglos ha creado "momentums" de Poder de Fuego Sagrado para Curar, Purificar o Transmutar, según fuese el caso. Las inteligencias que han dotado el Fuego Sagrado con las cualidades de Dios, al igual que al "momentum" de estas cualidades que está en la conciencia de estos Seres, están siempre a la disposición del Fuego Sagrado que es el latido de cada individuo, cuando es invocado por la inteligencia directiva de cada corriente de vida, porque todo es el mismo elemento actuando.

Por lo tanto, cuando un grupo de individuos se unen en el Nombre, Poder y Autoridad de su propia Llama Inmortal de la Vida, ordenan a cualquier Actividad del Fuego Sagrado que venga a su presencia, Ella debe obedecer, este es el Poder de Invocación que está investido en el individuo por la misma naturaleza de su propio Centro Ardiente de su Corazón Inmortal

Como la Naturaleza del Séptimo Rayo es Purificar la Sus­tancia y la Energía de la Vida y como el Chohán, que es la Autoridad del Rayo, lo ha dotado con el Misericordioso, Transmutador Poder del Amor Divino, ustedes podrán ver que el uso de la Sagrada y Consumidora Llama Ardiente del Amor Libera­dor es el privilegio y la oportunidad para que toda la vida se beneficie por su Presencia y su Actividad y en el Trabajo Grupal.


Métodos de Invocación del Fuego Sagrado


El poder magnético del Elemento ígneo dentro del cora­zón no puede ser negado por ninguna Inteligencia o Poder del Sacro Fuego en ningún reino Humano o Divino. Esta es la Ley irrefutable. Nosotros podemos adelantar basándonos en la premisa de que la conquista está asegurada. El método y la forma por la cual este Fuego Sagrado puede ser atraído, enfo­cado, moldeado y dirigido, se diferencia de acuerdo con el adelanto del estudiante, al igual que el del Rayo natural al cual El pertenece y de los requisitos necesarios por la hora en que se encuentra en referencia a los eventos locales, nacionales o mundiales.

Para poder desarrollar los Poderes de Invocación dentro de él mismo, el individuo debe primeramente reconocer que, dentro de su corazón está focalizado el Rayo de la Presencia y Poder de Dios, el cual contiene dentro de Sí el patrón de su futura grandeza, como la semilla contiene dentro de sí el patrón de la futura flor.

Este foco dentro del corazón es conocido como la I Llama Tripartita de la Vida. En su estado durmiente se conoce como una Chispa de Divinidad, pero, cuando el individuo consciente llega al Sendero, esta pequeña Chispa toma la forma de la Pre­sencia de Dios o el Cristo en miniatura y empieza a crecer y a expandirse en tamaño hasta que finalmente emerge desde su célula sellada en la cual ha morado y toma el mando de su cuerpo físico como la Majestuosa Presencia y Poder del Cristo.

Este es el Segundo Nacimiento al cual se refieren tantas veces las enseñanzas espirituales del pasado.

El reconocimiento y la aceptación de esta Presencia de Dios dentro del corazón y la convicción y el sentir que a través de esa Presencia y de la Autoridad de su Poder se puede invo­car y atraer de cualquier parte del universo el poder o los pode­res que sean necesarios para prestar la asistencia en el medio ambiente en el cual él está al presente funcionando, hace al individuo un Ministro del Fuego Sagrado, el cual es capaz, mediante su eficacia, de incrementar, invocar y dirigir la Pre­sencia Flameante para el estímulo de sus hermanos y para la liberación total de la vida.


LA VISUALIZACION Y LA CONTEMPLACIÓN COMO UNA FORMA DE INVOCACIÓN


El poder de pensar que existe dentro de la conciencia del hombre es uno con la Facultad Creativa con el cual la Cabeza Divina moldeó la sustancia amorfa del universo en estrellas, planetas y los sistemas de mundos. Tan pronto como el hom­bre tiene un pensamiento, una forma es creada. El grado de desarrollo de su cuerpo mental determina la claridad y la per­fección de la forma.

La vida que llena la forma creada por el pensamiento y la convierte en una presencia viviente y palpable es liberada a través del cuerpo emocional del individuo. La cualidad, naturaleza y desarrollo del cuerpo emocional determina la pureza y fuerza de la forma energizada.

Estos centros creativos de Pensamiento y Sentir, son energizados por el Director de un grupo en una visualización coo­perativa. Esta acción puede ser para enfocar cierta actividad del Fuego Sagrado como la de envolver un individuo, grupo o nación con la Ardiente Llama Cósmica de Libertad o el esta­blecer el "Anillo Místico no Pasarás", el cual forma una envol­tura de protección alrededor del aura.

La habilidad del Director para crear un claro retrato men­tal y el estimular la naturaleza del sentido cooperativo de la asamblea, determina la eficacia de esta porción del Servicio.

Los Creadores de la Forma y los Seres Angelicales prestan su ayuda en esta parte del servicio. A estas formas mentales les es derramada la sustancia y la esencia de la energía espiritual liberadas de las bendiciones de los individuos sirviendo en localizaciones particulares. Ellos han sido reunidos por los Maestros y los Guardianes Silentes que usan estas reuniones para enca­minar y aumentar la cantidad de emanaciones y bendiciones.


EL ANILLO NO PASARAS


El "Anillo Místico de no Pasarás" del cual los Antiguos hablaron, puede ser creado otra vez por el estudiante cons­ciente mediante el poder de la visualización y del uso de los decretos.

La radiación natural del "Hombre Dorado" dentro del corazón, forma a través de los cuerpos físicos y externos, me­diante su emanación, unos Círculos Dorados de Fuego alrede­dor del cuerpo físico que dan protección al individuo.

Cuando la atención es dirigida a esta Presencia Cristiana Interna el derrame de la Ley de Dios intensifica este Anillo hasta que se convierte en una verdadera Fuerza Transmutadora para con toda la sustancia y energía que sea conscientemente dirigida hacia un estudiante, o sea, aquella a través de la cual él debe pasar durante el curso de su diario vivir.


EL DECRETO COMO UN MÉTODO DE INVOCACIÓN

"Decretaréis una cosa y la misma os será dada".


El revestir las Ideas y las Verdades con las energías físicas de los individuos que componen los grupos, mediante el uso de la palabra hablada, cubre las formas de pensamiento y sentir creadas por los cuerpos mentales y emocionales, con la verídi­ca sustancia del plano tridimensional. Y hace bajar la acción vibratoria de la energía espiritual a un punto en donde ella vibre acorde con el mismo plano en que la condición necesita­da de ajuste esté ubicada.

Esto provee un "almacén" de energía física cualificada, que es usada por los Seres Divinos para disipar las formas malé­volas y cualquier foco de energía de clase negativa.

Como la mayoría de las condiciones que afectan a la hu­manidad están vibrando a una rata similar a aquella que puede ser liberada a través de la palabra hablada, el poder, para reme­diar estas condiciones, es grandemente intensificado por el individuo o grupo que escoge ser el eslabón transformador para hacer bajar las más sublimes energías que forman la Auto­ridad Maestra en las Esferas Superiores.

La Verdad se manifiesta en cada plano cuando alguna Inteligencia la capta y la libera en forma positiva en ese plano, 0 en la Esfera en la cual ella está funcionando por un determi­nado tiempo.

La eficacia del Decreto es determinada por la cantidad de sentimiento y convicción que son liberados a través de las palabras y de la claridad de la imagen que se mantiene en el cuerpo mental del individuo decretante que es el que forma el patrón alrededor del cual la energía física del "fíat" hablando se une.

Por ejemplo: la Espada Flameante del Señor Miguel, Ar­cángel de la Preservación, es su propio Sentir Divino y es dirigi­do por su Voluntad y muchas veces por su palabra, a las condi­ciones que requieren asistencia. Si El no tuviese un pensamien­to claro y fijo, su Espada sería vaga, vaporosa, pobremente formada y en ningún momento muy eficaz.

La habilidad del estudiante para visualizar la Actividad que él está decretando que se le establezca o sea establecida a través de él, y la cantidad de sentimiento positivo, o sea, la fe puesta en la eficacia de esa Actividad para obtener el control del Poder en el Decreto. Por lo tanto, el interés del estudiante debe estar detrás del Decreto y su energía debe ser positiva y controlada, si el resultado va a ser de una naturaleza positiva. La cantidad de poder que es liberado mediante el Decreto varía de acuerdo a la naturaleza del estudiante.

El control de la energía a través de las cuerdas vocales, es determinada por la totalidad de Maestría que posee el indivi­duo sobre el cuerpo emocional. El volumen del sonido no es importante como lo es la calidad del mismo. Por ejemplo los gritos histéricos de una persona tienen mucho volumen pero no están contribuyendo a ningún servicio. Sin embargo, existe el llamado controlado de los Iniciados que puede devolver la vida y que, al aplicar volumen y poder, se sabe que rompe cris­tales y destruye paredes.

Algunos individuos pueden, por su naturaleza, ser extre­madamente positivos en el uso del bajo tono de la Maestría. Otros no pueden transmitir el sentimiento si no es mediante el ejercicio de una cantidad de fuerza física que da seguridad de su cumplimiento a las corrientes de vida. Aquí la libertad es la orden del día. La acción es el requisito de la hora. El control balanceado de la energía, sea esta acompañada por una "voz fuerte", como aquella con la cual Jesús sacó a Lázaro de la tumba o de la Voz del Silencio, mediante la cual el sol "escu­cha" la orden de levantarse cada mañana de su lecho nocturnal.

Cuando el decreto es acompañado con la visualización de la Actividad del Fuego Sagrado que se está invocando, la cuali­dad positiva de la voz del estudiante evitará el sentido de inse­guridad que es algunas veces aparente en la energía de la vida del estudiante.

Un mayor sentido le es dado al grupo, que será revivifica­do en su actividad individual, si el Decreto es dado en una ma­nera firme y correcta.

La importancia de un decreto audible descansa en el hecho de que las formas de pensamiento y sentir están revestidas en la sustancia, energía y acción vibracional de la Octava en la cual la apariencia de angustia habita.

Yo quisiera enfatizar que el poder sacado y enfocado a través de la invocación rítmica, que enfatiza el sentir del cuer­po del estudiante, aclara la forma de pensar y construye el "momentum" o impulso en la liberación de la energía, no sola­mente de los seres no escondidos, sino también de los Grandes, quienes siempre responden a tales llamadas. A menos que el grupo en que, uno esté trabajando esté compuesto por Maestros de la Invocación, las fuerzas son desparramadas al cambiar muy a menudo el patrón del Decreto y, de este modo, muy poco es conseguido.

Cuando se me llama a trabajar con un grupo de Chelas, Mi primer esfuerzo es el de centralizar la conciencia de los indivi­duos dentro del Corazón del Fuego Sagrado. Desde este Centro, el poder de la Invocación de las corrientes de vida es más efectiva "Yo conscientemente entro y moro dentro del Corazón del Fuego Sagrado; el verdadero Centro de Mi Ser." "YO SOY la Presencia de Dios dentro del Corazón del Fuego Sagrado y Yo I hablo y Comando con Autoridad." "YO SOY Investido con el Poder de Tres Veces Tres." "YO SOY Investido con el Poder de la Transmutación." "YO SOY Investido con el Poder de la Precipitación."

"YO SOY Investido con el Poder de la Invitación." Finales cortos y claros son preferidos porque ellos sellan el Decreto en el sentir de la energía del estudiante, al igual que las condiciones que están siendo transmutadas. Entonces con el comando y la autoridad de la Presencia dentro del Corazón del Fuego Sagrado, utilice el Poder en un buen Decreto rítmi­co y deje que se construya en "momentum".

"En el Nombre de la Presencia de Dios el cual YO SOY.. "A través del Poder Magnético del Fuego Sagrado investido en mí. Yo ordeno que. . ."

En los Decretos, Yo abogo por el uso de patrones de pensamientos constructivos en vez de aquellos destructivos, tales como "huracán", porque todas las actividades de la Naturaleza mentalizadas aumentan la apariencia venidera cuando las fuer­zas de la Naturaleza son desencadenadas.

Si usted estuviese en una posición de tener la visión inter­na abierta un momento, y pudiera ver la tremenda reacción de los seres en los niveles internos, cuando un grupo de la humani­dad, Investida con el Poder Consciente del Fuego Sagrado, envía una liberación rítmica de su energía en un patrón oral, causaría en usted un deseo de permanecer en esa forma hasta que su mundo reconociera su total realización.

La Invocación ascendente completa su patrón en la últi­ma palabra del Decreto y los Seres Divinos empiezan su Ema­nación en la primera palabra de la Aceptación.

En la próxima ola rítmica, la invocación se eleva a la cima del crestón anterior y entonces con el "momentum" de la energía aumentada, penetra aún más en las Esferas Superiores y trae de regreso las Emanaciones amplificadas.

La competencia del Director en llevar la energía a un paso rítmico determina la eficacia del Decreto y la altura que el mismo alcanzará, al igual que el retorno subsiguiente de la Luz de Dios al Mundo de los hombres.

El volumen del sonido no es tan importante como lo es el ritmo de la energía. Algunas personas pueden aceptar esto sola­mente a través de la fuerte liberación de la palabra hablada; otros pueden hacerlo a través del sentimiento. Todo depende de la evolución del individuo y de las tendencias de su naturaleza.

Es suficiente decir que el ritmo, la concentración, la clari­dad del bosquejo de la actividad y la suficiente velocidad del tiempo para mantener los cuerpos internos avivados, son los requisitos para el Cumplimiento Divino.

Como no existe un límite a los poderes de la protección de Dios que pueden ser invocados y como no hay límites para el Poder Transmutador del Cristo Cósmico del Amor, usted tiene todo a la mano con lo cual puede sacar, proteger y sustanciar sus esfuerzos en el nombre de Dios.


RITMO

El universo está construido sobre las bases de ritmo, pre­cisión, expansión y contratación armonizada. Al decretar, al cantar, al respirar, al caminar, el ritmo perfecto es la actividad balanceada de la vida y cuando él es incorporado al Ritual del Séptimo Rayo, no se producirá un sentir de agotamiento o de vacío.

Cuando la energía de la corriente vital está "fuera del centro" el quehacer se convierte en un esfuerzo.

Las diferentes acciones vibratorias de los colores es un tema muy interesante. Es suficiente decir que las Esferas de colores que rodean la Presencia y forman el Aura Espiritual o Cuerpo Causal, son representativas de la Vibración de Color Natural de las Siete Esferas.

Cada Corriente de vida en el planeta ha procedido de un Rayo en particular y su Arquetipo o Presencia habita en la Esfera Particular del Rayo al cual pertenece. Se debe compren­der, sin embargo, que esta Presencia Individualizada no está confinada a una Esfera; puede visitar cualesquiera de Ellas si este es su deseo.

La Corriente vital no ascendida responderá más favorable mente al color que es representativo de su Rayo Particular. Si tiene dudas sobre el Rayo o la Esfera a que pertenece, puede mediante la contemplación de sus hábitos y tendencias, a través de la meditación de su propia Presencia, llegar a la posición correcta que su corriente vital tiene por derecho en el Reino de Dios. También encontrará que es casi irresistiblemente atraído por cierto color que puede tomarse como una con­firmación de su Rayo y Esfera.

Al enfatizar el color y Rayo de las emanaciones de la Cabeza Divina y de cada Esfera durante el curso de los siete días de la semana, el individuo, cuando conozca el Rayo al cual pertenece, encontrará que sus fuerzas vitales contienen un estímulo mayor, durante el día en que el color y la irradiación de su Rayo y Esfera son honrados por la Luz Cósmica.


LAS SIETE ESFERAS

Considerando la Cabeza Divina como el Sol, existen, cir­cundando y envolviendo este Foco Central de Inteligencia, Siete Poderosas Esferas de Conciencia. Cada una separada de la otra por su propia periferia que forma la frontera natural de esa particular Esfera. Estas Siete Esferas son el Aura de Dios y cada una de ellas está habitada por Grandes Inteligencias que llevan a cabo el Designio del Padre, expanden su Reino y divul­gan su Conciencia.

El desarrollo y desenvolvimiento de su Reino es llevado a cabo por la liberación rítmica de las pulsaciones de su Propia, Divina Conciencia, dentro de la cual está el germen espiritual de todas las formas y manifestaciones, desde la más pequeña hoja de grama hasta la más brillante estrella en el Cosmos.

Al pasar estas Ideas de Dios de Esfera en Esfera, forman círculos más y más grandes, que son absorbidos por los Seres y las Inteligencias que se encuentran dentro de cada una de ellas y su Gloria Brillante es modificada por la acción vibratoria de los elementos naturales que se hallan dentro de cada Esfera. Estas Ideas, continúan su curso hacia la próxima Esfera y así, sucesivamente, siguen viajando hacia la manifestación en el mundo de la Forma. Su Gloria es misericordiosamente reduci­da a un punto tal que los Seres de la próxima Esfera pueden absorber de una manera mejor sus Bendiciones.

Una constante modificación de la Luz de Dios, una cons­tante investidura de la conciencia de Dios, es alcanzada en cada Esfera para que las Ideas Divinas se incorporen en la sustancia electrónica de cada Esfera en una secuencia ordenada, y even­tualmente puedan alcanzar la Séptima Esfera o el Reino Etérico, donde Ellas, las Ideas de Dios, esperan la precipitación al mundo físico de la Forma.

La Primera Esfera representa el Mismo Corazón de la

Creación. Los grandes Seres que forman la Inteligencia Directi­va de esta esfera son conocidos como los Manús de la raza humana. El Maestro que activa su Deseo en el Mundo del hom­bre se llama el Chohán del Primer Rayo —El Morya—. Es su Servicio a la vida, llevar las ideas de Dios y sus Directrices des­de la Cabeza Divina a la mente de los Seres que están en la Segunda Esfera donde las invisten en forma que puedan, actua­lizarse. En esta primera Esfera, nace cada Idea, Designio, Esque­ma y Bendiciones que algún día se manifestarán en el mundo físico. Sus Habitantes son Seres cuyo servicio a la vida es el de incorporar estas Ideas de Dios y llevarlas hasta la periferia donde termina la Primera Esfera y aquí confiárselas a los Men­sajeros de la Segunda Esfera que aguardan.

Su Llamada representativa es la Llama Azul. Las Cualida­des de Dios amplificadas a través de la Invocación a la Llama son: La Omnipotencia, La Perfección, La Fe, El Deseo de hacer la Voluntad de Dios a través del Poder del Padre. El Arcángel de este Rayo lo es Miguel y su complemento es Fe. El Elohim es Hércules y su Complemento Amazona. Este Rayo es Magneti­zado el Domingo y su Chakra es la garganta: (Chakra laríngeo).

¿Cuál mente finita podría concebir la belleza, la perfec­ción, la felicidad y la alegría de estas Ideas? Aquí viven Hues­tes de Querubines y Serafines, Mensajeros de "VA Más Alto", envueltos en el Fuego de la Creación incorporado a su Esencia y a su Propio Ser y luego, comenzando el gran Ritual Cósmico de las Bendiciones del Ciclo, de Reino en Reino, llegan a las fronteras más lejanas y hasta la periferia de la Séptima Esfera. Conteniendo la más pura Esencia Divina dentro de su Ser Bri­llante, Ellos van en su Sendero Cósmico, llevando la Luz del Cielo a la Conciencia de los Seres de la Segunda Esfera.

Los Moradores Celestes de la Segunda Esfera amorosamen­te reciben el Mensaje Cósmico y las Ideas del Corazón de Dios. Las asimilan y las invisten en la sustancia de su Propia Gran Luz y con la Sustancia de Luz Universal que forman la atmós­fera de esta Esfera, y entonces la pasan a la conciencia recepti­va y a la atmósfera del Tercer Reino.

En esta Segunda Esfera, las Ideas de Dios y los patrones de la futura grandeza son moldeados en forma de pensamiento a través del uso creativo de la Fuerza Mental Superior. De esta forma la semilla del Padre cae en terreno fértil (la Inteligencia Consciente Individual) y empieza a tomar una forma definitiva en el mundo del Pensamiento Divino.

Las Inteligencias de Dios que Gobiernan esta Segunda Es­fera son los Maestros Jesús y Koot-Humi al igual que el Maestro Djwal Khul que es un adepto de la Segunda Esfera del Amor y Sabiduría. Conjuntamente, ellos interpretan las Ideas de Dios que vienen de la Primera Esfera, a través de la formación de las Religiones y Fe del Mundo. Su Representante el Chohán del Segundo Rayo es el Maestro Confucio que consolida los Servi­cios Cósmicos a través de los canales educacionales en las Esfe­ras Internas, al igual que en el mundo de la apariencia física.

La llama representativa es el Rayo Amarillo. Las Cualida­des de Dios amplificadas a través de la invocación son: La Om­nisciencia, el Entendimiento, la Iluminación y el deseo de conocer a Dios a través de la mente de Dios. El Arcángel de este Rayo lo es Jofiel y su complemento (Cristina. El Elohim lo es Casiopea y su complemento Lumina. Este Rayo se magnifi­ca el Lunes y su Chakra es el Coronario.

Tan grande es la riqueza de las Emanaciones del Padre que esta Esencia tiene que moverse siempre hacia adelante, investida en patrones de pensamientos inteligentes, deseando siempre darse a sí misma en bendiciones rítmicas. De esta forma la Tercera Esfera es alertada para recibir la Divina Emanación.

En la Tercera Esfera, la gloria y radiación de la Segunda Esfera ya ha investido la Divina inmaniencia en los patrones de pensamiento para que sea mejor asimilada por las vibracio­nes rítmicas de este Reino. Estas Ideas de Dios son animadas con la vida y se convierten en vivos focos pulsantes de "aquello que está por venir". Este es el Reino del Espíritu Santo: bajo la dirección de ese Gran Representante Cósmico de la Tercera Persona de la Trinidad, la cual conocemos con el Título de Mahá Chohán y que es en estos momentos, el Amado Pablo el Veneciano, anterior Director del Tercer Rayo.

En esta Tercera Esfera, la esencia de la vida es impartida a las formas de pensamiento que descienden de la Primera y Segunda Esferas. Hasta que el pensamiento no es investido con la vida, a través del sentir natural, no se convierte en una fuer­za vital viviente en lo referente al mundo Tridimensional. Por consiguiente, la Tercera Esfera vitaliza todas las manifestacio­nes que serán siempre exteriorizadas en el planeta Tierra.

La actividad de la Tercera Esfera, al igual que un prisma divide los Rayos espirituales a través de los que fluye la vida que hace que los pensamientos se conviertan en cosas actuali­zadas y la radiación y regalos del Tercer Rayo proceden a través de las cinco subdivisiones del mismo al mundo de la forma. Las Grandes Chohanes de estos Rayos por lo tanto trabajan bajo la supervisión de su Dirigente, el Mahá Chohán.

La primera subdivisión de la Tercera Esfera está bajo el Chohán conocido como nuestra Señora Lady Rowena. Su ser­vicio Cósmico a la vida es el de recibir los esquemas o Pensa­mientos Divinos que contienen dentro de ellos los movimien­tos mundiales, al igual que las bendiciones individuales para la raza humana, y los divide en diversos materiales, al igual que el Servicio potencial a la Vida. Ella se los da a aquellos Chohanes a cuyo cargo está la dispensación de esas actividades específi­cas. Estos chohanes a su vez los proyectan desde» sus Esferas de Actividad al mundo de la forma, mediante los Chelas conscien­tes o inconscientes que están abiertos a sus Inspiraciones e Influencias Cósmicas. El Arcángel de este Rayo es el Amado

Camoel y su complemento es Caridad. El Elohin es Orion y su complemento Amor a. Su Llama es Rosada y es magnetizada el martes. Su Chakra es el Corazón. Las Cualidades de Dios am­plificadas a través de la Invocación son la Omnipresencia, la Compasión, la Caridad, el deseo de ser Dios en Acción, median­te el Amor del Santo Espíritu.

Un grupo de seres de la Tercera Esfera se une a las Hues­tes Querúbicas y Serafínicas al prepararse a trasladar las vidas de formas de pensamiento encarnado a la Cuarta Esfera de la Conciencia de la Vida. DE nuevo una gran difusión de resplan­dor, una más rica radiación a través de la atmósfera de la Esfe­ra de la Visitación hace que las Ideas Divinas que pulsan a través de la sustancia electrónica sean absorbidas por las conciencias receptoras de la Cuarta Esfera para que las mismas sean desa­rrolladas.

El Gran Chohán de la Cuarta Esfera es conocido como el Maestro Serapis Bey. Las formas de pensamiento desarrolladas de la Primera y Segunda Esfera y dotadas de la vida del Espíri­tu Santo en la Tercera Esfera, encuentran su primer punto de contacto con la conciencia individual de los seres no ascendi­dos en este Reino. La mayor cantidad de Arquetipos Divinos (Presencias) moran dentro de este cuarto Reino. Aquí las Ideas de Dios, Patrones y Designios son recibidos por estos Egos Crísticos, desarrollados por ellos a través de los siglos de labor y proyectadas por Ellos al mundo de los hombres a través de sus propias personalidades físicas o a través de aquellos estu­diantes avanzados que funcionan en los caminos similares a aquellos que se están desarrollando y perfeccionando en este Reino. Las cualidades de Dios amplificadas a través de la Invo­cación son: La pureza, el deseo total de conocer a Dios median­te la pureza de cuerpo, mente y alma y a través de la Conciencia de la Divina Madre. La Llama representativa es el Rayo Blanco o Cristal que es magnetizado el miércoles. El Chakra se encuen­tra en la base de la espina dorsal. El Arcángel es Gabriel y su complemento es Esperanza. El Elohin es Claridad y su comple­mento es Astrea.

Aquellas ideas que no toman alma en las Conciencias In­teligentes del Cuarto Reino siguen hacia adelante, cargados por las Huestes Serafínicas y Querúbicas, y esta escolta de Honor del Cuarto Reino las lleva a la conciencia de los Seres que aguardan en el Quinto Reino.

Dentro del Quinto Reino, la Semilla del Padre, que está particularmente conectada a los descubrimientos científicos, inventos e investigaciones científicas, es desplegada y recibida por las Conciencias Recepticas de aquellos dedicados a estos quehaceres en los Templos de la Ciencia que están activos den­tro de esta Esfera. De estos templos, la misma es dirigida a la mente y al corazón de aquellos hombres y mujeres desinteresa­dos que colaboran en estas avenidas de expresión en la Tierra.

El Gran Chohán del Quinto Reino es el Maestro Hilarión. Su Llama es el Rayo Verde el cual es magnificado el jueves. Las cualidades de Dios amplificadas a través de la Invocación son: La Verdad, la Curación, la Consistencia, el deseo de preci­pitar la abundancia de Dios a través del Concepto Inmaculado de la Santísima Virgen. El Arcángel es el Amado Rafael y su complemento La Santísima Madre María. El Elohim es Vista (Ciclópea) cuyo complemento es Virginia.

Al pasar a la Quinta Esfera con la Esencia de Dios, vemos que las Bendiciones no merman y que mientras observamos, la gloriosa energía espera su transmisión a la Sexta Esfera para ampliar el círculo de la expresión manifestada.

Dentro de la Sexta Esfera encontramos los centros causa­les de la Religión Cristiana, donde la adoración devocional y emocional son particularmente fuentes por las cuales la energía espiritual es liberada para bendecir a la raza humana. Aquí, en el Cielo Superior del pensamiento ortodoxo, mora el gran Coro Celestial. De esta bella Esfera fluye la inspiración para aquellos hombres y mujeres que han respondido al llamado de ser líde­res religiosos y que están conduciendo a sus rebaños como su capacidad se los permite.

El Gran Chohan de la Sexta Esfera es la Maestra Lady Nada y representa la Paz de Dios. Las cualidades de Dios am­plificadas a través de la Invocación son: el Ministerio Crístico, el deseo de estar al Servicio de Dios y del hombre a través de la Maestría de Cristo. El Chakra es el plexus solar. Su llama es el Rayo Oro Rubí el cual es magnificado el viernes. El Arcángel es el Amado Uriel y su complemento Aurora. El Elohin es Tranquilidad (Paz) y su complemento es Aloha.

Al prepararse las Huestes Querúbicas y Serafínicas para traer las Bendiciones del Padre a la Séptima Esfera, comproba­mos que por su destino natural, la periferia del Reino y el mundo tridimensional de hoy, se ha hundido por debajo de las líneas de la frontera de seguridad.

Es al Séptimo Reino y a su Chohán (mi humilde Ser) que tienen que buscar el primer punto de contacto entre la con­ciencia externa y el patrón divino de la Voluntad de Dios y de sus Mensajeros. La Séptima Esfera mantiene dentro de sí mis­ma el patrón etérico de la manifestación del Esquema de Dios que ha sido bajado rítmicamente a través de las Seis Esferas Anteriores y que espera su expresión en la forma Física. Es la primera Esfera sobre la Octava humana de limitación e imper­fección a la cual el alma asciende en su jornada de regreso al Corazón de Dios.

Es, por lo tanto, el Oficio y la responsabilidad del Chohán del Séptimo Rayo, el de proveer un sendero mediante el cual la humanidad pueda unir de nuevo su conciencia con las Esferas Internas y a su vez convertirse en conductores individuales de la Divina Perfección de estas Esferas a través de la conciencia del ser externo.

Este Rayo es conocido como la Llama Violeta, y es mag­nificado el sábado. Las cualidades de Dios amplificadas a través de la invocación son: la Libertad, el Ritual, la Transmutación, el deseo sobresaliente de renovar las cosas mediante la aplica­ron de las leyes de la Alquimia. Su Chakras es el Asiento del Alma. Su Arcángel es Zadquiel y su complemento Amatista.

Su Elohin es Arturo y su complemento Victoria.

Los Ascendidos Maestros han dicho en repetidas ocasio­nes que este Reino está literalmente a "punto de reventar" debido a todas las cosas provechosas que han sido enviadas des­de las Esferas anteriores.

Debido a la resistencia y al rechazo de la conciencia exter­na del hombre para aceptar el Esquema Divino, el Reino Etérico no ha podido transmitir estas bendiciones y glorias que han descendido desde las Esferas Superiores y poder así completar el ritmo del esfuerzo Creador. Cualquier hombre de la familia humana puede ofrecerme su conciencia a mí y pedir que su Ser individual sea un conducto de salida para las bendiciones y la perfección contenidas en Mi Reino.

Cada hombre, mujer o niño que vive en la tierra hoy, o que llegue aquí en el futuro, tiene una Divina Presencia, un Patrón de Dios, un Arquetipo que mora en una de las Siete Esferas. Cada una de esas corrientes vitales encarnadas tiene la finalidad de ser un centro radiante de la fuerza espiritual del Reino interno donde su Presencia Mora. Ella debe comprender que su Ser Superior está en la actualidad viviendo y sirviendo a la vida en una de estas Esferas, desarrollando ciertos designios de Dios recogidos por su Conciencia Superior. Qué variados designios aguardan la receptividad de la mente externa para que las mismas puedan encontrar expresión en el mundo de la forma.

Las características presentes en el individuo, sin importar que éstas estén en una etapa avanzada de desarrollo, indican el Rayo y la Esfera a que ellos pertenecen. Al purificar el indivi­duo su propio mundo, aumenta el nivel de la acción vibratoria de su Rayo a su más poderosa y perfecta expresión a través de su ser personal y a la misma vez, se convierte en un centro radiante de la Fuerza Espiritual que proviene de la Esfera en la cual su presencia Mora y que tiene un efecto beneficioso sobre toda manifestación de vida a su alrededor.


LA LEY DEL CÍRCULO

La Ley del Círculo gobierna toda vida manifestada, desde la más pequeña molécula hasta la Cabeza Divina. Cada Expre­sión de vida es dotada con cierta cantidad de energía según sus necesidades, y es por consiguiente dada la oportunidad de una vida mejor con cada aspiración.

No es generalmente entendido por la mayoría de personas, que ellos, como la propia manifestación de la vida, son respon­sables por la Ley Cósmica de cada partícula de la preciosa energía sacada del Corazón de Dios. Tampoco están enterados que esta energía está obligada por el Edicto Divino a la absolu­ta obediencia a la voluntad y comando del hombre. Esta es la

más grande expresión del Amor y Generosidad de Dios para con sus hijos.

Esta energía de Luz, es el canal mediante el cual las vibra­ciones viajan. La distancia que cubre, depende de la intensidad con la que fue proyectada, pero siempre, en su trayectoria de proyección y regreso, obedecen la Ley del Círculo, y mientras está ausente del aura del individuo que es responsable de su proyección, ella atrae hacia sí misma las vibraciones que corres­ponden a su misma clase. Por lo tanto, cuando completa el Ciclo y regresa al lugar de donde surgió, ella viene acompañada por un gran número de la misma cualidad de pensamiento y sentir de vibración con la cual inició su trayectoria.

Nunca ocurre un error en el regreso de la energía de una persona. Cada ola, regresando, conoce inequívocamente su propio generador. La Ley Cósmica es exacta. En el mismo ins­tante en que la energía que regresa toca el aura de aquel que la ha proyectado, se asienta y comienza a germinar la semilla que producirá una cosecha según su naturaleza. Si la energía que fue lanzada era armoniosa y benévola, a su regreso le traerá al individuo paz y abundancia; pero si los pensamientos fueron de discordia o de naturaleza dañina, la cosecha del individuo será igualmente amarga. El Maestro Jesús dijo: "Lo que sem­braréis, cosecharéis".

La Ley de Retribución; la Ley de Causa y Efecto, y la Ley del Círculo son sinónimas y se refieren a la misma Ley Cósmica. Mientras esta Ley ha obrado infaliblemente a través de todas las experiencias que ha tenido la humanidad, los indi­viduos no han aprendido la lección a través de sus efectos y 'sería mucho más sabio y seguro el vivir dentro de la Ley de la Armonía hasta que el elemento de Amor dentro de los indivi­duos se haya desarrollado hasta el punto en el cual ellos quieran actuar por Amor en vez de por la Ley. Jesús ha dicho: "Moisés os trajo la Ley, Yo os traigo el Amor".

Bajo la Nueva Dispensación, la atención del hombre se está encaminando nuevamente hacia el Cristo dentro de su Corazón. A él se le está indicando que eleve sus ojos a la per­fección de su propio Arquetipo, hecho a la imagen y semejanza de Dios y se le está enseñando el poder de la Invocación me­diante el cual, él pueda llamar a su Padre Eterno para que El lo regrese a su Divina Memoria Eterna y le revele "la Gloria que moraba en El en el principio, antes de que el mundo fuese".


CICLOS CÓSMICOS

Los Grandes Acontecimientos Cósmicos también se mue­ven en ciclos o círculos y el Gran Ciclo de catorce mil años que gobierna la Dispensación de los Siete Rayos, tiene que llegar a su fin uniendo o enlazando el Primer Rayo con el Séptimo.

Esto es por lo que el Gran Chohán del Primer Rayo, el Maestro Morya, y Yo, como Chohán del Séptimo Rayo, con nuestros respectivos Chelas, estamos tan unidos al presente en interés, propósito y esfuerzo.

Esto no quiere decir que los otros Cinco Chohanes y sus Chelas no están vitalmente interesados en la gloriosa actividad que está surgiendo en estos instantes, la cual es representativa

de este Rayo y que serán mucho más magníficas al compene­tramos más y más en la acción del Nuevo Día. Se podría decir que la Dispensación del Séptimo Rayo es la Cosecha Cósmica, porque es realmente la unificación o la recolecta de los mejores esfuerzos de todos los Rayos desde la iniciación del Ciclo Cós­mico. Puede ser también como el acto final de una gran Opera Cósmica donde todos los esfuerzos de los músicos y artistas son presentados en una gloriosa sinfonía final. Cada individuo que tome cuerpo dentro de este Gran Ciclo tiene una parte integral y activa en las actividades del Séptimo Rayo y, sea éste ascendido o no ascendido, compartirá su Gloria.

Bajo los auspicios de este Rayo, una oportunidad se presenta mediante la cual cada miembro de la raza es invitado a dar una mano" a esta Gran Rueda Cósmica y de esta manera aligerar la llegada de ese día en el cual el esfuerzo hecho se manifieste en forma triunfante.

Durante los próximos dos mil años la tierra pasará por un período de actividad sin precedente a través de todos los cana­les de esfuerzos físicos y espirituales. Todos los individuos ten­drán dentro de su alcance la oportunidad de recibir la Luz de la Nueva Enseñanza y obtener la Maestría y por consiguiente cosechar los frutos de sus esfuerzos a través de muchos siglos de servicio bajo cada uno de los Rayos anteriores. Cada indi­viduo que pertenezca al Planeta, sin importar al Rayo al cual pertenece, que no obtuvo su liberación hasta ahora, le será dada la oportunidad de reencarnar durante este ciclo del Sépti­mo Rayo y será educado a través de las verdaderas líneas espi­rituales y a través de su conocimiento del Sagrado Fuego podrá consumir "todo lo sembrado por su enemigo" (su ser inferior) y al mismo tiempo ofrecer una cosecha fructífera a su Señor.

Se podrá ver claramente que todos los Siete Chohanes están muy interesados en la cosecha de todos los individuos bajó su cuidado y que todos los Grandes Seres y Poderes de Luz que estén involucrados en alguna forma con la evolución del planeta están uniendo sus Fuerzas bajo la Gran Hermandad Blanca en un Gran Esfuerzo por liberar la Tierra y a sus mora­dores de las tinieblas que tratan de envolverlos. Nosotros sola­mente esperamos la respuesta del hombre a nuestro llamado.

El cierre de este Gran Anillo Cósmico será el inicio de una Edad Dorada donde Dioses, Angeles y Hombres caminarán unidos en paz y armonía y la Tierra tomará su correspondiente lugar entre las triunfantes Estrellas en el Firmamento de Dios.

Verdaderamente no está lejano el día del cumplimiento de la profecía:

"Ojos no han visto, ni oídos escuchado, tampoco han penetrado en el corazón del hombre las cosas que Dios ha preparado para aquellos que Lo aman".

será manifestada ante todos los hombres.


LA HIRVIENTE LLAMA CÓSMICA DE LIBERTAD

La humanidad no está consciente del hecho de que mien­tras ellos han caído de su Estado Divino, debido al Amor del Padre Eterno, nunca han sido despojados de su Poder Creativo. Ellos no comprenden cómo ellos mismos crean cada experien­cia, tanto las buenas como las malas que se manifiestan en su mundo. Los Estudiantes del Nuevo Día, mientras aceptan esta Verdad, no están aún totalmente convencidos en sus sentidos de que ellos poseen el poder de disolver, mediante el uso de la Llama Consumidora, las experiencias indeseables que hacen su diario vivir intolerable.

La Inteligencia Directora del Hombre es la autoridad sobre la energía de su corriente vital. La Energía es Dios en Acción. Es la sustancia mediante la cual toda creación manifestada o inmanifestada es formada. Es la emanación desde el Cuerpo o Conciencia de Dios que cargada por el Edicto Divino de obe­diencia incuestionable a todo mandato de la voluntad del hom­bre, esté o no consciente de su acción aquel que la use.

Mientras esta pura Energía de Vida de Dios no puede ser contaminada en su Esencia Pura o Luz Interna, sí puede ser cubierta con la calidad de la conciencia del que la usa y, por consiguiente, obedientemente, asume cualquier forma que el generador disponga, sea ésta para el bien o para el mal.

Es este revestimiento oscuro sóbrela Pura Luz electrónica, lo que origina las sombras sobre nuestra estrella brillante, y las formas tenebrosas de energía mal cualificada que asume cuando regresa a su aura es lo que causa que la vida del hombre en este planeta sea tan triste.

Mi Servicio para con la Tierra como Chohán del Séptimo Rayo es el de enseñar al hombre cómo consumir sus errores por medio de la Llama Consumidora del Amor Libertador y activamente inspirarlos con el deseo positivo de un medio de vida más puro, limpio y alegre. Con esta finalidad en mente, Yo he señalado sin cesar la importancia del uso continuo o de la aplicación del Aspecto Purificador y Consumidor del Fuego Sagrado. Yo no exagero cuando afirmo que ninguna persona hace el uso suficiente de este Fuego Cósmico Violeta de Amor Libertador, ya que debe recordarse que la corriente vital ha reencarnado y vuelto a reencarnar miles y miles de veces en el largo camino de su evolución y ha estado usando incorrecta­mente la energía de la vida constantemente durante ese largo período.

El Maestro Jesús ha dicho que cada hombre es responsa­ble por la energía que él usa. Nosotros los que nos encontra­mos en el Estado Ascendido, al igual que todos los hombres, somos responsables y tenemos que dar cuenta bajo la Ley Cós­mica por toda la preciada sustancia de Vida que usamos. Por lo tanto, como Chohán de la Dispensación del Séptimo Rayo, Yo estoy hondamente agradecido al Eterno Padre de Toda Vida y Luz, que ha concedido al hombre la oportunidad de eliminar toda la acumulación de discordia en su ser y mundo a través del uso de la Llama Consumidora del Amor Libertador, limpiando y purificando su mente, para que no vuelva a existir en ella una manifestación negativa y para que eleve su concien­cia al lugar donde él pueda unir sus fuerzas con las de su espíri­tu y encaminarse a su eterna Liberación, aun cuando camine, todavía en la Tierra, en su forma humana.


MORADAS Y RETIROS

Es privilegio de todo individuo que haya avanzado lo sufi­ciente en el Sendero de la Evolución como para merecer su Ascensión, el de Mantener un "HOGAR" en cualquiera de los planetas en el cual él haya servido a la Vida y puede regresar a esta Morada, a su voluntad, cada vez que lo necesite, en el cumplimiento de sus deberes.

Muchos seres de las Huestes Liberadas aún mantienen ese punto focal en el planeta Tierra y Ellos muchas veces regresan a él por una u otra razón. Esta morada es generalmente un hogar que Ellos han tenido durante Su existencia corporal y mientras la misma puede estar ocupada por otros habitantes terrenales, no impide que el Maestro tenga un esquema etérico del lugar en su conciencia, tal como era durante los días de Su existencia corporal allí, y su ir y venir no molesta en lo más mínimo a los presentes ocupantes y lo que hace es convertir el lugar en un foco de Luz y Radiación.


Algunos Maestros mantienen varios hogares en esta forma. En adición a mi Hogar en Transilvania, Yo también tengo uno en la Ciudad Etérica que existe sobre el Desierto de Sahara, de donde proviene el patrón de bienandanzas que fue establecido en la Tierra hace miles de siglos, cuando todos conocíamos la gran perfección, paz, abundancia, felicidad, y lo más importante de todo era el que teníamos una consciente inteligencia conectada con nuestro Divino Ser.

Yo, muchas veces regreso a la gloriosa paz de este Hogar perfecto, desde donde Yo envuelvo la Tierra y sus habitantes con la Divina Esencia que es la atmósfera natural de este tan preciado lugar.

Si ustedes desean ponerse en contacto con la Ciudad Celestial, podrán hacerlo mediante el Rayo de su atención y encontrarán que les vienen la Paz y la Armonía que forman parte permanente de su medio ambiente.

LA GRAN HERMANDAD BLANCA

Las actividades de la Gran Hermandad Blanca, son tan diversas en su alcance, que requiere la colaboración de cientos de Seres de Dios liberados, para dirigir las variadas líneas de fuerza, mediante las cuales el progreso de la raza es asegurado.

En Shamballa, ustedes podrán ver una estable corriente de visitantes que fluyen del Trono del Rey y hacia él. Estos visitantes son aquellos Seres que están dedicados a engrandecer las fronteras del Reino de Dios.

Sería completamente imposible que un Ascendido Maes­tro gobernara y ejecutara todas las actividades diferentes de la mente y Corazón de Dios. Piensen cuánto menos puede hacer un ser no ascendido, tratando de concentrar el bien, planeado para el progreso de nuestra Estrella, a través de los confines limitados de una conciencia humana. Un pensamiento claro y sin prejuicios de ninguna clase, demostrará la veracidad de esta afirmación y la imposibilidad de que tal servicio sea llevado a cabo por un solo individuo.

Si un ser no ascendido pudiese proveer el medio y el ca­mino de elevar un planeta y algunos diez billones de almas al Estado Crístico, ¿no creen ustedes que ya los Avatares que han vivido y que se han incorporado a su Presencia Crística emanante desde la Cabeza de Dios hubiesen llevado a cabo este Servicio? Sin embargo Buddha vino y se fue, lo mismo hizo Jesús, dejando espacio para que otras corrientes vitales ofrezcan las energías y el talento de sus mundos individuales al esquema evolutivo.

En nuestra Octava, la Gran Hermandad Blanca fue forma­da por Sanat Kumara con el propósito de elevar la conciencia de algunos de los lujos de este planeta hasta el punto donde pudieran convertirse en Señores de la Llama y poder dedicar su energía de vida a enseñar a otros miembros de la raza, cómo emitir su autogenerada Luz. Es la voluntad de Dios el permitir a sus hijos el convertirse en co-creadores en unión con Él. De hecho, esta es la razón para que los mundos fueran formados y a los que se enviaron a los hombres y mujeres para que experi­mentaran con la energía y pudieran disfrutar la alegría de la creación, a través de sus propios esfuerzos conscientes.

Cuando un individuo o un grupo de individuos le rehusan a otras corrientes de vida la oportunidad de desarrollarse y colaborar en la realización del Esquema Divino, estos canales no están expresando la generosidad de Dios ni tampoco la de la Gran Hermandad Blanca, la cual está constantemente esforzán­dose en conseguir adeptos a sus filas y en obtener la coopera­ción de los Hijos de los Hombres.


LA HERMANDAD DE LOS HOMBRES

No existen muchas corrientes de vida que puedan com­prender el alentador deseo para la Hermandad en el corazón de todas las personas, sin mencionar el esfuerzo aun más difícil que denota el sacrificar su ser externo para la Causa. través de los siglos, desde que la humanidad cayó de su estado natural de perfección espiritual, uno puede casi contar con los dedos de sus manos las corrientes de vida que han trabajado intensa­mente para atraer la atención de la raza humana hacia el Estado Divino. Entonces, casi invariablemente, estos espíritus dedi­cados, se gradúan en la rueda del nacimiento y la muerte a través de su propio esfuerzo auto-consciente dejando el escena­rio de la lucha terrenal a los pocos que han permanecido y que han comprendido su misión y se dedican a seguirla.

Toda labor espiritual de parte de los "Pastores" de la raza es tan eficaz como lo es el sentido de amor dentro de ellos. El único propósito para las normas y reglamentos en cualquier trabajo es el de asistir al agrupamiento de corrientes vitales en la escalera de evolución, pero muchas veces se encuentran que "la palabra destruye" cuando no es correctamente usada, don­de el espíritu debe dar vida.

Los Maestros del Saber siempre se han esforzado en incul­car dentro del estudiante de la Vida, el deseo de cumplir con ciertas leyes que hacen que, para ellos, el progreso sea feliz y productivo. Este es el Verdadero (camino para guiar a las "ovejas" desde las tenebrosas cavernas de la apariencia humana a la Luz del despertar de Dios.

Es muy encomiable el mantener en alto una antorcha encendida para que su luz alumbre la oscuridad del tortuoso camino que conduce del mundo de la oscuridad a la Luz. Pero cuando el "aceite del espíritu" se derrama en una Nueva Lám­para, sabios son aquellos que llenan sus lámparas individuales en esa fuente, debido a que el "suministro" puede secarse en la hora de mayor necesidad. Entonces ¿con qué podremos alum­brar el camino para los Hijos de los Hombres? Muchos indivi­duos se presentan con una lámpara vacía a la hora en que la Luz es más necesitada. Estos no tienen la sustancia (Luz) y no pueden conducir al que lo busca como guía para que lo lleve al verdadero sendero que lo llevará a su eterna liberación.

Es muy noble que un Espíritu Guardián escoja el mante­nerse con su pueblo. Pero hasta Nosotros los de la Hueste As­cendida que vivimos en el corazón de la Armonía, solemos visitar el Sol de Nuestro Sistema para renovarnos en forma tal, que podamos servir mejor a la humanidad, la cual trata insacia­blemente de encontrar el verdadero camino que le dará la liber­tad y romperá todas las cadenas que lo mantienen unido al mundo de la forma.


EL SERVICIO A LA VIDA

En lo que corresponde al servicio a la vida, la mayoría de personas siguen el curso establecido por su corazón y a tal fin el regalo del libre albedrío se les ha dado por la Ley Cósmica. Sin embargo, se encontrará que, mientras más se abre la con­ciencia del hombre a la Luz de la Verdad, más cerca estará de comprender los mandatos establecidos por Aquellos que han transitado el Sendero de la Liberación antes que él.

Durante la "última Cena" el Maestro Jesús dio al mundo una lección de humildad cuando El le lavó los pies a sus discí­pulos. Aquí nos encontramos con una demostración del hecho de que, el más adelantado siempre servirá a los atrasados. Esta nobleza en el servicio, es siempre imitada por aquellos de la Hueste Liberada de Luz que están sirviendo a una humanidad atada y llena de sufrimiento. En cada lugar fuera del Reino donde existe una especial necesidad de ayuda o en los momen­tos de gran emergencia, siempre se encontrarán estos Hijos e Hijas de Dios, desinteresados, sirviendo a sus hermanos» necesi­tados sin que a ellos se les conozca y sin buscar que dichas per­sonas les den las gracias.

Muchos de estos Maestros del Amor sirven a la vida en las oscuras sombras del plano astral, y muchas veces con sus ma­nos, sacan de allí a corrientes de vida cuyo Karma les obliga a morar en él. También transmutan las creaciones, con aparien­cia humana, que se han acumulado a través de los muchos siglos del mal uso de la energía de la vida pura de Dios. Otros sirven en lugares más profundos, en las tinieblas, donde muy raras veces la luz penetra, esforzándose por aliviar a través del Amor y la Misericordia la deuda Kármica de las almas que sufren.

Esos Seres desinteresados son Seres Emancipados, muchos de los cuales una vez habitaron la Tierra en su revestimiento de carne, y que a través de su obediencia a la Ley Cósmica de la Vida auto-abnegación y servicios, alcanzaron su liberación eterna y que, sin embargo cuando el "Portón del Cielo" fue abierto ante sus ojos, voluntariamente rechazaron la Gloria y la Felicidad que tanto merecían para servir a sus sufrientes hermanos en cualquier lugar que el Karma de ellos los colocara.

En el caso de que el hombre espiritualmente despertado, se encuentre todavía en su forma humana, la Misericordia de la Vida le ofrece la oportunidad de servir a sus compañeros hasta donde la totalidad de sus conocimientos y capacidad le permitan, mientras todavía quede alguna energía sin redimir que tenga que ser eliminada. Este servicio es medido por la Ley Cósmica en contra de su deuda Kármica y de esta forma le es permitido balancear su deuda a la vida en unos pocos años, lo cual, siguiendo el curso ordinario de los eventos, le tomaría muchas encarnaciones eliminar. Por lo tanto en su servicio a la vida bajo el auspicio de la Dispensación del Séptimo Rayo, el individuo que sirve a sus semejantes es el que más se beneficia. Como el Maestro Jesús dijo: "Mayor amor que éste, el de dar su vida por un amigo, ningún hombre ha tenido".

ESFUERZO COOPERATIVO


La conciencia humana es impredecible. Algunas veces se sale del sendero que ella ha escogido mediante su libre albedrío para, luego de muchos pesares y desasosiegos, eventualmente encontrar de nuevo el recto y seguro Sendero que lo conduce a la Vida Eterna. VA Canal de la Verdad también da vueltas innecesarias, pero de la Fuente Cósmica siempre fluye el Agua Viviente que ha nutrido la naturaleza espiritual de la humani­dad y si se cierra una puerta de este Manantial, el Agua de la Vida correrá a través de otro canal que será aportado por la Vida. Nunca dejará de correr, impulsado por el Amor de Dios, que busca siempre el alcanzar y expandirse a través de sus Hijos. Esta Agua de la Vida también es impulsada por el mag­netismo del alma de los hombres cuyo deseo del Conocimiento no puede dejar de ser satisfecho.

¿No han visto ustedes cómo un riachuelo cuyo curso ha sido bloqueado por algún obstáculo, altera su rumbo y traza un nuevo canal para llegar a su destino final? Esta es la natura­leza de la Vida —el nacimiento y la muerte— el alza y baja de las mareas —la inhalación y la exhalación— y no existe forma, mediante la cual pueda interferirse el flujo natural del ritmo de la vida.

El sol no puede limitar su brillo a un solo rayo, ni tampo­co el Amor de Dios a una Conciencia humana. El alma de los hombres es la preocupación de los Maestros del Saber —todos los hombres, negros, blancos o amarillos, en todos los países—, porque de la Llama que arde en sus corazones vendrá la ilumi­nación que hará de esta Oscura Estrella un Brillante Sol de Libertad.

A través de la expansión de su Luz, el Gran Señor, el Sanat Kumara, podrá regresar a su Morada en Venus, después de siglos de exilio voluntario en este planeta, donde, descono­cido y sin reconocimiento excepto por parte de unos pocos, El ha completado con la Luz de su Corazón el balance necesa­rio que es demandado por la Ley Cósmica para que cualquier estrella o planeta ocupe su lugar en algún sistema solar. Nuestra Tierra se ha mantenido muy por debajo de su cuota desde "La Caída del Hombre" hasta nuestro tiempo y si no fuera por este Gran y Poderoso Amigo, que está continuamente balanceando el déficit en la generación de Luz, este planeta se habría destruido hace mucho tiempo.

Ahora, sin embargo, desde que cierto número de huma­nos ha respondido a nuestra llamada para la expansión de una mayor cantidad de Luz, Nosotros esperamos que a través de nuestros esfuerzos cooperativos más y más seres humanos se despierten a su responsabilidad de liberar más de la energía armoniosa para que podamos cumplir con nuestra cuota de Luz demandada por la Ley Cósmica y que nuestro Gran Bene­factor sea liberado de su labor impuesta por sí mismo y cum­plamos nosotros con nuestras correctas obligaciones.

Venus y la Tierra están destinados a pasar por unas seve­ras iniciaciones, en un no muy lejano futuro, y es imperativo que Sanat Kumara esté en su Planeta cuando éste pase por su crucial experiencia. Es también muy obvio que El no abando­nará la tarea (que El voluntariamente se ha impuesto de respal­dar a la Tierra y a sus moradores hasta que ella pueda cumplir con las demandas de la Ley Cósmica.

No es sorprendente que los Hijos del Cielo, estando ente­rados de esta condición Cósmica, estén haciendo esfuerzos extraordinarios a través de sus energías combinadas para des­pertar a la humanidad del letargo de sus sentirlos a un punto en que ellas pueden reconocer la posición seria en que este Planeta, que es realmente su hogar, se encuentra en este Mo­mento Cósmico y que al comprender, se unan en la totalidad de sus esfuerzos en la tarea de expandir la Luz, lo cual no solamente liberará al Amado Sanat Kumara sino que le asegu­rará a la Tierra su correcto lugar en nuestro sistema debido a su Luz, a su Canción Cósmica y a su contribución a la Melodía de las Esferas.

LA LEY DEL PERDÓN


Una pregunta que me es frecuentemente hecha es sobre cuál es la actitud propia a tomar cuando uno descubre una proyección cargada de ira, odio o cualquier otro intento malé­fico en contra de sí mismo o quizás sobre otra persona que no esté consciente del ataque.

En casos de esta naturaleza Yo siempre he pensado que el procedimiento más misericordioso y lleno de Inteligencia Divina es el de inmediatamente asir esa energía mental y rodearla completamente con la Llama Ardiente Consumidora y de esta forma limpiarla y purificarla antes de que ella pueda tomar forma de alguna clase de manifestación destructiva y regresarla a su punto de origen. Luego Yo invocaría al Ser Crístico de aquel que la proyectó pidiéndole que ilumine esa conciencia para que entienda y revoque el error en su actuación.

Son las creaciones malévolas de los terrestres las que, cuando se encuentran, crean esas grandes marejadas que despi­den destrucción y forman los tomados, huracanes, terremotos y toda clase de manifestaciones tenebrosas que la conciencia humana se place en llamar "accidentes" y que son realmente la respuesta del Reino Elemental a tales creaciones.

Es un acto de gran mérito el invocar la Llama Ardiente Consumidora para que elimine todos los vértices de maldad y busque mediante su Consciencia Omniscente a los generadores de esa energía descualificada, consuma todos los impulsos que las motivan y transmuten por el Poder de su Llama, toda la apariencia malsana que han creado.

Nada se gana enviando la energía mal cualificada tal como está, a su creador. El propio acto de mala cualifícación por alguien prueba que él ignora la naturaleza Divina de toda ener­gía y está muy necesitado de la aplicación de la Llama Ardien­te Consumidora del Amor y Misericordia, en vez de una aplica­ción de la maldad que sería causada por el regreso de su energía negativa antes que ésta fuera purificada sin la adición a la misma del resentimiento del testigo.

El persistente y consistente uso de la Purificadora y Con­sumidora Ardiente Llama del Amor Liberador finalmente sacará a la corriente vital de su actual acumulación de discordia que le forma un Karma y de sus limitaciones. También edificará una Muralla de Luz impenetrable alrededor del que la usa, manteniendo fuera la discordia que está continuamente flotando en la atmósfera, causada por la emanación de otros. Cuando una perfecta armonía es evidente en la vida diaria del individuo, entonces se podría decir que él usa la Misericordiosa Poderosa Llama Purificadora de Dios suficientemente.

Aquí, Yo debo recordar al estudiante que los Centros Creativos (pensar y sentir) en la conciencia, deben ser usados en moldear la Luz Universal de manifestación y sustancia que ellos requieren para reemplazar las apariencias y a disolverlas.

No existe otro medio para la visualización del pensamien­to y sentir positivo, que se forme y manifieste como correcto en toda clase de descripción. Las generalidades no son específi­cas. Cuando Nosotros deseamos, por ejemplo, precipitar una cena, cada pedazo de pan, cada uno de los frutos, están diseña­dos dentro de la conciencia. Nuestra vida es un aliento dentro de la Sustancia de Luz, para formar un diseño y no es hasta que éste esté completado que se lleva al mundo de la forma. Así es con todo aquel que escoge el disfrutar las bellas manifes­taciones en el plano tridimensional.

Experimenten con sus facultades creadoras. Yo hice esto durante muchos años antes de que Yo obtuviera mi completa emancipación de las limitaciones de la conciencia humana. Escojan un diseño simple y moldéenlo de la Sustancia de Luz. Entonces cuando ustedes tengan la forma manifestada en sus manos ustedes tendrán más confianza en el poder de su propia energía de la vida, para crear y sustanciar los deseos de su cora­zón, dentro de su propia esfera de influencia y en el obtener su propio poder de gobernarse.

Observen el siguiente dicho: "CONOZCAN, OSEN, HA­GAN Y CALLEN". Esto conduce al éxito.

¡ SERÉIS LIBRES A TRAVÉS DE MI AMOR!

C. de S. G.


DECRETOS DEL SÉPTIMO RAYO

(EL RAYO VIOLETA)


(para sellar el Templo y Ios Chakras) Fuego Violeta

Corazón

¡Fuego violeta, divino amor,

arde dentro de este mi corazón!

Sóis clemencia verdadera siempre,

Manténme siempre contigo en comunión.

Cabeza

YO SOY luz, tú Cristo en mí,

libera mi mente para siempre;

fuego violeta, brilla por siempre

en lo profundo de mi mente.

Dios que me das eI pan cada día,

de fuego violeta mi cabeza llena,

hasta que Tu celestial resplandor,

de mi mente baga mente de luz.

Mano

YO SOY la mano de Dios en acción,

logrando victorias todos los días;

la satisfacción más grande de mi alma pura

es caminar por la Vía Media.


PERDÓN

YO SOY el perdón, aquí actuando, toda duda y temor expeliendo, los hombres para siempre liberando con alas de victoria cósmica.

YO SOY el que invoca con pleno poder el perdón a toda hora, a toda vida y a todo lugar y mundo con la gracia del perdón.

LLAMA VIOLETA

En nombre de mi Amada Presencia de Dios "YO SOY" en mí, YO te bendigo (3) en nombre de mi Amado Ser Crístico dentro de mi Corazón y en nombre del Amado Maestro Jesús, invoco al Amado Maestro Ascendido Saint Germain, al Amado Arcángel Zadkiel, al Amado Arturo, a todos los Angeles y a toda la Enti­dad que preste Servicios en la LLAMA VIOLETA TRANSMUTADORA, a que vengan (3) enciendan (3) un poderoso Rayo de Luz de la LLAMA VIOLETA TRANSMUTADORA en, a través y en contorno mío, en cada célula, átomo, electrón de mis cua­tro vehículos inferiores y de mis seres queridos, todos mis her­manos humanos —todo ser en evolución, el mundo elemental, el mundo animal, a todo ser encarnado y desencarnado, todo el Planeta Tierra, transmutando la causa, efecto, registro y memoria de toda negatividad y disuelvan toda creación imperfecta pasada o presente, de todo o cualquier ser que a nosotros se acerque desde el comienzo de los tiempos hasta que sea necesario.

Amado Maestro Saint Germain, concédeme el don de saber ejer­cer tu poderosa LLAMA VIOLETA para transmutar todo senti­miento negativo de odio, celos, envidia, ira, impaciencia, y los conviertas en PUREZA Y PERFECCIÓN. YO ESTOY EN MI PILAR DE LLAMA VIOLETA; libre de toda creación humana ahora y eternamente sostenida. Gracias Padre, gracias Amada Presencia, Amado Jesús, Maestro Saint Germain, Arcángel Zadkiel y Arturo.



OH SAINT GERMAIN, ENVÍA LLAMA VIOLETA

(El llamado y la comunicación de la Palabra)

Amada, poderosa y victoriosa Presencia de Dios YO SOY en mí, oh inmortal llama autosostentadora del amor de Cristo dentro de mi corazón. Santo YO Crístico de toda la humanidad, amado Maestro Saint Germain, amada Virgen María y amado Jesús el Cristo, amado Maha Chohán, Arcángel Zadkiel, Príncipe Oromasis, todos los grandes seres, poderes y actividades de la luz al servicio de la llama violeta y transmutadora, amado Lanello, todo el Espíritu de la Gran Hermandad Blanca, Madre del Mundo y vida elemental de fuego, aire, agua y tierra:

En el nombre y con el poder de la Presencia de Dios que YO SOY, y con el poder magnético del fuego sagrado investido en mí, yo invoco la poderosa Presencia y poder de todo vuestro ímpetu acumulado de servicio, a la luz infalible de Dios y ordeno que sea dirigido a través de toda mi consciencia, mi ser y mi mundo, a través de mis asuntos, y a todas las activida­des de los Maestros Ascendidos, mundos sin fin. En tu nombre ¡Oh Dios! yo decreto:

1.- Oh Saint Germain, envía llama violeta, atraviésala por lo profundo de mi ser; bendito Zadkiel, Oromasis expandan e intensifiquen más y más.

Estribillo: Ahora mismo resplandece y satura, ahora mismo expande y penetra; ahora mismo libera para ser la mente de Dios ahora mismo y en la eternidad.


2.- Yo estoy en la llama y ahí me quedo, yo estoy en el centro de la mano de Dios yo estoy colmado y emocionado por el tono violeta, yo estoy saturado en todo mi ser.


3.- YO SOY la llama de Dios en mi alma YO SOY el faro de Dios que ostenta la meta, YO SOY, YO SOY el fuego sagrado, siento el flujo de júbilo inspirar.


4.- La consciencia de Dios en mí me eleva al Cristo que veo;

descendiendo ahora en llama violeta, lo veo venir a reinar por siempre.


5.- Oh Jesús, envía Tu llama violeta, santifica la esencia de mi ser;

bendita María, en nombre de Dios expande e intensifícala más y más.


6.- Oh poderoso YO SOY, envía llama Violeta, purifica la esencia de mi ser; Maha Chohán, oh santo ser expande, expande el sol bello de Dios.

Coda: Me toma de la mano para decirme: amo tu alma cada bendito día;

¡oh sube conmigo por los aires, donde brota libertad de toda preocupación! Mientras siga ardiendo llama violeta, yo sé que ascenderé contigo.

Y con plena Fe, conscientemente acepto que esto se manifieste, se manifieste, se manifieste, aquí y ahora mismo con pleno poder, eternamente sostenido, om­nipotentemente activo, siempre expandiéndose y abar­cando al mundo hasta que todos hayan ascendido completamente en la luz y sean libres. Amado YO SOY, Amado YO SOY, Amado YO SOY.


(focalización en el centro del Ser)

LUZ LIBÉRAME

¡LUZ, libérame! (3 veces) ¡LUZ ordena, LUZ ordena, LUZ ordena, ordena, ordena!

¡LUZ exige, LUZ exige, LUZ exige, exige, exige!

¡LUZ aumenta, LUZ aumenta, LUZ aumenta, aumenta, aumenta!

¡LUZ "YO SOY", LUZ "YO SOY", LUZ "YO SOY", "YO SOY", "YO SOY"!

YO SOY UN SER DE FUEGO VIOLETA, YO SOY LA PUREZA QUE DIOS DESEA.


Diez decretos de transmutación

por los Maestros de la Libertad

El mantra de Saint Germain para la Era de Acuario

Variaciones sobre un tema

¡YO SOY un ser de fuego violeta! ¡YO SOY la pureza que Dios desea!

¡Mi familia es una familia de fuego violeta! ¡Mi familia es la pureza que Dios desea!

¡Mi hogares un hogar de fuego violeta! ¡Mi hogar es la pureza que Dios desea!

¡Buenos Aires es una ciudad de fuego violeta! ¡Buenos Aires es la pureza que Dios desea!

¡Argentina es un estado de fuego violeta! ¡Argentina es la pureza que Dios desea!

¡América es un país de fuego violeta! ¡América es la pureza que Dios desea!

¡La Tierra es un planeta «le fuego violeta! ¡La Tierra es la pureza que Dios desea!

Nota:

Ahora con pongan sus propias variaciones sobre este lema. No olviden de nombrar su ciudad natal, su estado su amado país y el mundo. Este mantra también puede dar para seres queridos muy espe­ciales que estén en necesidad: " ¡Juan es un ser de fuego violeta! ¡Juan es la pureza que Dios desea!"


LA LEY DEL PERDÓN

ORACIÓN Y AFIRMACIÓN

Amada, poderosa y victoriosa Presencia de Dios YO SOY en mí, amado Santo Yo Crístico, amado Padre Celestial, amado Gran Consejo Kármico, amada Kuan Yin, Diosa de la Misericor­dia, amado Lanelo, todo el Espíritu de la Gran Hermandad Blanca, Madre del Mundo y vida elemental de fuego, aire, agua y tierra.

En el nombre y por el poder de la Presencia de Dios que YO SOY y por el poder magnético del fuego sagrado investido en mí, invoco la ley del perdón y la llama violeta transmutadora por toda transgresión a la ley de Dios y toda desviación de Sus pactos sagrados.

Restablezcan en mí la mente crística, perdonen mi con­ducta errónea e injusta, háganme obediente a sus preceptos y permítanme caminar humildemente con vosotros todos mis días. En el nombre del Padre, la Madre, el Hijo y el Espíritu Santo, yo decreto por todos a los que alguna vez haya ofendido y por todos quienes alguna vez me hayan ofendido a mí:

¡Fuego violeta* envuélvenos! (3 x)

¡Fuego violeta guárdanos! (3 x)

¡ Fuego violeta libéranos! (3 x)

YO SOY, YO SOY, YO SOY el que está rodeado por un pilar de llama violeta*. YO SOY, YO SOY, YO SOY el que abunda en puro amor por el gran nombre de Dios.

YO SOY, YO SOY, YO SOY íntegro por Tu patrón de perfección tan bello. YO SOY, YO SOY, YO SOY la radiante llama de amor de Dios que desciende gentilmente por el aire. ¡ Desciende a nosotros! (3 x) ¡ Resplandece a través de nosotros! (3 x) ¡Satúranos! (3 x) Y con plena fe. . .



*Las palabras "fuego violeta" pueden reemplazarse por "Llama de misericordia" o por "Llama morada".



YO SOY la llama violeta

Un canto de llama violeta

En el nombre de la amada, poderosa y victoriosa Presencia de Dios YO SOY en mí y de mi muy amado Santo Yo Crístico, invoco a los amados Alfa y Omega en el corazón de Dios en nuestro Gran Sol Central, el amado Saint Germain, la amada Porcia, el amado Arcángel Zadkiel, la amada Santa Amatista, la amada Kuan Yin, Diosa de la Misericordia, los amados Oromasis y Diana, la amada Virgen María, el amado Jesucristo, el amado Omri-Tas, Regente del planeta violeta, el amado Gran Consejo Kármico, el amado Lanelo, todo el Espíritu de la Gran Hermandad Blanca, la Madre del Mundo v la vida elemental de fuego, aire, agua y tierra para que expandan la llama violeta en mi corazón, purifiquen mis cuatro cuerpos inferiores, transmuten toda la energía erróneamente calificada que alguna vez haya impuesto a la vida, destellen el rayo curativo de la misericordia a través de toda la Tierra, los elementales y toda la humani­dad, y respondan a este mi llamado, infinitamente, ahora y siempre:

YO SOY la llama violeta que actúa en mí ahora YO SOY la llama violeta

sólo a la luz venero YO SOY la llama violeta

en poderosa fuerza cósmica YO SOY la luz de Dios

resplandeciendo a toda hora YO SOY la llama violeta

brillando como un sol YO SOY el poder sagrado de Dios

liberando a todo hombre

Y con plena fe...

La parte principal de este decreto puede cantarse a la melodía de "Santa Lucía", repitiéndose las dos últimas alineaciones de YO SOY.



FIAT PARA LA SAGRADA LUZ DE LA LIBERTAD POR SAINT GERMAIN.

(un fíat para el planeta tierra)

¡Poderosa luz cósmica, mi deslumbrante Presencia YO SOY, proclama la libertad por todas partes; en orden y con control divino yo hago íntegras todas las cosas!

¡Poderosa luz cósmica, detén las hordas desaforadas de la noche, proclama la libertad por todas partes; con justicia y servicio fiel yo vengo, oh Dios, a Ti!

¡Poderosa luz cósmica, YO SOY el poder prevaleciente de la Ley, proclama libertad por todas partes; magnificando toda buena voluntad YO SOY la libertad que sigue viviendo!

¡Poderosa luz cósmica. endereza ahora todas las cosas, proclama libertad por todas partes: todo procederá en la victoria del amor, YO SOY la sabiduría que todos conocerán!

YO SOY la santa luz de la libertad nunca mas sin esperanza, YO SOY la santa luz de la libertad que comparto por siempre. ¡Libertad, libertad, libertad, expande, expande, expande! ¡YO SOY, YO SOY, YO SOY. para siempre YO SOY la libertad!


Espiral radiante de llama Violeta (mandato a la llama)

En el nombre de la amada, poderosa y victoriosa Presencia de Dios YO SOY en mí, mi Santo Yo Crístico, el amado Lanelo, todo el Espíritu de la Gran Hermandad Blanca, la Madre del Mundo y la vida elemental de fuego, aire, agua y tierra, yo decreto:

¡Radiante espiral de llama violeta, desciende y resplandece ahora en mí! ¡ Radiante espiral de llama violeta, libera, libera, libera!

¡Radiante llama violeta, oh ven, impulsa y resplandece tu luz a través de mí! ¡Radiante llama violeta, oh ven, revela el poder de Dios para que todos vean! ¡Radiante llama violeta, oh ven, despierta la Tierra y libérala!

¡ Resplandor de la llama violeta, estalla y hierve a través de mí! ¡Resplandor de la llama violeta, expande para que todos vean! ¡Resplandor de la llama violeta, establece avanzada de misericordia aquí! ¡Resplandor de la llama violeta, ven, transmuta todo miedo ahora!

Y con plena fe, conscientemente acepto que esto se mani­fieste, se manifieste, se manifieste (3 x) aquí y ahora mismo con pleno poder, eternamente sostenido, omnipotentemente activo, siempre expandiéndose y abarcando el mundo hasta que todos hayan ascendido completamente en la luz y sean libres. ¡Amado YO SOY, amado YO SOY, amado YO SOY!


LA LLAMA VIVIENTE DE LA LIBERTAD CÓSMICA
En el Nombre de la Amada Victoriosa Presencia de Dios, YO SOY en mí, mi Amado Ser Crístico, Amado Príncipe Oromasis y Diana, Amado Lannello El Espí­ritu Entero de la Gran Hermandad Blanca y la Madre del Mundo, la vida elemental del fuego, aire, agua y tierra, nosotros decretamos:

Yo soy la Llama Inmortal de la Libertad Cósmica. Yo demando que todas mis energías, se sometan a la Gran Llama de Dios, dentro de mi corazón. Yo demando que todo lo que no sea de la Luz, sea transmutado y cambiado, y que yo sea abundancia de todo lo que Yo ya Soy, porque:

Yo Soy la completa expresión de Dios, Yo Soy la llama viviente de la Libertad Cósmica, Yo soy el júbilo de Dios que pasa a través de mis cuatro cuerpos inferiores, y desciende, des­de el Corazón de Mi Presencia, para darme Libertad ahora.

Yo Soy el elevante Poder del Espíritu de la Luz y Fuego, El cual me eleva a la Victoria de mi ascención y es el completo impulso de victoria reunido de los Santos, de los seres Ascendidos de todas las edades, para ascender otra vez, al mismo Corazón de Dios.

Alabemos al Señor YO SOY EL QUE YO SOY.


La llama de la libertad habla

por Saint Germain

"El fuego flameante que brilla de noche"

La llama de la libertad habla —la llama de la libertad dentro de cada corazón. La llama de la liber­tad dice a todos: apártense ahora y sean un pueblo separado y selecto, elegido por Dios— hombres que han acertado en su elección, que han determinado unirse a la suerte de los inmortales. Estos son los que con gesto de determinación han dicho:

Jamás me rendiré

Jamás retrocederé

Jamás me someteré

Llevaré la llama de la libertad hasta mi victoria

Llevaré esta llama con honor

Sostendré la gloria de la vida en mi nación

Sostendré la gloria de la vida en mi ser

Ganaré mi ascención

Desecharé todo ídolo y

Desecharé el ídolo de mi yo exterior

Tendré la gloria de mi inmaculado yo divinamente concebido manifestándose en mí YO SOY la libertad y Estoy resuelto a ser la libertad YO SOY la llama de la libertad y Estoy resuelto a traerla a todos " . YO SOY la libertad de Dios y El es verdaderamente libre YO SOY liberado por Su poder y Su poder es

supremo. Estoy cumpliendo las intenciones del reino de Dios.



La llama viviente de la libertad cósmica

tomado de un dictado del Príncipe Oromasis

En el nombre de la amada, poderosa y victoriosa Presencia de Dios YO SOY en mí, mi Sayo Yo Crístico, amados Helios y Vesta, Saint Germain, Lord Zadkiel, amados Príncipes Oromasis y Diana, amado Lanelo, todo el Espíritu de la Gran Hermandad Blanca, Madre del Mundo y vida elemental de fuego, aire, agua y tierra, yo decreto:

¡YO SOY la llama inmortal de la Libertad Cósmica! ¡Yo exijo que todas mis energías en concentración exterior se sometan a la gran Llama de Dios en mi corazón! ¡ Yo exijo que toda condición externa se someta al control eficaz de Dios!

¡Yo exijo que todo lo que no es de la Luz sea transmutado y cambiado y que yo sea la plenitud de todo lo que desde siem­pre YO SOY!

¡Porque YO SOY la plena perfección de Dios! ¡YO SOY la Llama viviente de la Libertad Cósmica! ¡ YO SOY el vivaz y danzante júbilo de Dios que pasa a través de todos mis cuatro cuerpos inferiores y desciende del corazón de mi Presencia para darme mi Libertad ahora! ¡ YO SOY el ascendente poder del Espíritu de luz y de fuego que me eleva a la victoria de mi ascensión y es todo el ímpetu acu­mulado de la victoria de los santos y seres ascendidos de todos los siglos, para ascender de regreso al corazón mismo de Dios y a Su consciencia inmortal! ¡Oh, Dios ayúdame!

Y con plena fe conscientemente acepto que eslo se manifieste, se manifieste, se manifieste (3 x) aquí y ahora mismo con pleno poder, eternamente sostenido, omnipotente activo, siempre expandiéndose y abarcando el mundo hasta que todos hayan ascendido completamente en la luz y sean libres. ¡ Amado YO SOY. Amado YO SOY. Amado YO SOY!


AFIRMACIONES DEL ARCÁNGEL ZADKIEL

1. YO SOY la penetración de la poderosa Llama de la Libertad.

2. YO ESTOY cargado con el fervor de Dios para la libertad del ser Humano.

3. En el NOMBRE DEL CRISTO, YO TOMO EL CETRO DE PODER de la Llama de mi corazón.

4. YO SOY UN PODEROSO PILAR DE FUEGO que será una estrella que guía a los seres humanos.

5. YO SOY la aceleración de la Libertad en mi ser.

6. YO SOY UNA SEÑAL para la Libertad del Fuego Violeta en el mundo de la forma.

7. YO SOY LO QUE YO SOY.

8. YO SOY LIBRE.

9. YO SOY EL ÚNICO INDIVISIBLE.

10. YO SOY la glorificación de Su Presencia, y yo avanzo para hacer Su Santa Voluntad.

11. YO SOY la manifestación de Dios.

12. YO SOY UN SOL. YO SOY UN SOL EN SI! ESPLENDOR, como una Poderosa Luz y señal de Esperanza para todos los que sigan mi sendero.

AFIRMACIONES


1. YO SOY el Arquetipo de Perfección.

2. YO SOY el heredero del Reino de Dios.

3. YO SOY el conocimiento de la Llama Violeta, capaz por el Poder de Dios de transmutar toda substancia ensombrecida, en la Pureza de la Gran Luz Cósmica.

4. YO SOY la inmensidad del Espíritu de la Luz.

5. YO SOY el significado de la Libertad infinita.

6. YO SOY el conocimiento de la Gloria de Dios.

7. YO SOY el estado de bendición del Espíritu Santo.

8. YO SOY el bendito sentimiento de la felicidad de Dios a través de mi mente y mi corazón.

9. YO SOY la Libertad de toda limitación.

10. YO SOY la Libertad de todo temor.

11. YO SOY la Libertad de toda preocupación.

12. YO SOY la realización plena de mi alma y ser total, en las manos de Dios Infinito.

13. YO SOY libre de todo sentido de crítica, condenación o jui­cio de cualquier individuo.

14. YO SOY el reconocimiento del intento de Dios de liberar la Tierra.

15. YO SOY la consciencia de la Divina Consciencia.

16. YO SOY la Libertad de Dios en manifestación.

17. YO SOY la Felicidad de Dios en manifestación.

18. YO acepto mi Libertad ahora.

19. Padre en tus manos encomiendo mi espíritu.

20. YO SOY la Compasión del Cristo Cósmico.

21. YO SOY la efusión del Cristo Cósmico dentro de la civili­zación.

22. Oh bendita Llama Violeta, AVANZA (3 veces)

Oh bendita Llama Violeta, AHORA LIBERA (3 veces)

Ayuda a los hombres a ver.

Que Dios mismo dirige la Llama.

El poder de la Verdad Libera.

El poder de la Luz que hace al alma,

inspirar el aire que él,

el Cristo Cósmico envió.

EXPANSIÓN DE LA LLAMA VIOLETA

Llama Violeta del Corazón de Dios (3 veces) Expande tu misericordia a través mío (3 veces) Llama Violeta del Corazón de Dios (3 veces) Transmuta todo amor por el rayo del perdón (3 veces) Llama Violeta del Corazón de Dios (3 veces) ¡ILUMINA! para estar todos en la acción (3 veces) Oh Llama de la Misericordia para siempre vibra Limpia a la Tierra por el Comando de Cristo. Tu liberador poder YO DEMANDO AHORA:

TOMA DOMINIO AHORA

A TU LUZ ME INCLINO

YO SOY TU RADIANTE LUZ.

LLAMA VIOLETA TAN BRILLANTE,

AGRADECIDO AHORA POR TU RAYO,

ENVIADO A MI, HOY DÍA.

LLÉVAME COMPLETAMENTE

HASTA QUE TODO SEA TU.

Yo vivo, me muevo y tengo a mi ser dentro de un gigantesco

foco de la victoriosa Llama Violeta de Libertad Cósmica, desde

el Corazón de Dios y nuestro querido y amado Saint Germain,

El Dios de la Libertad por la Tierra quien me transmuta y me

libera por el poder del tres veces tres, de todos los errores que

yo alguna vez haya cometido. Amado YO SOY, Amado YO

SOY, AMADO YO SOY.


Más fuego violeta

por Hilarión


Mi mantra perpetuo El río sin fin de llama violeta

Bella Presencia (Ir Dios YO SOY en 1111, escucha ahora mi decreto:

torna en realidad toda bendición que invoco al Santo Yo Crístico de cada uno y todos.

Haz que la llama violeta de libertad ruede por el mundo pura sanar a todos:

satura la Tierra v su gente también, con creciente resplandor crístico que brilla y penetra.

YO SOY esta acción de Dios en las alturas. sostenida por la mano del amor celestial. transmutando las causas de discordia aquí, removiendo los núcleos para que nadie tema.

YO SOY YO SOY YO SOY el pleno poder del amor de la libertad elevando la Tierra al Cielo en las alturas. Fuego violeta ahora brilla resplandeciendo en viva belleza la luz propia de Dios.

La que adora mismo y por siempre pone al mundo, a mi ser v a toda vida eternamente libre en la perfección de un

Maestro Ascendido. ¡Todopoderoso YO SOY. Todopoderoso YO SOY.

Todopoderoso YO SOY:


¡Oh llama violeta, ven, llama violeta!

El canto de las horas

En el nombre de la amada, poderosa y victoriosa Presencia de Dios YO SOY en mí, mi Santo Yo Crístico, el amado Lanelo, todo el Espíritu de la Gran Hermandad Blanca, la Madre del Mundo y la vida elemental de fuego, aire, agua y tierra, yo decreto:

¡Oh llama violeta, ven, llama violeta,

ahora flamea, flamea y flamea! ¡Oh llama violeta, ven, llama violeta,

para elevar, elevar y elevar!

1) La Tierra y todo lo que contiene. (3 x)

2) A los niños y sus maestros. (3 x)

3) Las plantas y criaturas elementales. (3 x)

4) El aire, el mar y la tierra. (3 x)

5) Has que todos comprendan. (3 x)

6) Bendice a todos por la mano de Omri-Tas. (3 x)

7) YO SOY, YO SOY, YO SOY la plenitud del plan de Dios que se realiza ahora mismo y para siempre. (3 x)

Y con plena fe, conscientemente acepto que esto se mani­fieste, se manifieste, se manifieste (3 x) aquí y ahora mismo con pleno poder, eternamente sostenido, omnipotentemente activo, siempre expandiéndose y abarcando el mundo hasta que todos hayan ascendido completamente en la luz y sean libres. ¡Amado YO SOY! ¡Amado YO SOY! ¡Amado YO SOY!


No hay comentarios:

AQUI TRABAJAMOS..., DURMIENDO ¡ NO MOLESTAR!

¿QUIERES SALIR AQUI? , ENLAZAME

-

ClickComments