.

.

.

.

Google+ Badge

.

EL ARTE OSCURO

↑ Grab this Headline Animator

GOTICO

↑ Grab this Headline Animator

lunes, 8 de junio de 2009

Yidams – La Fuente de Logros

Yidams – La Fuente de Logros

..

Los métodos del Vajrayana apuntan a llevar las apariencias, que nosotros experimentamos generalmente como impuras, a un nivel puro. El punto central de esta transformación es la comprensión de que solamente en el nivel relativo aparecen todos los fenómenos como los experimentamos. En el nivel absoluto, no poseen ninguna existencia real – no son mas que un sueño, una ilusión. Si uno comprende la verdadera esencia de todas las cosas, esto en si mismo deviene la experiencia de su pureza.

Uno no puede transformar las experiencias en puras solo por recitar un mantra con el fin de cambiar los fenómenos. Tampoco es a través de algunas substancias especiales poseyendo poderes tales, o a través de ofrecimientos a algunos dioses que a cambio nos ayudan. Todo esto no tiene nada que ver con lo que ocurre en el Vajrayana. Lo que este es el desarrollar la comprensión de que el mundo de las apariencias no se presenta a si mismo como confusión; es nuestro apego a las cosas el que trae la confusión. Con el fin de experimentar la pureza de todas las cosas, no hay nada mas que hacer que comprender que en el nivel relativo las cosas aparecen debido a varias condiciones y debido a acontecimientos dependientes, pero en el nivel absoluto no son verdaderamente existentes. Estos dos aspectos no están separados el uno del otro.

¿Que significa “apariencias impuras” o “apariencias puras”?. “Impuras” se refiere a nuestra creencia de que las cosa son reales y existen independientemente unas de otras. La creencia de que las cosas son verdaderamente existentes es una visión extrema la cual no es correcta debido a que la verdadera naturaleza de las cosas es la vacuidad. Si uno quiere reconocer la vacuidad de todos los fenómenos uno no puede aceptar solo lo que se le dice. De hecho, sería muy difícil comprender la verdadera naturaleza de las cosas simplemente por hablar o escuchar acerca de ella.

No es la mera apariencia de las cosas lo que trae la confusión, es la manera en que nos relacionamos con las cosas y nos aferrarnos a ellas como reales. Debido a que las cosas en si mismas están vacías, están mas allá de las categorías del surgir y el cesar. El hecho de que aparecen es el aspecto de una auto-expresión no obstruida. Los diferentes métodos del Vajrayana son utilizados con el fin de comprender esto.

Para la practica del Vajrayana, uno necesita la visión de que las cosas solamente aparecen en el nivel relativo pero que en su verdadera naturaleza son realmente no existentes. No obstante, uno todavía cree que las cosas son reales. Estas son las dos perspectivas diferentes, y de lo que se trata es de conectar ambas de manera que no estén constantemente contradiciéndose una a otra. Los diferentes métodos Vajrayana, como por ejemplo la meditación en los aspectos de Buda (Tib.: yidam, lit.: vínculo-mental) y los mantras son usados para llevar estas contradicciones aparentes a un final.

De entre las “tres raíces” del Vajrayana – lama, yidam y protector – es el lama la que es mas importante; el yidam y los protectores son manifestaciones del lama. La mente del lama es el Dharmakaya, la vacuidad del espacio. Los yidams aparecen de el como una expresión de la compasión y claridad inherente de la mente. De este modo no poseen el tipo de existencia verdadera atribuida a los dioses mundanos.

La razón de que los yidams aparezcan en multitud de formas, por ejemplo pacificas o iracundas, es que los discípulos poseen diferentes actitudes, visiones y aspiraciones. Con el fin de encontrar estos diferentes deseos, existen diferentes apariencias de los yidams como expresión de la compasión del lama. Los yidams también aparecen de muchas maneras diferentes con el fin de simbolizar que el espectro completo de nuestro apego a las apariencias impuras es purificado.

Ahora, tenemos una percepción dualista y estamos siempre pensando en categorías dualistas. Por lo tanto, no somos capaces de relacionarnos con el yidam ultimo y necesitamos algo que lo represente. Las muchas formas de los yidams que conocemos por dibujos son en esta forma símbolos para el yidam ultimo. La meditación en las deidades yidam esta dividida en dos fases, la llamada fase de desarrollo (Tib.: kjerim) y la fase de completación (Tib.: Dsogrim). El significado de ello es como sigue.

Todas las apariencias surgen en una dependencia mutua. Algo surge en un cierto momento, permanece por un tiempo y desaparece otra vez. Las dos fases de meditación son usadas con el fin de simbolizar que el principio de surgimiento y desaparición llevado a un nivel puro. El surgimiento de una deidad simboliza que el apego al surgimiento de un mundo experimentado comúnmente es purificado. Las fases de desarrollo poseen diferentes elementos: primero uno se visualiza a si mismo como deidad, luego uno visualiza la deidad en el espacio en frente suyo, uno hace ofrecimientos y alabanzas, etc. La razón de que uno se visualice primero como yidam es lo siguiente: todos nos consideramos como muy importantes. Si ahora alguien nos dice: “realmente eres no existente” entonces esto es difícil de comprender y aceptar para nosotros. En la fase de desarrollo uno trata con ello de una manera en que uno no piensa acerca de si existe o no, sino que uno simplemente ignora esta pregunta y se visualiza a si mismo en la forma de la deidad. Si uno se visualiza a si mismo como la deidad, mientras es consciente de que el yidam es una expresión de completa pureza, el apego a un ‘yo’ desaparece de forma natural.

La visualización del yidam en el espacio enfrente de uno mismo trabaja de manera similar. Ahora nos apegamos a todos los objetos externos que percibimos. En la fase de desarrollo uno imagina la totalidad del mundo externo como el palacio del yidam. El yidam esta en medio del palacio, y todos los seres aparecen en la forma del yidam. Visualizando las apariencias impuras en su forma pura uno vence el apego a ellas.

Por lo tanto, es importante comprender que todos los elementos de la fase de desarrollo tienen un contenido simbólico. Sin esta comprensión, por ejemplo creyendo que la deidad existe verdaderamente, uno solo se confunde a si mismo en la meditación e incrementa incluso la ilusión. Si uno utiliza las distintas fases de desarrollo y completación de los yidams, es importante conocer el significado de sus diferentes formas. ¿Porque, por ejemplo, visualiza uno 16 brazos, cuatro piernas, etc., si en realidad dos son suficientes?. Creer que debemos visualizar esto porque los yidams en realidad tienen esta apariencia seria una equivocación. Creer en la verdadera existencia del yidam es un poco ridículo y muy confuso. En lugar de esto, uno debe comprender que existe algo que es purificado y algo que es un método de purificación. La visualización de un yidam con cuatro brazos, por ejemplo, es un símbolo de purificar nuestra manera general de experimentar las cosas en las así llamadas cuatro categorías. Por ejemplo los cuatro elementos y cualquier otra cosa que creamos que aparece de manera cuádruple. Los tres ojos del yidam simbolizan el vencer nuestra manera de pensar en tres categorías. Por ejemplo los tres tiempos. Lo mismo se aplica a todos los otros detalles de la deidad, todos ellos tienen el significado de purificar nuestro apego común al mundo de nuestras experiencias.

Sin esta comprensión, uno acaba en una meditación llena de falsas ideas. Uno o sostiene que las cosas son verdaderas o que absolutamente no existen. Así es como uno entra en un camino totalmente erróneo, el cual no tiene nada que ver con el Vajrayana o el Budismo como tal. Creer que los yidams existen verdaderamente y no comprender que ellos son símbolos de la purificación de nuestras ideas conceptuales sobre el mundo experimentado tan solo incrementa mas los conceptos. Tiene el efecto de que las ilusiones, que uno ya tiene, se vuelven mas fuertes, las cuales conducen luego a la experiencia de miedo durante la meditación o a la aparición de pensamientos que uno no sabe como tratarlos. Por lo tanto, es muy importante en la practica de meditación, especialmente en el Vajrayana el adquirir la visión correcta.

¿Que apariencia tiene esta visión correcta?. Ella es la comprensión de que la apariencia relativa de las cosas y su realidad ultima son una unidad, que ellas no están separadas la una de la otra y que no se contradicen a si mismas.

Las fases de desarrollo de las deidades-yidam corresponden a la verdad relativa, la manera en que las cosas aparecen. Las fases de completación corresponden al principio de que en estado ultimo las cosas no existen verdaderamente. Al mismo tiempo uno necesita comprender que ambas forman una unidad.

Las fases de completación son utilizadas para evitar el caer en la visión extrema de creer que las cosas son verdaderamente existentes. Las fases de desarrollo impiden la visión extrema de que las cosas absolutamente no existen, que solo son vacío. La comprensión de que ambas forman una unidad da pie a la comprensión de que todas las cosas son la unión de la alegría y la vacuidad. Meditando de esta manera, a través de la aplicación de la practica del yidam, pueden obtenerse los logros relativos y últimos. En este sentido, el yidam es llamado “la raíz de logros”.

Los protectores, “la raíz de la actividad”, pueden verse como la múltiple expresión de los yidams, los cuales son otra vez la expresión de la mente del Dharamadatu del lama. El significado de los protectores, puesto que el Vajrayana en un camino muy profundo, es la de protegerle a uno de las muchas circunstancias conflictivas e impedimentos que puedan aparecer mientras esta en el camino. Uno depende de los protectores para pacificar y eliminar estos impedimentos. Los yidams y protectores son muy importantes en el Vajrayana, sin embargo el lama, la raíz de bendición, es el elemento mas importante. La razón es que solamente a través del lama pueden entrar la bendición y la inspiración en nuestro propio fluir mental.

Todos los elementos que son utilizados en el camino Vajrayana poseen un significado profundo. El cuerpo del yidam es la unión de la apariencia y la vacuidad, el mantra es la unión del sonido y la vacuidad, y la mente es la unión de la consciencia y la vacuidad. Si uno aplica estos elementos a la propia practica, morando completamente en esta consciencia, uno puede dejar el orgullo de la deidad surgir en si mismo. Pero con el fin de hacer esto uno tiene que comprender el significado real de estas cosas. No es simplemente visualizarse uno mismo como deidad, porque por la mera visualización uno no logra esta comprensión.

Los practicantes tienen que comprender tres cosas. La visión es que ambos tipos de realidad construyen una inseparable unión. Para el camino, la comprensión de que el método y la sabiduría son una unidad es importante. Concerniente al fruto, uno necesita la comprensión de que los dos kayas que son logrados son una unidad. Especialmente cuando se practica el Mahamudra o Maha Ati, la comprensión de estos tres elementos es muy importante. De lo contrario, uno no puede realizar el fruto a través de la practica.

¿Que hay del llamado “yidam ultimo”?. Chenrezig (Ojos Amorosos) por ejemplo aparece en una forma muy especifica, con cuatro brazos, etc. No obstante, este no es el aspecto ultimo de este yidam, es tan solo la manera en la que el aparece. El yidam ultimo es la consciencia de que la expresión de Chenrezig es la compasión de todos los Budas.

La forma de Dorje Phagmo (Canal Diamantino) posee una forma simbólica. El Dorje Phagmo ultimo es que el espacio de los fenómenos es la mas alta sabiduría trascendente , la madre de todos los Budas la cual da nacimiento a todos los Budas. Ella es el paramita de la sabiduría.

No hay comentarios:

AQUI TRABAJAMOS..., DURMIENDO ¡ NO MOLESTAR!

¿QUIERES SALIR AQUI? , ENLAZAME

-

ClickComments